FP Deporte

Bicis Eléctricas: Han Llegado Para Quedarse

Alejándro Romero Serra
Bicicleta eléctrica

Ya están aquí, cual invasión extraterrestre, las bicis eléctricas. Ya han llegado, y parece que con la clara intención de hacerse un hueco importante dentro del deporte del ciclismo. Pero, antes de nada, hay que empezar dando unas referencias claras, porque es muy probable que muchos penséis ¿y qué diablos es una bicicleta eléctrica?

Las bicicletas eléctricas son el nuevo modelo de bicicletas que incorpora un pequeño motor, que tiene como función ayudar o incrementar tu potencia. Así se intenta encontrar una nueva forma de disfrutar de la bicicleta, ya sea para divertirte en el campo o moverte por la ciudad de forma más cómoda, como nuestros alumnos de TECO.

BICICLETAS ELÉCTRICAS

Dentro de las características más básicas e importantes, hay que recalcar que, al ser consideradas bicicletas convencionales, y no motocicletas, las bicicletas eléctricas deben cumplir con una normativa clara y concisa de la Comunidad Europea. Estas serían:

  • Debe ser una bicicleta con pedaleo asistido.
  • Motor eléctrico que no sobrepase los 250 W.
  • Velocidad máxima 25 km/h – es decir en este momento el motor deja de funcionar.
  • No pesar más de 40 kg incluyendo la batería.

Si se da el caso de que se superan estas características, estarían obligadas a cumplir con la normativa que les corresponda; se considerarían ciclomotores eléctricos. Si superan los 45 Km/h o los 4.000W de potencia de motor entrarían dentro de la categoría de Motocicleta Eléctrica.

TIPOS DE BICIS ELÉCTRICAS: E-BIKES Y PEDELEC.

Las bicicletas eléctricas que actualmente se está comercializando, podríamos dividirlas en dos grupos. Es importante aclarar esta cuestión ya que podemos caer en el error de meterlas todas en el mismo grupo, cuando hay diferencias significativas. Por un lado, están las pedelec y por otro las e-bikes.

  1. Las pedelec son las bicicletas de pedaleo asistido, cuyo motor no funciona si no se pedalea. Son las más populares. Están limitadas a 250W de potencia y con corte de asistencia en 25 Km/h. Dentro de éstas, existe una subcategoría denominada Speed-Pedelec, con motores más potentes y asistencia hasta los 45 Km/h.

Es decir, aun siendo eléctricas, el “principal” motor de estas bicis sigue siendo el factor humano. Ya que tienen que seguir siendo propulsadas por nuestro cuerpo, solo que siendo asistido o ayudado por un motor eléctrico. Hay que pedalear para que el motor nos ayude, de otra forma este se desactiva. No tenemos acelerador, así que nuestro esfuerzo va a seguir estando presente.

  1. Las e-Bike: es la bicicleta cuyo motor funciona al activar un acelerador, independientemente de que se esté pedaleando o no.

Por lo tanto,  teniendo estos dos tipos de bicicletas, es muy probable que aun habiendo una diferencia clara, es muy probable que en este caso se produzca una metonimia más dentro de la historia, y nos encontremos finalmente con que a todas se las llame e-bikes.

La moda de las bicis eléctricas

NORMATIVA

A todos probablemente nos esté surgiendo la pregunta más recurrente, ¿Es legal circular con ellas por el monte? Pues como ya hemos comentados anteriormente, al ser consideradas bicicletas convencionales a todos los efectos, se ven afectadas y reguladas por las mismas leyes y normativas. Así que no hay ningún problema; podrás circular por vías públicas o por el monte, tal cual lo harías con una bici “normal”, con el mismo derecho para utilizar pistas y senderos y respetando las restricciones para bicicletas en caso de que las hubiera.

Hay que tener muy claro a la hora de la compra las características de las e-bikes, si compramos una que no tenga el pedaleo asistido, el establecimiento de compra nos debe facilitar toda la documentación necesaria para la matriculación, puesto que sería considerada como un ciclomotor.

DATOS DE VENTAS

La irrupción de este tipo de bicicletas va a cubrir un nicho de mercado que tiene gran cantidad de clientes potenciales. Como muestra de ello, nos pueden servir una serie de datos que nos hacen ver la magnitud que están alcanzando en el mercado mundial y europeo.

