FP Deporte

Fitness ¿Cómo Serán Las Futuras Tendencias De Entrenamiento En Los Gimnasios?

Lidia Lasso Belando
Entrenando con el nuevo método de fitness

Mediante este blog no pretendo hacer un recorrido histórico exhaustivo sobre la evolución del Fitness, es más una reflexión que nos va a permitir entender cómo han llegado a nuestras instalaciones deportivas, a nuestro entrenamiento y nuestras vidas,  conceptos tales como Crossfit,  Spinning®,  LesMills®, HIIT…

El concepto fitness es algo cada vez más usado en el mundo del deporte; como un sinónimo de “buen estado de forma”; un sujeto que reúne un rendimiento aceptable en todas las cualidades físicas; desde la básica; la fuerza; a totalmente dependientes como velocidad o precisión; sin olvidarnos de la “Resistencia”.

Tal y como enseñamos en TSAF, debemos mirar atrás cuando pensamos en Fitness; pues este concepto ha cambiado en demasía en estos últimos 20 años; ha pasado por diferentes fases, diferentes perfiles, diferentes formas de entenderse y por supuesto, de diferentes formas de ser explotado como negocio.

El objetivo de este post es arrojar una luz a estos 20 años de cambios y evolución del Fitness, para intentar comprender como y porque ha ido surgiendo cada “revolución” e intentar adelantarnos a las siguientes venideras, y prepararnos para un futuro prometedor en este mundo.

El comienzo del Fitness

el futuro del fitness

Se podría decir que el comienzo del fitness recae en el culturismo, y negar esto es absurdo; aunque la filosofía “no pain no gain” que defiende el culturismo quizás no sea idéntica a la filosofía fitness actual, el único entrenamiento de fuerza (que no fuese para el rendimiento deportivo) lo realizaban estos culturistas.

Es decir, obviamente el entrenamiento para la estética tiene orígenes antiquísimos (recordemos incluso exhibiciones en la antigua Grecia), pero centrémonos en la “Edad de Oro” del culturismo, entre las décadas 1940 y 1970, la época de Franco Columbu o Arnold Schwarzenegger; la creación de Mister Olympia. Obviamente aquí el concepto “fitness” actual no existía, pero ya se valoraba el entrenamiento de la fuerza para la estética y se usaban los principios del entrenamiento con otros fines.

La música en el Fitness

musica en el fitness

De la mano de esto, en 1968, el “padre” de lo que hoy conocemos como aeróbic, el Dr. Kenneth H. Cooper introdujo un concepto de entrenamiento para el sistema cardiovascular, donde la principal novedad era la música, y realizar ejercicios a través de una estructura musical guiada.
Es a principio de los 90 cuando todo esto da un vuelvo brutal, y el fitness vive su primera revolución
El concepto “exercise-to-music” hace que el mundo del fitness pase a ser no solo el entrenamiento en la sala de musculación, aparece un nuevo perfil de usuario en los gimnasios, un usuario que busca realizar actividad física de manera amena; es el momento de oro de las Actividades Dirigidas.

Podríamos hablar de varias marcas; Spinning® creo una forma de “ciclismo” que aún persiste hoy en día; LesMills® consiguió crear diferentes programas, para diferentes perfiles de usuario, bajo un mismo lema “for a fitter planet”.

Durante años, el usuario que solo quería el gimnasio para su entrenamiento; normalmente orientado a la estética corporal, y el usuario que solo buscaba “diversión” han “convivido” sin problemas; era una idea de negocio bastante buena; en poco espacio de metros, y relativamente con una inversión “pequeña” podías contentar a diferentes perfiles, asegurándote el éxito en el mercado.

El concepto Wellness

evolucion wellness

Es entonces, cuando aparece el concepto “Wellness”; comienza una nueva visión de negocio; centros deportivos completamente equipados; piscinas, zonas de spa, áreas de salud; creándose un lugar que iba más allá de lo estrictamente deportivo; se crearon clubs; donde la gente pasó de ser “cliente” a ser “socio”; hubo un “boom” de clubes sociales, con inversiones millonarias, ya que en ese momento, la situación económico-social del país era totalmente próspera; en mi opinión, siendo esta la segunda revolución en el fitness.

