Te Orientamos

CÓMO ELABORAR EL CURRÍCULUM VITAE

Rocío Montes

Terminas tu ciclo formativo y piensas: por fin, ¡ya tengo el título!  Y es normal alegrarse ya que hoy en día no se va a ninguna parte sin él. Durante estos años de formación has adquirido todos los conocimientos y las competencias necesarias y ya estás preparado para convertirte en un profesional del sector, -seguro que a ganas y a entusiasmo no te gana nadie. Así que, empiezas a confeccionar tu currículum para mandarlo a esas empresas que ya tienes fichadas desde hace tiempo, pero… ¿por dónde empiezo?, ¿qué pongo?…

Hay tanta información en internet sobre el tema, que es difícil saber qué es válido y qué no. Por ello, vamos a dar algunas pautas para elaborar este documento de manera que resulte lo más sencillo posible y que, además, sea atractivo para las organizaciones que os van a contratar.

CV, ¿por dónde empiezo?

Lo primero es planificar y marcarte unos objetivos. Así que haz autoanálisis previo y pregúntate:

¿Qué puesto de trabajo quiero conseguir?

Hay que definir a dónde se quiere llegar para plantear la mejor ruta a seguir.

¿Qué tienes tú para conseguirlo?

Reflexiona aquí sobre la formación, título o acreditación que necesitas para ejercer en ese sector concreto. Piensa en esas destrezas y habilidades que te hacen más competente en el trabajo.  Éstas son las llamadas competencias profesionales, y muchas las has adquirido a al finalizar tus estudios de formación profesional. Si no lo tienes muy claro, no tienes más que entrar en el portal TodoFP del Ministerio de Educación, donde se detallan las competencias profesionales de cada titulación de FP.

Cambiando de tercio, también hay que ser consciente de tus competencias personales. Éstas no están vinculadas al puesto de trabajo, pero son las que te permiten ser más eficaz.

Y, finalmente, compara si coinciden con la formación y aptitudes requeridas para el puesto.

Img de cómo crear un currículum

Estructura del CV paso a paso

Teniendo claro las premisas anteriores, llega la hora de confeccionar el documento.  Hacer un buen currículum tiene su dificultad. Vamos a empezar por, cómo elaborarlo.

Aunque es conveniente adaptarlo a cada oferta y a cada empresa, el CV sigue una estructura. Los apartados necesarios para la elaboración de un buen currículum son los siguientes:

DATOS PERSONALES

Primero indica quién eres y detalla cómo puede contactar contigo la empresa a la que te diriges. En este apartado algunas personas tienden a poner demasiada información que no es útil (estado civil, DNI, sexo, etc.). Facilitar más o menos datos depende de ti y del puesto a que quieres optar. Lo más importante es dejar bien claro tu teléfono y tu email, ya que estos son indispensables para que puedan localizarte en el caso de que resultes seleccionado y pases a la siguiente fase del proceso de selección, la entrevista. Si tu email de contacto no es muy “profesional”, abre una cuenta de correo nueva para ello.

Después pasamos al cuerpo o contenido del currículo en sí, es aquí donde debes detallar tu educación académica y experiencia profesional. Esta parte es de las más importantes, -¡así que lúcete!-. Tiene que ser clara y directa. Usa un vocabulario que te de profesionalidad y credibilidad, -que se note que eres una persona formada-.

Como acabas de incorporarte al mercado laboral, puedes empezar hablando de tu formación tanto académica, como complementaria.

FORMACIÓN ACADÉMICA

En la esta parte refleja tu título de formación profesional reglada. Incluye las fechas y el centro donde lo ha cursado. Trata de detallar de los estudios más relevantes para el trabajo que deseas.

FORMACIÓN COMPLEMENTARIA

Es aquí donde detallarás los cursos, másteres, talleres, etc. que tengan relación con el puesto. Ten en cuenta que actualmente es muy importante la especialización. La formación académica es la base, pero lo que te hace más visible en el mundo laboral es ser especialista en alguna materia en concreto. Las empresas normalmente buscan profesionales de ramas especificas del sector, es aquí cuando la especialización forma parte de tu marca personal en el mercado laboral.

