FP Imagen Personal

Todo lo que necesitas saber sobre Asesoría de Imagen Personal y Corporativa

Victoria Pérez
Asesora de imagen con un cliente y varias bolsas de compras

La imagen personal siempre ha sido la principal tarjeta de presentación de cualquier persona, algo que en las últimas décadas se ha acentuado gracias a la proliferación de las redes sociales, donde la imagen que se proyecta al mundo es la versión idealizada de cualquier persona.

En estos momentos, formarse en Asesoría de Imagen Personal y Corporativa es una opción de futuro, ya que tanto particulares como empresas se esfuerzan en tener una imagen cuidada que facilite su aceptación social y potencie su reputación de marca. En este contexto, se acrecienta la necesidad de profesionales como el asesor de imagen que ayuden a personas y entidades a reforzar este aspecto.

¿Cuál es el trabajo de un asesor de imagen?

Hasta hace unos años, el asesor de imagen era un profesional demandado exclusivamente entre figuras públicas. Sin embargo, con el paso del tiempo este servicio se ha popularizado. Así, cada vez son más las personas que recurren a este profesional en busca de un cambio de imagen personal que les haga sentirse más cómodas consigo mismas.

Los clientes que recurren a un asesor personal de imagen pueden hacerlo en busca de diferentes servicios, ya que el técnico en Asesoría de Imagen Personal y Corporativa es capaz de abordar aspectos físicos, como el vestuario, el peinado o el maquillaje, pero también aspectos conductuales, como el comportamiento, la educación o el cumplimiento de protocolos. Asimismo, en el trabajo del asesor de imagen destacan:

  • Estilismo de moda. Este es uno de los servicios más demandados, donde surge la figura del personal shopper. A través de sus conocimientos en historia, teoría de la moda y tendencias, el asesor de imagen analizará la composición corporal del cliente y algunos rasgos físicos como su color de piel, de ojos o de pelo, creando un estilismo que potencie sus puntos fuertes. Las personas que demandan este servicio suelen hacerlo porque buscan un cambio de imagen personal o bien para seguir el protocolo en un evento determinado.
  • Asesoría de peluquería y maquillaje. El asesor de imagen realizará un estudio de visagismo del cliente, analizando sus facciones, el tono de su piel y el color de ojos para proponerle el peinado o maquillaje que más le favorezca. También tendrá en cuenta si el cliente va a asistir a algún evento, ya sea una cena, un cocktail o una boda.
  • Asesoría de comunicación. Para transmitir una buena imagen, no solo es importante cuidar el aspecto, sino también la forma en la que se transmite el mensaje al público objetivo. Para ello, el asesor personal de imagen analizará la forma de comunicar de su cliente y hará correcciones que le permitan mejorar, el tono empleado, el vocabulario e incluso el uso de la comunicación no verbal.
  • Asesoría de protocolo. En la FP de Asesoría de Imagen Personal y Corporativa, uno de los conocimientos que se alcanzan es el del protocolo y la organización de eventos. Por este motivo, un asesor de imagen podrá darle a sus clientes nociones sobre protocolos institucionales y sociales que les ayuden en el desarrollo de diferentes tipos de eventos.

Por otra parte, el asesor personal de imagen también trabaja con empresas. En este caso, puede abordar diferentes aspectos, desde la comunicación de la marca con su público y los valores que quiere transmitir hasta la vestimenta y la comunicación de los vendedores con los clientes. Un asesor de imagen puede trabajar de manera transversal en una corporación, consiguiendo grandes resultados en la mejora de la imagen de marca.

Salidas profesionales del asesor de imagen

Aunque pueda parecer que el Grado Superior en Asesoría de Imagen Personal y Corporativa a distancia tiene unas salidas profesionales limitadas, actualmente es un sector en plena expansión. Entre los puestos que puede ocupar el técnico se encuentran:

  • Personal shopper. Esta variante del asesor de imagen tiene como objetivo principal ayudar a los clientes a escoger la ropa más adecuada según su fisionomía, su rutina laboral y los eventos a los que tiene que acudir. Las funciones de este profesional también incluyen la optimización de la vestimenta del cliente, recomendado piezas que permitan varias combinaciones diferentes y creando un fondo de armario funcional.
  • Organizador de eventos. Los conocimientos de protocolo que posee el asesor personal de imagen lo convierten en el profesional perfecto para la planificación, el desarrollo y la coordinación de todo tipo de eventos. En ellos, su objetivo es proyectar una imagen determinada de la empresa organizadora, encargándose de todos los detalles para convertir la velada en una cita memorable.
  • Wedding planner.  Dentro de la rama de la organización de eventos, los técnicos en Asesoría de Imagen Personal y Corporativa son también los candidatos perfectos para la organización de bodas y eventos sociales. En este sentido, el asesor de imagen se convierte en la persona de confianza de los novios, analizando los deseos que ambos tienen para ese día tan especial y proponiéndoles diferentes opciones y presupuestos que se adapten a lo que están buscando. Además, durante el evento se asegurará de que todo funcione correctamente.
  • Coolhunter. También conocido como ‘cazador de tendencias’ este profesional es contratado por las empresas del sector textil para predecir las tendencias que van a predominar el próximo año, observando las combinaciones que comienzan a destacar y haciendo propuestas que permitan a las marcas adelantarse a la competencia.
  • Asesor de imagen en tiendas y establecimientos de belleza. Aprovechando sus conocimientos estéticos, cosméticos y estilísticos, el asesor personal de imagen puede ofrecer un servicio personalizado al cliente de cualquier tipo de establecimiento, especialmente a aquellas personas que buscan un cambio de imagen personal.
  • Director artístico en el sector audiovisual. Toda producción audiovisual necesita el trabajo de un asesor de imagen para definir el estilo y el vestuario que llevarán los personajes en la producción, desde un anuncio de televisión hasta una película de cine.

Sin duda, el graduado en Asesoría de Imagen Personal y Corporativa cuenta con numerosas oportunidades laborales en el mercado profesional. Además, las tendencias imperantes en el momento actual y la proliferación de modelos de negocio online favorecen el emprendimiento con nuevos proyectos que lleven el trabajo del asesor de imagen a toda la sociedad.

¿Quieres más información? ¡Pregúntanos!