Te Orientamos

LA IMPORTANCIA DE LAS REDES SOCIALES EN LA BÚSQUEDA DE EMPLEO

Francisco López Baena

Un hecho innegable, es que ha habido un ‘boom‘ en Internet en la última década con las redes sociales: desde hace pocos años atrás hasta ahora, son muchos los que han creado su propio perfil en Facebook, Twitter, LinkedIn, Instagram, etc. No sólo eso, en los últimos años, nuestros perfiles en las redes sociales tienen más actividad que nunca, hasta el punto en el que damos a conocer nuestras aficiones, los viajes que hacemos, los sitios que frecuentamos y hasta qué estamos haciendo en ese momento. Y esto nos convierte en “personajes públicos” a todos los efectos.

Como no podría ser de otra manera, nuestra imagen virtual es un indicador de quiénes somos e influye de manera importante en la percepción que le damos a la gente sobre nosotros. Por ello, los reclutadores, jefes de Recursos Humanos y jefes de las empresas para las que aspiramos a trabajar se apoyan en esto para conocer a los candidatos al puesto de trabajo. Mucha gente seguramente no se percata de ello y es algo que a día de hoy hay que tener muy presente y debemos saber valorar hasta qué punto pueden llegar a influir nuestros perfiles en  redes sociales en la búsqueda de empleo.

LAS REDES SOCIALES

A medida que van avanzando las tecnologías, vamos estando cada vez más en contacto con la sociedad y teniendo cada vez más visibilidad.

Gráfico de las redes sociales en el empleo

Fuente: Uso de las distintas redes sociales y su frecuencia (www.expansion.com)[

Como podemos apreciar en la imagen prácticamente la totalidad de los españoles utiliza alguna red social, el 94%  usan Facebook, seguido de un 88% que usan Whatsapp. Es decir, la gran mayoría de los ciudadanos españoles están en contacto directo con las redes sociales. Pero ahí no acaba la cosa, un 52% usan Twitter y ya un 28% de los españoles tienen un perfil en LinkedIn, una red social destinada precisamente al mundo laboral, tanto para las empresas como para los empleados y los que están buscando trabajo.

Es decir, que como podemos observar, las redes sociales están cobrando una importancia enorme en la sociedad actual y, además, es una tendencia que va en aumento, no sólo porque el número de ciudadanos que las utilizan aumentan, sino también por la creación de nuevas redes y aplicaciones para los móviles, como es el caso de Job Today, una aplicación disponible para smartphones y que cada vez cuenta con más usuarios en nuestro país, a través de la cual se facilita la puesta en contacto entre empresarios y candidatos de una forma muy sencilla y rápida. Este tipo de aplicaciones para móviles están en auge y cada vez son más los portales y plataformas de empleo que las ofrecen.

            LA RELACIÓN DE LAS REDES SOCIALES CON LA BÚSQUEDA DE EMPLEO

             Debido a lo mencionado anteriormente, encontrar una relación entre las redes sociales y su influencia a la hora de encontrar trabajo es bastante fácil. Pero ¿entendemos exactamente hasta qué punto están relacionados?

Hace unos años, antes de la existencia de internet, la forma más utilizada y seguramente la más eficaz de encontrar trabajo era ir repartiendo curriculums directamente en las empresas para las que postulábamos. Sin embargo, con la llegada del correo electrónico y la creación de las páginas web por parte de las empresas para promocionar mejor su negocio ha hecho que se hable de “Búsqueda de Empleo 2.0.”, que consiste en enviar los currículums y las cartas de motivación a través de internet.

De esta forma, podemos acceder a un rango de negocios más elevado y en mucho menos tiempo y no sólo en nuestra ciudad. Mediante esta evolución en la forma de buscar empleo podemos llegar a empresas localizadas en otras ciudades o incluso en el extranjero con tan sólo un ‘click’ de nuestro ratón. Tras la llegada de las redes sociales y la gran cantidad de información que los usuarios mostraban en internet, empezó a ocurrir un fenómeno bastante lógico: los reclutadores comenzaron a hacer un ‘scouting’ de los aspirantes al puesto de trabajo mirando sus perfiles en las redes sociales para tener un primer contacto, una primera impresión sobre el solicitante. Obviamente, los que se encargan de seleccionar al personal para el negocio, sea directamente el jefe, el departamento de Recursos Humanos o el encargado de reclutar al personal, quieren tener información de los potenciales empleados para saber si dichas personas encajan con lo que ellos buscan.

Sabiendo esto, está en nuestras manos el decidir qué imagen queremos proyectar. Está claro que todos disfrutamos en nuestro tiempo libre, tenemos nuestras aficiones y hay muchos aspectos de nosotros que no dicen quienes somos profesionalmente. Pero aún así, ¿será lo mismo dar una buena perspectiva de nosotros que dar una mala? Tener en cuenta esto nos ayudará a planear qué mensaje queremos transmitir sobre nosotros mismos: personas descuidadas, poco profesionales y con malos hábitos o personas preparadas, con ambición, con ganas de mejorar. Todo esto influye en la búsqueda de empleo y, cuantos más factores tengamos a nuestro favor, más fácil nos será acceder a un puesto de trabajo.

LAS REDES DE CONTACTOS

Algunas de las plataformas mencionadas, especialmente LinkedIn, nos permiten diseñar una red de contactos con empresas y personal de la misma del sector en el que estamos interesados.

Otra de las ventajas de las redes sociales es la posibilidad que nos ofrece de darnos a conocer también entre otra gente que, el día de mañana, puede recomendarnos. Por esto, las redes de contactos pueden sernos de mucha utilidad para “promocionarnos”. La creación de esta debe ser una de nuestras prioridades para maximizar nuestras posibilidades de ganarles la partida a nuestros competidores y hacernos con el puesto de trabajo.

En los tiempos en los que estamos conseguir un puesto de trabajo es algo realmente complicado debido a la gran cantidad de competencia que hay, por ello no nos podemos cerrar ninguna puerta que nos permita llegar a conseguirlo. Si realmente estamos interesados en buscar trabajo debemos explotar todas las posibilidades que nos ofrece la red  y moldear la información que compartimos sobre nosotros para ofrecer una imagen nuestra que nos ayude a mostrarnos como verdaderos profesionales.

CONCLUSIÓN

Las conclusiones que se deben extraer sobre este artículo son, en primer lugar, que las redes sociales se han convertido en un escaparate para los reclutadores y, siendo consecuencia de esto, en segundo lugar, es que se debe reparar en la información que damos sobre nosotros en las redes sociales. Lo que puede ser una debilidad si no se tiene en cuenta, puede transformarse en una fortaleza si se planea adecuadamente.

Si somos conscientes de que las empresas consultan las redes sociales para obtener información sobre los candidatos y que la información que ofrezcamos en ellas puede ser determinante para la obtención de un determinado puesto ¿No pensáis que sería algo irresponsable no actuar en consecuencia?

¿Quieres más información? ¡Pregúntanos!