FP Sanidad

Cuidados del recién nacido en el ámbito hospitalario

Miguel González
piernas de un bebé con pulsera identificativa dentro de una incubadora

Muchos recién nacidos presentan determinados problemas tras su nacimiento que les hacen quedarse ingresados en el hospital antes de obtener el alta para irse a casa con sus familias. Generalmente, si no hay complicaciones que requieran que estén en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN), los niños pasan las Unidades de Cuidados Intermedios.

En esta área hospitalaria el Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería cumple una labor fundamental en los cuidados del recién nacido, siendo un momento clave en su adaptación al mundo exterior. En esta unidad ingresan niños procedentes de UCIN, así como de sala de partos y plantas de maternidad. Los motivos de ingreso más frecuentes son: prematuridad (nacidos antes de las 37 semanas de gestación), bajo peso para el tiempo de gestación, hiperbilirrubinemia, hipoglucemias o síndrome de abstinencia, entre otros.

En las Áreas de Cuidados Intermedios se debe tener siempre una incubadora preparada para un ingreso, así como un monitor, o, en su defecto, un pulsioxímetro. También tendremos preparada una toma de oxígeno y de aspiración. El auxiliar de enfermería realizará unos cuidados del recién nacido diferentes según el área del que proceda.

Cuidados del recién nacido procedente de sala de partos

  • En primer lugar, se pasará al recién nacido de la incubadora de transporte a la de la unidad.
  • Una vez en la incubadora de la unidad, se monitorea al bebé.
  • Si se precisa, se procede a la aspiración de secreciones.
  • Se comprueba la temperatura del bebé (la primera determinación se hace rectal, para descartar la existencia de ano imperforado). Esta determinación se hace con el termómetro digital.
  • El recién nacido suele venir pesado de la sala de partos, por lo que el TCAE se encargará de realizar la medición del perímetro cefálico y talla. No obstante, debe comprobarse siempre que haya sido pesado.
  • Se coloca el manguito de tensión para comprobar todas las constantes vitales (FC, FR, SatO2 y TA).
  • A continuación, se realiza la profilaxis ocular (eritromicina oftálmica en crema) y la administración de Vitamina K (1mg = 0,1ml) por vía intramuscular.
  • Si el niño es pequeño, deberá ser colocado en un nido para que mantenga la postura en flexión, y en todos los casos, se dispondrá una tela verde sobre la incubadora para evitar estímulos luminosos que afecten a su descanso.
  • Cuando el bebé está caliente, se realizará la primera determinación de glucemia y gasometría capilares.

Cuidados auxiliares de enfermería al ingreso de un bebé procedente de UCIN

  • Se le coloca en la incubadora.
  • Se le toman todas las constantes vitales al ingreso (FC, FR, TA, Tª).
  • Se pasan las órdenes médicas a la gráfica del bebé.
  • Se procede a registrar el ingreso.

Cómo hacer un registro de enfermería por parte del TCAE

La labor del auxiliar de enfermería no se centra exclusivamente en los cuidados del recién nacido, sino que este profesional también será responsable de gestionar la documentación necesaria para que el registro del paciente se efectúe con éxito. En este caso, el procedimiento es el siguiente:

  • El médico rellenará la hoja de ingreso y el auxiliar de enfermería se encargará de cursarla (en caso de traslado entre unidades, comunicarlo telefónicamente a Admisión).
  • Hay que registrar al neonato en el libro de ingresos anotando todos los datos.
  • También es preciso anotarlo en el libro de las pruebas metabólicas (son las que se realizan a todos los recién nacidos entre el 3º y 4º día de nacimiento, para diagnosticar precozmente una serie de enfermedades endocrino-metabólicas como la fenilcetonuria, hipotiroidismo y fibrosis quística). Para controlar la extracción de dichas pruebas, se anotará en el libro el nombre del niño, la fecha de la 1ª extracción, la fecha de transfusiones de concentrados de hematíes y plasma, y, además, la fecha de la extracción de la 2ª muestra. Este libro se ha de controlar diariamente.
  • Rellenar la cartilla de salud del recién nacido con todos los datos. En ella se guarda la pulsera del banco de sangre en caso de producirse transfusiones. También se anotarán aquí las vacunas que se le administren.

Normas básicas para los cuidados del recién nacido

En la mayoría de los casos, y sobre todo al manipular un neonato con alto riesgo de infección, es preciso seguir el protocolo de mínima manipulación. Éste trata básicamente de evitar manipulaciones innecesarias y de concentrar todas aquellas que sí lo son en un solo tiempo. De esta forma, todos los cuidados del recién nacido, tales como la administración de medicación, inicio de alimentación, aspiración de secreciones o cambio de pañal, es recomendable que coincidan con el momento de la toma de constantes, siendo la mayoría de las veces cada 3 ó 6 horas. Se intentará también que todo este conjunto de actuaciones lo realice una sola persona.

Por otra parte, el personal que realice el cuidado del neonato no deberá llevar anillos, pulseras o relojes, y tampoco esmalte de uñas. También se deberá llevar el pelo recogido y, en la medida de lo posible, se intentará que todo el personal sanitario, realice cambio de uniforme a diario y que lleven elementos protectores como gorro, mascarilla o guantes.

Una vez introducidas las manos dentro de la incubadora, no hay que tocar nada del exterior, en el supuesto que sea necesario, se debe solicitar ayuda a un compañero; y si no es posible, se desecharán los guantes y, tras realizar lo que necesitábamos, aplicaremos alcohol glicerinado en nuestras manos y nos colocaremos unos guantes nuevos. Además, cada niño debe disponer de material para su uso exclusivo. Si existiera la necesidad de compartir algo entre varios neonatos, se limpiará y desinfectará de forma adecuada.

Otro aspecto importante es evitar dejar material (sobre todo el pesado) encima de la incubadora, ya que producen ruidos que alteran el confort del neonato. De la misma forma, se intentará evitar la contaminación acústica innecesaria en la unidad tales como gritos, música alta, alarmas con sonido demasiado elevado, etc. También es importante hacer uso de mantas aislantes específicas para las incubadoras, ya que aíslan bastante del ruido y de la luz.

En conclusión, el papel del Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería a distancia en las Unidades de Cuidados Intermedios es vital para garantizar la correcta evolución de los neonatos, encargándose tanto de la gestión de documentos, como de la higiene y cuidado de los pequeños y su entorno.

¿Quieres más información? ¡Pregúntanos!