En el año 2015 los números respecto a las ventas de bicicletas y coches fueron de 120 millones para las bicicletas, por los 62 millones de los coches.

En España, en 2016 se vendieron más de 40.000 bicis eléctricas, lo que supone un 63,66% más que el año anterior.

En un reciente informe de Navigant Research, se analiza la aceleración del mercado mundial de las bicicletas eléctricas de pedaleo asistido. Según este informe, en 2016 las ventas de bicicletas eléctricas alcanzaron, en todo el mundo los 35 millones de unidades.

Queda claro pues que la mejora de la tecnología de este tipo de bicis eléctricas está logrando que el futuro usuario tenga cada vez más claro que su elección debe ser una bicicleta eléctrica. A ello ha contribuido el que las baterías de iones de litio estén dando como consecuencia bicicletas eléctricas más ligeras, más baratas y cada vez más similares a las bicicletas tradicionales.

¿PARA QUIÉN?

Llegado a este punto, debemos saber que el ciclismo es una actividad deportiva que requiere de unas capacidades mínimas para poder hacer frente a los desniveles que cualquier ruta tiene.

Ya sea en montaña, carretera o en ciudad, la bicicleta nos va a requerir de un gasto energético considerable. Este hecho es uno de los factores que hacen de esta, una actividad física saludable. Además del beneficio ecológico que ello tiene. Y para ello las bicicletas eléctricas son un medio que llevarán a los usuarios donde ellos quieran. Eso sí, solo limitados por las baterías, ya que en el momento en que esta se agota toca “tirar” de un compañero de viaje que suele estar en los 20-22kg, y os puedo asegurar que eso es tarea bastante ardua.

Así que los usuarios de bicicletas eléctricas van a lograr llegar a lugares que antes eran inalcanzables por sus limitaciones físicas. De esta forma las grupetas que se formen a partir de ahora puede que tengan componentes que vayan “motorizados”, lo cual no les va a restar desgaste, solo como hemos comentado, una ayuda adicional en determinados momentos.

Además, los usuarios que ya tienen un nivel avanzado, van a poder explorar senderos, caminos, trialeras etc… que antes no eran factibles. Y no solo en las subidas o llanos, que es donde el desgaste físico es el factor más limitante, en las bajadas se van a experimentar sensaciones parecidas a las bicis tradicionales.

¿Y lo negativo? Lo más probable es que el precio sea algo prohibitivo para muchos; si nos queremos hacer con una mtb de garantías, en la que el peso sea contenido, los materiales duraderos y haga uso de la última tecnología… preparen la chequera para desembolsar de inicio 3.000 €. Si lo que buscamos es algo para ciudad, plegable y demás….. hay opciones por algo más de 500€ que son más que aconsejables.

POSIBLES PROBLEMAS

Un pequeño problema y que muchos pueden pensar que es superfluo, es desde mi opinión, que los riesgos que se pueden dar en el monte cuando se hace uso de los caminos con una bicicleta eléctrica aumentan en determinadas situaciones. Y me refiero con ello a posibles accidentes; todos los que montamos regularmente en carriles y caminos, sabemos de unas normas básicas de circulación no escritas para evitar incidentes y choques. Todo ciclista sabe a lo que me refiero…. Y como ejemplo más claro, las bajadas, y me explico.

Cuando un ciclista realiza la bajada por cualquier zona, suele ir a una velocidad considerable. Sabe que debe ir por la derecha y que en los lugares de poca visibilidad (curvas, rasantes….) debe aumentar la precaución ante otros usuarios del monte. Hasta hoy, lo que nos podíamos encontrar en sentido contrario era a un senderista/as, corredor/es o a otro ciclista/as. Y en esos casos, todos a una velocidad baja. En esta nueva situación, viendo las velocidades a las que pueden realizar las bicicletas eléctricas las subidas, y el cambio que se produce a la hora de trazar las curvas …. pueden darse situaciones en las que dos ciclistas a velocidades altas puedan chocar. Y este ejemplo lo expongo por propia experiencia.

 

Está claro que las eléctricas nos dan una nueva dimensión del uso de las bicis eléctricas y como toda novedad puede tener pros y contras, así como valedores y detractores. Lo que no podemos obviar es que hay que entender esta nueva visión del ciclismo…. Y disfrutarla

¿Quieres más información? ¡Pregúntanos!