FP Sanidad

¿Por qué estudiar el Máster en Cosmética y Dermofarmacia?

Tipo de piel y de cremas

Dermofarmacia y cosmética para el Técnico en Farmacia y Parafarmacia

En este artículo vamos a explicar la importancia de adquirir conocimientos en el campo específico de la cosmética y la dermofarmacia para el profesional sanitario técnico en farmacia y parafarmacia o auxiliares de farmacia. Este máster además de realizarlo con un enfoque científico, práctico y actualizado, simulando un entorno lo más realista posible, se van a llevar a cabo aquellas situaciones que nos encontraremos diariamente en la farmacia comunitaria ayudándonos para ello de material de última tecnología y los profesionales expertos en la materia.

Actualmente la atención farmacéutica y el servicio ofrecido a los clientes en la oficina de farmacia destacan por su profesionalidad y calidad, tanto en los consejos ofrecidos por los técnicos y farmacéuticos como en los productos que se dispensan.

Trabajar en Dermocosmética está de moda

Hoy en día existe una gran demanda de personal cualificado en el canal de la dermocosmética, que va en aumento exponencialmente, pues este canal hoy en día ocupa un papel fundamental y con mayor potencial en el negocio farmacéutico y parafarmacéutico, experimentando en estos últimos años un crecimiento por encima de los demás canales de distribución en las oficinas de farmacia, cobrando especial relevancia su gestión del punto de venta, la gestión del surtido, el conocimiento en profundidad de la piel y sus patologías, así como manejar las últimas tecnologías empleadas y tendencias del sector.

estudiar dermocosmetica

No debemos olvidar las marcas y laboratorios trabajan en el canal de cosmética en las oficinas de farmacia. Cada una de ellas contiene distintas líneas de cosméticos, con principios activos novedosos cuya finalidad y posibles reacciones y efectos adversos son fundamentales de conocer por el personal sanitario de la farmacia.

En la actualidad, el cliente compra productos cosméticos en la farmacia por:

  • La recomendación de un profesional de la salud y la belleza.
  • La confianza y credibilidad del farmacéutico o técnico de farmacia.
  • La calidad de los productos.

Además, el estudio de la cosmética y la dermofarmacia persigue fundamentalmente abarcar tres objetivos: gestionar las personas, gestionar la información asimilada y gestionar las distintas categorías.

Equipo de trabajo en la oficina de farmacia

Respecto a la gestión de personas se refiere por un lado a los trabajadores de la oficina de farmacia, conocidos como clientes internos, y por otro lado al cliente externo, también denominado usuario. Respecto a los profesionales es vital que estén actualizados formativamente hablando, además de crear conciencia de gestionar un buen equipo de trabajo.

En cuanto al cliente externo se debe tener en cuenta que gracias a internet están informados en las últimas tendencias y que una comunicación efectiva con ellos es básico. Acciones como escuchar al usuario, ser asertivo y captar sus necesidades y costumbres, salir del mostrador y acompañar al cliente a los distintos expositores o lineales y ofrecerle a probar el producto son claves en el éxito de este canal de distribución.

Servicio de venta en Farmacias y Parafarmacias

En cuanto a la ß, lo que persigue es manejar de cada producto que tenemos en la farmacia, para qué se utiliza, cómo se emplea y qué contiene. Esto debe de ir siempre acompañado de un protocolo previamente establecido de venta.

Por último, se abarca la gestión de las categorías que trabajan con la farmacia. En este objetivo podemos diferenciar dos apartados que son la distribución del espacio en cosmética y dermofarmacia y el surtido y su gestión. Es necesario que para trabajar este canal se creen espacios diferenciados en los distintos lineales que existen en la farmacia, dejando un lineal para cada marca.

Estudio de las marcas de dermocosmética

Respecto al surtido es evidente que cuantas más marcas se trabajen mejor y para que dejen mayor beneficio es fundamental trabajar de manera eficiente la rotación de ellos. Los laboratorios que trabajan cosmética suelen tener cuatro líneas o categorías: cosmética dermatológica, generalista, selectiva “Bio” y selectiva o alta cosmética. Lo ideal es acaparar en la oficina de farmacia una de cada línea.

Por todo lo expuesto con anterioridad, estudiar el Máster en Cosmética y Dermofarmacia para el Técnico de Farmacia y Parafarmacia tanto en modalidad presencial como a distancia se antoja como una formación de cara al presente y con mucha proyección futura que va a permitir a los profesionales del ámbito de la sanidad tener una alta inserción en el mercado laboral.

¿Quieres más información? ¡Pregúntanos!