EXPERIENCIA PROFESIONAL

En este apartado tienes que apostar por ti mismo-. Defiende tus habilidades y aptitudes, para ello piensa en lo que puedes aportar tú al trabajo. Detalla las empresas en las que has estado y los puestos desempeñados. No olvides definir el periodo de tiempo que has trabajado indicando la fecha de inicio y de fin de la actividad.

En cada apartado puedes incluir una breve descripción de las tareas que has realizado para que la empresa vea lo que sabes hacer. Comenta tus logros e indica cuál ha sido tu contribución en cada empleo. Tienes que mostrarte de una manera

profesional y que, a la vez, resultes interesante –muestra tus capacidades-, estas palabras pueden ayudarte: mejoré, alcancé, resolví, aumenté, ideas, ingresos o beneficios.

Pero si tienes una escasa experiencia laboral o no has desarrollado puestos de trabajo con anterioridad, no te preocupes, puedes plantear trabajos no remunerados, como por ejemplo: organizar algún evento, dar clases particulares o cuidar de otras personas; podemos incluir aquí el voluntariado o las prácticas formativas ya que también demuestran nuestra valía profesional. Estas experiencias sirven para mostrar que eres una persona con inquietudes, ganas de trabajar y capacidad de organización, entre otras aptitudes. Pero, ten cuenta que hay que incluir sólo la información que haga más fácil el trabajo a la persona que lo lee, es decir, información que sea relevante; y recuerda que tu perfil debe encajar con el puesto ofrecido.

Los siguientes apartados son los de idiomas y conocimientos informáticos. Estos se pueden poner separados o encuadrarlos bajo la denominación de “otros conocimientos”.

IDIOMAS

En los idiomas hay que especificar el nivel conseguido (hablado, escrito y leído). Y si posees alguna acreditación o certificado oficial, indícalo.

CONOCIMIENTOS INFORMÁTICOS

En la parte informática, incluye los software que dominas y el entorno que conoces (PC y/o MAC). También puedes plasmar los conocimientos que posees de internet. Hoy en día, el uso de las nuevas tecnologías es esencial. Indica si tienes alguna habilidad especial como la confección de un blog o un canal de YouTube.

OTROS DATOS DE INTERÉS

Para finalizar el CV, incluye también esos datos que no se han mencionado anteriormente, como: aficiones e intereses, capacitaciones, referencias y logros deportivos, literarios o artísticos. Éstos han de reforzar tu currículum y dar valor a tu perfil. En esta sección puedes volver a mostrar tu marca personal y diferenciarte del resto de candidatos.

10 consejos útiles para elaborar tu currículum

  • Sé original y creativo. El formato de tu CV debe ser atractivo, sólo si le llama la atención al seleccionador, le dedicará más tiempo. Esta es la generación de las nuevas tecnologías, dale un formato visual que impacte, igual que haces con tus redes sociales. Si no eres un experto en ofimática, siempre te puede echar una mano un amigo.
  • Cuida mucho la presentación. La ortografía es muy importante, dice mucho de ti como candidato al puesto. Teniendo en cuenta que la persona que lo va a leer
  • primero sólo le echará un vistazo rápido puedes usar subrayados, negritas, colores, etc. pero sin hacerlo muy cargado.
  • Adapta el currículum a la oferta de trabajo que deseas. Esto hará que sea directo y sea más interesante para la empresa. Algunos estudios concluían que el reclutador dedicaba 20 segundos a estudiar el CV de los candidatos, pero si esto te parece poco, recientemente se hay investigaciones que reducen este tiempo a apenas seis segundos.
  • El CV debe presentarse en muy pocas páginas, máximo tres. Y no lo hagas demasiado cargado. Además el 80% de la atención de los seleccionadores que ponen sus ojos en un currículo se centra en cuestiones como el nombre del candidato, el puesto actual y el previo en una determinada compañía, las fechas de entrada y salida en su anterior trabajo, las fechas de entrada y salida (si es el caso) en el actual; y su formación... Ahí tienes una primera clave para ser las más eficaz posible en un tiempo récord.
  • Sé sincero. No es necesario mentir. Simplemente refleja tus competencias y aptitudes personales y profesionales para conseguir el puesto.

Buscar trabajo es un trabajo” que requiere dedicación. Hay que ser constante y organizado para confeccionar y actualizar tu currículo vitae y así tener más posibilidades de conseguir el trabajo que deseas.

¿Quieres más información? ¡Pregúntanos!