FP Sanidad

¿Cuáles Son Las Diferencias De La Sensibilidad Al Gluten, La Celiaquía Y La Alergia Al Gluten?

María Elena Navarro Guerrero
Médico informando !

enfermedades relacionadas con el consumo de diferentes alimentos, tales como la alergia al gluten , la celiaquía o la sensibilidad al gluten.

Hoy en día en España existen miles de personas con alteraciones gastrointestinales graves, las cuales a pesar de haberse sometido a innumerables pruebas, no han sido diagnosticadas de ninguna enfermedad. La pérdida extrema de peso ha sido relacionada en algunos casos incluso con la anorexia y las alternancias entre estreñimiento y colitis, muchas veces han hecho pensar a los médicos la existencia de un cuadro psicosomático, donde los pacientes desesperados deciden aceptar que todos sus males están ocasionados por su mente.

Un ejemplo de ello es la enfermedad del colon irritable, la cual es diagnosticada hoy en día en España a millones de personas. Siendo considerada como el cajón desastre donde poder clasificar a los enfermos sin posible diagnóstico. Esta enfermedad cuya principal causa serían diferentes estados mentales, tales como el stress o el nerviosismo, no es sino una tapadera para un conjunto de enfermedades que hoy en día afloran a nivel de una generación nueva de científicos, donde incluso a pesar de su descubrimiento sigue siendo en parte ignorada por algunos miembros de la comunidad médica.

¿En qué se diferencia la alergia al gluten y la celiaquía o sensibilidad al gluten?

sensibilidad al gluten

Los síntomas de la alergia al trigo son:

  • Quemazón
  • Urticaria
  • Anafilaxia

  Los síntomas de la sensibilidad al gluten o celiaquía son:

  • Calambres
  • Diarrea
  • Estreñimiento.

Otros síntomas menos frecuentes:

  • Dolor de huesos o
  • Dolor en articulaciones
  • Dolor de cabeza o
  • Fatiga

  Sin embargo síntomas tales como la fatiga, el cansancio y el dolor intenso y prolongado de cabeza, casi nunca son relacionados con un nivel gastrointestinal. El principal problema de hoy en día es la existencia de una comunidad de médicos, en la que muchos miembros no  están actualizados  en estos temas, debido a la ausencia de planes de renovación médica.

El no  prestar atención a dichas áreas  de conocimiento trae consigo una situación insostenible para los pacientes. Los cuales no consiguen ver el final de esta maldición que cursa en gran medida con etapas de depresión profunda.  

¿La depresión como síntoma de la celiaquía y la sensibilidad al gluten?

depresion por celiaquia

Es muy llamativo ver la clara relación de algunas intolerancias alimenticias, sobretodo destacando la celiaquía y la sensibilidad al gluten,  con su directa relación con un estado de cansancio continuo tanto mental como corporal en los pacientes, donde la realización de una actividad, como podría ser salir a bailar con tu pareja, requiere un poder mental y físico enorme. Lo que lleva al paciente a un estado de desesperación en donde el hogar se convierte no en un refugio sino en un autentico lugar de aislamiento, al igual que sus propios cuerpos.

Todos estos síntomas han sido un gran misterio en una sociedad no muy lejana, donde incluso relacionaban las alteraciones gastrointestinales como efectos de la propia depresión. Convirtiéndose en un bucle sin fin, donde ha habido y sigue habiendo gran cantidad de personas sin poder salir.  

¿Celiaquía y sensibilidad al gluten, enfermedades casi desconocidas para nuestra sociedad?

sensibilidad al gliten sin celiaquia Es importante destacar la diferencia entre el ser celiaco y el ser sensible al gluten.

La celiaquía es una patología autoinmune y genética, la cual ocasiona la atrofia de las vellosidades intestinales, es decir la pared del intestino, evitando un correcto intercambio de nutrientes y agua.

Aunque los síntomas anteriormente citados son los más comunes, existen gran cantidad de artículos de gran impacto que la relacionan con disminución del crecimiento en niños, caída de cabello o incluso infertilidad.

Sin embargo La sensibilidad al gluten no celiaca, también llamada sensibilidad al gluten, no está bien definida. No es una reacción de inmunoglobulina E (IgE) (como lo es la alergia al trigo), ni es una reacción autoinmune (como la celiaquía). No existen pruebas o biomarcadores para identificar la sensibilidad al gluten.

A principios del año 2012 la sensibilidad al gluten fue clasificada por un grupo internacional de reconocidos expertos en celiaquía como una condición distinta a la enfermedad celiaca, aunque aún todavía no es bien entendida. Las reacciones pueden comenzar hasta 48 horas después de haber ingerido gluten y durar mucho más tiempo. Para diagnosticarla, primeramente es necesario descartar la celiaquía, la alergia al trigo u otras posibles causas de los síntomas. Después, si se nota mejoría cuando se sigue una dieta libre de gluten, se puede diagnosticar dicha sensibilidad.

 
" Estudios limitados estiman que la sensibilidad al gluten puede afectar del 2 al 6% de la población. En la actualidad, el único tratamiento para ella es la dieta libre de gluten.
 

A pesar de qué el misterio ya haya sido resuelto; se estima que cerca del 1% de la población tiene la enfermedad celiaca, aunque el 83% de esta, aún está sin diagnosticar.

 

Luchando contra la enfermedad celiaca

lucha contra la celiaquia

Cómo dijo Francis Bacon “el saber es poder” y no hay ningún otro camino, cómo el de concienciar a la sociedad de la existencia de este tipo de enfermedades y todas las complicaciones que traen consigo.

A este nivel he de destacar que está función, no solo concierne a los docentes y doctores, sino a una población a nivel laboral que hoy en día presenta un alto impacto en el ámbito docente, tanto en las escuelas como los institutos. Las charlas y ponencias impartidas para la promoción de la salud por parte de los técnicos superiores de nutrición y dietética son esenciales para la trasmisión de conocimientos  y de esta forma  evitar la agonía de una parte de la sociedad, que vive en silencio.

Además de la implantación de menús que faciliten la inserción de los pacientes tanto a nivel de guarderías, colegios, e incluso en comedores a nivel profesional. Todo esto constituye una labor fundamental para la integración de una población, donde la incomprensión es el término que mejor la describe.

¿Quieres más información? ¡Pregúntanos!