FP Sanidad

¿Por qué es importante la vitamina D para la salud?

Sonia Ordóñez
Vitamina D

La Vitamina D tiene una función esencial en el organismo. Es la encargada de la absorción del calcio para el correcto desarrollo de la estructura de los dientes y los huesos. Además, controla el nivel de fósforo y también se relaciona con un papel protector frente a las enfermedades del sistema inmunitario o el deterioro cognitivo. Las fuentes de la vitamina D son mediante la piel o a través de los alimentos que la contienen.

El confinamiento de una persona por un largo tiempo afecta a los niveles de la vitamina del sol. Este déficit es considerado un factor de riesgo que puede llegar a provocar graves enfermedades relacionadas, generalmente, con la disminución de la mineralización ósea. Igualmente, su carencia también afecta psicológicamente, modificando el estado de ánimo.

Por otro lado, el nivel necesario de vitamina D dependerá fundamentalmente de la edad. Las personas mayores y los bebés tienen mayor dificultad a la hora de adquirir una adecuada concentración de vitamina, por lo que necesitarán una cantidad más alta. Estos y otros aspectos importantes tendrá que tener en cuenta el Técnico en Farmacia y Parafarmacia.

Fuentes de la vitamina D

La principal fuente para la obtención de la vitamina D es la luz del sol. El propio organismo es el encargado de sintetizarla al exponer la piel durante un tiempo a esta energía. Para ello, es suficiente con tomar el sol entre 10 y 20 minutos diariamente en la terraza, ventana o balcón.

Es importante que la exposición sea directa y no a través de un cristal, porque si no la radiación ultravioleta se quedará fuera. Además, será más efectivo si la persona toma el sol en mangas y pantalón cortos. De igual modo, aunque el día esté nublado es importante que entre la luz natural en la casa para mejorar el estado de ánimo y sentirse mejor. A esto también ayudará la realización de actividad física con el objetivo de mantener un buen nivel de vitamina D.

Por otro lado, con una buena dieta se puede adquirir la vitamina D, aunque no se aporte la cantidad diaria recomendada, de hecho hay algunos alimentos que contienen la vitamina. Los principales son el grupo de pescados azules (salmón, atún, anchoas, caballa) debido a su alto contenido en grasas saludables. En algunos casos, como, por ejemplo, el de las sardinas enlatadas, se recomienda también la consumición de la espina, ya que es ahí donde se encuentra un gran aporte de calcio.

Otro grupo que contiene niveles altos de vitamina D son los lácteos y sus derivados (leche, queso, yogur). En esta ocasión, también es recomendable incluir los huevos o crustáceos como gambas o almejas. Igualmente, entre los alimentos de origen no animal se incluyen los hongos, brócoli, tofu y bebida de soja.

Como última opción hay que destacar el uso de complementos de vitamina D para llevar a cabo las necesidades del organismo. Aunque no hay que recurrir a estos suplementos vitamínicos hasta que no se hayan agotado todas las vías anteriores, y siempre se deberá consultar con un especialista, como, por ejemplo, el Técnico en Farmacia y Parafarmacia a Distancia. No obstante, un exceso de la vitamina del sol tampoco es beneficioso, ya que puede perjudicar a la salud por un exceso de calcio en la sangre.

La vitamina D, así como, otras vitaminas son beneficiosas para la salud y ayudará a los seres humanos a estar felices. Si se incluye en la rutina, se mantiene una alimentación equilibrada y se realiza ejercicio físico las personas se sentirán más saludables, con energía para afrontar cualquier situación que se le presente.

¿Quieres más información? ¡Pregúntanos!