FP Sanidad

¿Cuáles son las principales tareas de un técnico en radiodiagnóstico?

Manuel Rodríguez Castillo
Principales tareas del técnico en radiodiagnóstico

Actualmente, la radiología es una especialidad médica que está experimentando muchos cambios debido a las innovaciones tecnológicas producidas en esta área. Dichos avances no solo influyen en el funcionamiento de las infraestructuras sino también en el ejercicio del técnico en radiodiagnóstico, quien tendrá que reciclarse académica y profesionalmente para adaptarse a la evolución en el sector sanitario.

En el campo del diagnóstico por imágenes de las enfermedades se cuenta hoy día con diversas técnicas en radiología que se diferencian en su modo de realización y complejidad, así como en la preparación previa que debe realizarse al paciente. En dichos aspectos juega un papel fundamental el Técnico Superior en Imagen para el Diagnóstico y Medicina Nuclear.

Las competencias asistenciales que desempeñe el técnico en radiología tendrán que tener como objetivo garantizar la máxima calidad y fiabilidad de las mismas. Igualmente, deberá trabajar siempre en estrecha colaboración con el médico radiólogo que es quien, finalmente, interpretará las imágenes obtenidas para realizar un diagnóstico de estas.

¿Qué es Imagen para el Diagnóstico?

El diagnóstico por imagen es una técnica en radiología que permite a los profesionales de la salud observar el interior del cuerpo para encontrar indicios de alguna patología. Dependiendo del tipo de estudio que el técnico en radiodiagnóstico quiera examinar tendrá que hacer una u otra prueba entre las que destacan:

  • Rayos X.
  • Estudios de medicina nuclear.
  • Resonancia magnética.
  • Tomografía Computarizada (TC).
  • Ecografía.

Estos exámenes de imagen para el diagnóstico son procedimientos no invasivos y fáciles de realizar que solo requieren que el paciente permanezca inmóvil por un determinado periodo de tiempo. En algunas se pueden incluir bajas dosis de radiación donde entra en juego también la radioprotección.

¿Qué es la Medicina Nuclear?

La Medicina Nuclear es una especialidad médica que se incluye dentro del diagnóstico por imagen. Esta consiste en aplicar pequeñas dosis de material radiactivo (radiosondas) que generalmente se inyectan en la sangre del paciente para obtener una imagen más específica del interior del cuerpo a fin de identificar cuál es la patogía.

Las técnicas más desarrolladas en este ámbito son: la Tomografía Computarizada por Emisión de Fotón Único (TCEFU) y la Tomografía por Emisión de Positrones (TEP). Dicho sistema de imagen para el diagnóstico es muy eficaz para la detección precoz de enfermedades como el cáncer, problemas cardiovasculares o desórdenes neurológicos.

Por lo general, estas exploraciones médicas carecen de efectos adversos, pero hay que tener cuidado en que durante el tiempo que se emita la radiación el paciente no entre en contacto con personas especialmente sensibles como mujeres embarazadas, niños o personas inmunodeprimidas.

Funciones del Técnico en Radiología

Para el desempeño de sus tareas el técnico en radiodiagnóstico utilizará tecnologías complejas. Además, sus funciones van mucho más allá que la simple realización de una radiografía convencional. Este facultativo, que trabaja en conjunto con otras áreas hospitalarias, también se ocupa del correcto mantenimiento de las salas de diagnóstico y de los materiales necesarios para el desempeño de los distintos procedimientos.

Por otro lado, sus tareas variarán dependiendo de la técnica en radiología que tenga que desarrollar tanto en clínicas como en hospitales. A continuación se concreta cuáles son esos métodos específicos para diagnosticar lesiones y enfermedades con imágenes de alta calidad y las labores que tendrá que desarrollar este profesional de la salud.

  • Radiografía: mediante el uso de rayos X se muestra la anatomía del cuerpo humano en escalas de grises. En ocasiones, para poder visualizar partes del cuerpo que normalmente no se ven en una radiografía común se puede recurrir al uso de contrastes. Las funciones del técnico en radiología en estos casos comprenden desde la recepción del paciente para la realización del proceso hasta su cuidado y atención durante el mismo. Además, se encargará de manejar los rayos X y obtener las pruebas solicitadas mediante la colocación del paciente en la posición adecuada. En el caso de tratarse de una radiografía con contraste, tendrá que controlar la bomba de infusión si se administra por vía intravenosa.
  • Tomografía Computarizada: consiste en la realización de múltiples radiografías de forma giratoria a todo lo largo del cuerpo. Con estas imágenes el médico radiólogo obtiene una información muy completa de toda la anatomía corporal y puede evaluarla para detectar posibles anomalías. En este caso, el técnico en radiodiagnóstico tendrá que prestar especial atención a la instalación del paciente y a que este permanezca inmóvil durante todo el proceso de obtención de imágenes (20 minutos aproximadamente). También tiene en este caso una gran importancia la labor que desarrollará en el campo de la radioprotección, ya que la cantidad de radiación X necesaria para la realización de esta prueba en comparación a una radiografía convencional es muy superior, con lo que deberá procurar que el paciente se exponga siempre a la dosis mínima necesaria.
  • Imagen por Resonancia Magnética: genera imágenes muy similares a la Tomografía Computarizada, pero con la ventaja de que no se emplea radiación ionizante, por lo que es una técnica totalmente inocua. La IRM está especialmente indicada para obtener imágenes de calidad de partes blandas o no óseas del cuerpo como: el cerebro, la médula espinal, los nervios, los músculos, ligamentos y tendones. Aquí la función del técnico en imagen para el diagnóstico es muy similar a la que realiza en una TC, ya que el paciente debe introducirse también en un tubo que genera el campo magnético y permanecer inmóvil. La principal diferencia es que el usuario debe despojarse de cualquier elemento metálico antes de la realización de la prueba, ya que se generarían interferencias que dificultan su correcto desarrollo. En este caso, el especialista deberá ser muy cuidadoso con este aspecto que es fundamental para la obtención de unas imágenes de calidad.
  • Medicina Nuclear: en esta técnica se emplea un aparato que detecta la radiación (gammacámara) que almacena digitalmente la información generando imágenes que podrán ser interpretadas para el diagnóstico. La diferencia principal con el resto de técnicas descritas es que permite una exploración de los órganos a nivel molecular. En esta ocasión, el técnico realizará la obtención de las imágenes una vez haya transcurrido el tiempo necesario y también será quien se encargará de la manipulación y administración del material radiactivo, prestando especial atención a su adecuada eliminación tras su uso.

Como se ha comprobado en este artículo son diversas las responsabilidades y funciones que tiene el técnico en radiodiagnóstico. Dichos aspectos de la profesión se conocen en profundidad en el Grado Superior de Imagen para el Diagnóstico y Medicina Nuclear a distancia y en la modalidad presencial.

¿Quieres más información? ¡Pregúntanos!