Este nuevo concepto de “bienestar”, de aunar en un mismo centro un equipo multidisciplinar; donde el socio pudiese entrenar, relajarse, recibir un masaje, e incluso depilarse; acompañaba a un estilo de vida acomodado, donde cada sujeto disponía de varias horas al día/semana, para su ocio.

Durante los últimos años, hemos cambiado a un concepto que podríamos denominar “fittest” (en forma). Es innegable el triunfo de la metodología CrossFit®, con un crecimiento del 200% entre 2014-2015, pero deberíamos pensar, ¿por qué?

Desde que hemos comprobado, a nivel amateur me refiero, los beneficios de entrenamiento HIIT, todo esto ha cambiado. Además de venir acompañado de un cambio social y económico.

Hitt

Hemos pasado de querer disfrutar de varias horas en nuestro centro, a apenas tener tiempo que dedicarle al deporte; y es por eso, que estas “nuevas” metodologías, que realmente no son más que aplicar sistemas que se aplicaban en el alto rendimiento deportivo, han triunfado.

Entendamos que el cliente-socio acude a nuestro centro con unas expectativas, y la realidad es que no solo debemos cumplirlas (por el momento social y económico que estamos viviendo) debemos superarlas, para que este cliente-socio decida matricularse en nuestro centro, y no abandone.

La fidelización en los centro fitness es uno de los principales “quebraderos” de cabeza de los gestores deportivos; existe una media de permanencia en los centro deportivos de unos 3 meses por usuario; si los supera, “nos aseguramos” una permanencia media de un año, obviamente esto es estadística y predicción.

El futuro del Fitness en el entrenamiento

Entonces debemos plantearnos, aunque seamos gerentes, entrenadores; da igual la figura en realidad; ¿debemos negarnos a la evidencia y querer seguir recorriendo un camino desde mi punto de vista obsoleto?

La ACSM en su revisión anual de las tendencias fitness, sigue colocando las metodologías HIIT como pionera, lo que nos lleva a pensar que esto no es una moda pasajera, por ello, de cara al futuro, creo que ya no nos sirve con “saber de entrenamiento”, o “ser multidisciplinar”; conocer y saber aplicar los denominados entrenamiento funcionales de alta intensidad es un realidad, del hoy, y del mañana del fitness.

Es más, las grandes “figuras” del fitness, de las que hemos hablado anteriormente, como Spinning® o LesMills® se están adaptando a esta nueva filosofía.

actividades para fortalecer en el entrenamiento

“El cliente ya no quiere relajarse, quiere descargar todas las tensiones” (Philip Mills)cito esta frase porque creo que resume bastante bien esta nueva revolución. El sujeto quiere ir 1 hora al gimnasio y “sentir” que ha entrenado, y para ello, todos los conceptos han de cambiar.

LesMills® por su parte, creo una nueva actividad orientada a este perfil, GRIT®.

Spinning® ha cambiado parte de su filosofía de trabajo, permitiendo clases más desafiantes y exigentes.

Y obviamente, si observamos la gestión de centros deportivos en los últimos 3-4 años, es un “suicido” no contar en tu parrilla de actividades con actividades de este perfil.

No creo que todo centro deportivo deba tener un área solo para CrossFit®, ni mucho menos someterse a los cánones elevados que impone la marca; pero en resumen; el fitness ha pasado a ser un concepto donde el sujeto quiere sentirse bien; verse bien, divertirse y sentir que ha trabajado, y por ello si considero que es necesario adaptar nuestro centro; creando espacios abiertos, para lo denominado “Entrenamiento Funcional”; formar a los técnicos en la aplicación de estos métodos, modificando nuestra parrilla de actividades y sobre todo, no quedándonos atrás en el mercado; no podemos permitir perder a ningún perfil de usuario; y si no aceptamos la realidad de que estas metodologías se están imponiendo, acabaremos fuera de juego.

¿Quieres más información? ¡Pregúntanos!