FP Sanidad

Desmitificando la donación de sangre

Nereida Godoy y Sonia Ordóñez
DONAR SANGRE ES DONAR VIDA

Respecto a la donación de sangre, pocas personas no conocen hoy en día que la sangre es un tejido orgánico que se puede traspasar de una persona a otra, es decir, trasplantar o donar al igual que se hace con los órganos pero de una manera más sencilla y sin riesgo. De ello se encargan profesionales como el Auxiliar de Enfermería, que conocen las técnicas para llevar a cabo la extracción y almacenamiento de esta sustancia de manera segura.

Actualmente sigue sin haber un 100% de la población que realice donaciones de sangre, y entre las causas puede estar el miedo a donar sangre, que muchas veces procede del desconocimiento. Es por ello que en este artículo se responde a algunos de los mitos más comunes en torno a la donación de sangre, analizando las ventajas o daños que nos puede acarrear el hecho de dar una pequeña parte de nuestra sangre. 

¿En qué consiste la donación de sangre?

Uno de los principales problemas a la hora de tratar con la sangre es que no se puede crear de manera artificial. Por ello, es necesario que las personas la donen de manera altruista para poder ayudar a aquellos lo necesiten y tengan un grupo sanguíneo compatible.

La gestión de la donación de sangre se encuentra entre las funciones que realiza un auxiliar de enfermería y se realiza mediante una técnica muy sencilla, rápida  e indolora. Normalmente, el tiempo que se tarda desde que el paciente entra hasta que sale está entre 30/40 minutos.

El proceso de donación de sangre se divide en cuatro fases:

  1. Recepción del donante. Se recogen los datos del paciente, en el caso de que sea la primera vez que hace donación de sangre se le remitirá a su dirección el carnet de donante. Además, el paciente recibe un documento informativo sobre las actividades de riesgo que pueden afectar a la donación. 
  2. Exploración y cuestionario. Una vez que el paciente ha pasado la recepción, se le tomará la tensión y se realizará un análisis de hemoglobina, si estos resultados salen correctamente el médico le realizará preguntas sobre su historial médico. Este proceso dura alrededor de 10 minutos.
  3. Extracción de sangre. El paciente se sentará en una camilla, donde el enfermero le pondrá una aguja en la zona anterior del brazo. Se extrae 1/10 parte de sangre, organismo, lo que es aproximadamente 450 ml. Este proceso dura entre 5 o 10 minutos. 
  4. Relajación. Una vez que se ha extraído sangre, el paciente tendrá que descansar alrededor de 10 minutos para recuperarse mientras se toma algo de alimento y bebida para conseguir reponerse de la donación y evitar posibles mareos o desmayos.

Tras la donación  de sangre es importante llevar a cabo una serie de actuaciones:

  • Ingerir líquidos, siempre que no sean bebidas alcohólicas.
  • No fumar las dos horas posteriores a la donación.
  • No realizar ejercicio físico intenso.
  • Mantener la compresión del brazo durante una hora.

¿Quién puede donar sangre?

Toda persona que cumpla los siguientes requisitos puede donar sangre:

  • Tengan entre 18 y 65 años
  • Pesar más de 50 Kg.
  • Estar sano
  • Tener una tensión arterial normal
  • No haber tenido cáncer
  • No consumir drogas
  • No haberse realizado un tatuaje en los 4 meses previos
  • No haber sufrido una infección
  • No haber recibido una transfusión de sangre

¿Qué tipo de alimentos debemos tomar después de la donación?

Tras la donación de sangre es recomendable consumir alimentos que recuperen las reservas de hierro y vitaminas como pueden ser:

  • Alimentos ricos en hierro: el hierro es necesario para transportar el oxígeno a los tejidos por lo que, sin éste, el cuerpo no puede mantener o producir glóbulos rojos. Entre este tipo de alimentos podemos encontrar espinacas, carne roja, pescado y nueces.
  • Alimentos con vitamina B2: esta vitamina también es la encargada de producir los glóbulos rojos y ayuda a convertir los carbohidratos en energía por lo que como a veces la donación puede causar pérdida temporal de energía, estos alimentos nos pueden ayudar a una pronta recuperación. Los huevos, los guisantes y las verduras de hoja verde son algunos de los alimentos que contienen esta vitamina.
  • Alimentos ricos en ácido fólico: el ácido fólico ayuda a reemplazar las células que se han perdido durante la donación. El zumo de naranja es uno de los portadores de este ácido.
  • Beber líquido: es recomendable aumentar la ingesta de líquido durante las 24 horas después de donar sangre para así recuperar el volumen de sangre perdido.

Mitos de la donación de sangre

Hay muchos mitos en torno a la donación de sangre que hacen que algunas personas presenten reticencias a la hora de convertirse en donantes. Algunas de las falsas creencias en este ámbito son:

No se puede donar sangre durante la menstruación

La menstruación no debe ser una barrera para aquellas mujeres que quieran ser donantes de sangre, aunque puede ocurrir que durante el periodo se encuentren con el nivel de hierro bajo. En este caso, lo más conveniente es retrasar la donación hasta que se repongan dichos niveles.

No se puede ser donante de sangre con los niveles de azúcar o colesterol altos

Ni el exceso de glucosa ni de colesterol hacen que no se pueda donar sangre. Sin embargo, aquellas personas que sean dependientes de la insulina no podrán ser donantes ya que podría afectar al donante. Por su parte, las personas diabéticas que tomen pastillas para el control del índice glucémico si que podrán donar.

No se puede donar sangre si el donante se ha vacunado recientemente

Esta afirmación no es del todo cierta. Si el donante se ha vacunado de la gripe no presenta inconveniente para donar su sangre. Sin embargo, en el caso de otras vacunas si hay que esperar un periodo mínimo, como es el caso de la vacuna de la hepatitis, en la que el donante deberá esperar siete días, o la varicela, con un periodo de espera de veintiocho días.

¿Se puede donar si se ha tomado ibuprofeno?

Este tipo de medicamento no hace que tengamos que esperar ningún periodo de tiempo para donar, pero si es cierto que otros tipos de medicamentos puede afectar el proceso, por lo tanto, es necesario que si se toma algún medicamento se comente con el médico.

Una persona tatuada no puede donar sangre

Si los tatuajes o piercings se han realizado 4 meses antes de la donación no existe ningún tipo de problema.

Los fumadores no pueden ser donantes de sangre

El ser fumador no impide ser donante, aunque sí se recomienda no fumar durante las 2 horas después de donar sangre para evitar mareos.

Para la donación de sangre hay que estar en ayunas

Esto es falso, ya que  se aconseja haber realizado una comida antes de la donación. 
 
La donación de sangre es de vital importancia para salvar vidas. Por ello, hay que tener en cuenta que cualquier día podemos ser nosotros los que necesiten una transfusión compatible con nuestro grupo sanguíneo, por lo que debemos ser solidarios con los que lo necesiten. Para resolver todas las dudas y mitos generados en torno a esta acción puedes consultar a profesionales sanitarios como el Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería online.

¿Quieres más información? ¡Pregúntanos!