FP Sociocultural

La Confianza Es Clave Para Un Buen Clima De Aprendizaje

Javier Imbroda
Chica aprendiendo.

¿Cómo afronta un/a profesor/a del Grado Superior en Educación Infantil su primer día en el aula¿ ¿Cómo ganarse la confianza de su alumnas/os?

EL PILAR FUNDAMENTAL DEL APRENDIZAJE: LA CONFIANZA

La confianza como pilar fundamental en tu método de aprendizaje puede resultar traicionera. Más que confianza, el valor que debe primar en tu sistema de enseñanza es el respeto. Valor que para algunos no existe.  Valor muy descuidado por muchos cuando resulta ser capital para que la interacción entre los humanos sea lo más coherente posible, y no constantes muestras de mala educación y de poco respeto como en múltiples ámbitos podemos apreciar

Todos las perspectivas son importantes

Los centros docentes están conformados por diversos departamentos: desde la jefatura de estudios, pasando por el profesorado, secretaría, administración, marketing, alumnado hasta el personal de mantenimiento. Todos y cada uno de los integrantes que los conforman son protagonistas desde una perspectiva determinada.

Pero, yéndonos al aula donde el profesor desde que entra por la puerta se topa con un grupo de estudiantes (una media de 30 por grupo, en mi caso personal y actual) cada uno de una índole distinta, de edades diversas y de procedencia “X” la situación cambia drásticamente.

Cada profesor desprende una aurora diferente a las primeras de cambio. Profesores más experimentados y con apariencia física, madura y adulta transmiten de primeras un respeto preestablecido; luego está el gremio del profesorado más joven. A pocos años después de adquirir la formación requerida para el desempeño de unas funciones como docente te plantas frente a un grupo de 30 estudiantes impartiendo una asignatura determinada.

¿Qué es lo primero que las cabecitas de cada uno de esos alumnos podrían pensar viendo a una persona joven de apariencia similar a ellos como su profesor?

Infinidad de cosas, cada uno a su manera.

Yo quizás dé con alguno de esos pensamientos tales como: ¿de verdad es éste quién me va a dar clase? o ¿tiene edad éste para impartir clases? 

No hace falta que directamente me hagan esas preguntas (aunque también he tenido momentos en los que sí.  Y por supuesto, siempre con humor). Si no que se puede apreciar perfectamente en los rostros lo que pueden estar pensando.

Esfuerzo ante un reto: ganarte el respeto de tu alumnado

A partir de ahí, todo consta de un camino de mucho esfuerzo  que suele ser desde el mes de Septiembre hasta el mes de Junio. Precioso camino que tendrá sus idas y sus venidas, sus malos y sus buenos momentos, pero que sin duda resultará ser enriquecedor para cualquiera. Desde el punto de vista del Técnico Superior en Educación Infantil a distancia, será reto fundamental el ganarse el respeto. Una vez el respeto entre profesor y alumno se alcanza, tendría cabida la confianza. Nunca debería suceder al contrario.

Es en ese momento cuando el clima de aprendizaje se atenúa. No hay nada más real que lograr la cercanía humana. Profesores o entrenadores, desde el plano deportivo, que pretenden ser meras figuras autoritarias, tecnócratas y eruditos del conocimiento, no llegan emocionalmente a nadie.

La implicación del profesor con sus alumnos

Cuando ese profesor o ese entrenador se acercan preguntándote un simple ¿Cómo estás? ¿Qué te pasa hoy? o “Cuéntame, te escucho”, está directa e indirectamente gestionando emociones. Si además, esa persona transmite seguridad en sus palabras, serenidad en su manera de ser y predisposición de cara, la confianza se alcanza.

Y cuando la confianza en un aula o en un equipo existe, quienes están frente a ti se encuentran cómodos, se enganchan al aprendizaje, se divierten y obtienen resultados.

Proceso muy gratificante para cualquiera. Y quién sea docente o entrenador sabe perfectamente a lo que me refiero.

Sin más, antes de clausurar, conviene recordar lo indispensable que el respeto supone. Ganarse el respeto no es fácil en ningún ámbito. Pero es el reto que todo ser humano ha de insistir en alcanzar, sin dejar de desistir. Hay que ganarse el respeto en el lugar donde trabajes, en un círculo de amigos, en un equipo de fútbol, en un equipo de baloncesto o en la liga del deporte “X” en la que te encuentres federado; inclusive el respeto entre tu pareja y tú.

Valor que se encuentra en estado decadente desgraciadamente por la educación que se forjan en algunas casas y por quienes salen cada día en las pantallas dándonos “lecciones” de cómo hay que hacer las cosas, influenciando en gran medida a las generaciones venideras.

Lo primero es el RESPETO, luego la confianza… entonces todo tendrá sentido en un aula, en una casa, en una oficina, en un equipo…

Pero sobre todo, tendrá un sentido en tu VIDA.

 

¿Quieres más información? ¡Pregúntanos!