FP Sanidad

Tipos de vendajes medicinales y deportivos

David Guirado
Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería utilizando diferentes tipos de vendajes

Los vendajes son una de las técnicas más concurridas para curar y prevenir ciertas lesiones que nos surgen en nuestro día a día, como por ejemplo una esguince en el tobillo, una herida o quemaduras. Los diferentes tipos de vendajes se utilizan para una acción en concreto aunque su finalidad siempre es la misma: reforzar aquellas zonas afectadas para protegerlas de posibles infecciones y bloquear o limitar los movimientos para prevenir un grado mayor de lesión.

En el Grado Medio de Auxiliar de Enfermería aprenderás todas las técnicas y tipos de vendajes que existen, así como el correcto uso de cada uno de ellos en función de su finalidad. En este grado también podrás aprender todas las funciones del auxiliar de enfermería para convertirte en todo un experto en la rama con mayor salida laboral de sanidad.

Tipos de vendajes medicinales

Los principales tipos de vendajes que vamos a explicarte en este artículo son aquellos que más utilizan los Técnicos en Cuidados Auxiliares de Enfermería en su día a día.

 

Vendaje circular

La principal función de este tipo de vendaje es proteger o sujetar una parte en concreto del cuerpo. Para aplicarlo simplemente se debe dar vueltas circularmente sobre la zona que quieres proteger y sobre el mismo vendaje cuando este finalice una vuelta completa.

 

Vendaje espiral

Por regla general este vendaje se utiliza para proteger o comprimir extremidades con vendas elásticas y cubre dos tercios de la vuelta anterior. Se inicia desde la parte inferior de la extremidad ascendiendo hasta cubrirla hasta la zona óptima.

 

Vendaje espiga

Se suele utilizar para miembros inferiores aunque se puede utilizar en ciertas ocasiones para los superiores. La finalidad de este vendaje es comprimir y beneficiar el retornos venosos de la zona a vendar. Para realizar el vendaje se utiliza la misma técnica que en el vendaje en espiral con la diferencia que vamos retrocediendo en cada giro superponiendo cada vuelta.

 

Vendaje recurrente

Este vendaje se usa en heridas en la cabeza, para fijar apósitos o cubrir muñones y su función es la de proteger, sujetar y comprimir. Para realizar este vendaje primero se debe realizar dos vueltas circulares para después pasar la venda en perpendicular con la zona afectada para posteriormente fijar con otra vuelta circular.

 

Vendaje en ocho

Se utiliza para aquellas zonas que necesitan cierta movilidad como tobillo, rodilla, hombro o muñeca. Para aplicar este vendaje el paciente deberá de colocar la articulación en posición funcional, después se efectúa una vuelta circular en medio de la articulación para posteriormente dar dos vueltas circulares en la parte superior y luego dos en la parte inferior pasando siempre por la parte posterior de la zona central

Tipos de vendajes deportivos

Los vendajes deportivos son muy utilizados para aquellas personas con gran carga deportiva para mejorar y aumentar la recuperación de la lesión. Existen varios tipos de vendajes que se utilizarán en función del tipo y grado de lesión.

 

Vendaje pretape

Este tipo de vendaje se aplica antes de utilizar los vendajes adhesivos, sobre todo en aquellos pacientes con pieles delicadas. Al ser un vendaje que va en contacto directo con la piel se debe elegir el tipo de venda ideal para cada persona. Este vendaje hará que el vendaje adhesivo no se mueva y no se pegue a la piel, vello o ropa y son muy elásticas mejorando la aplicación y adaptabilidad a las diferentes zonas del cuerpo.

 

Vendaje funcional

Los vendajes funcionales o tape son muy utilizados para los tratamientos deportivos ya que combinan vendas elásticas e inelásticas para ayudar a proteger y descargar selectivamente la parte lesionada limitando los movimientos. Este tipo de vendaje ha supuesto una revolución en el ámbito de los deportistas de élite ya que aumenta los periodos de recuperación.

 

Vendas de compresión

Es un tipo de vendaje beneficioso para mejorar el flujo sanguíneo de los pacientes. Con este tipo de vendaje se logra una presión terapéutica que ayudará al deportista a disminuir la presión hidrostática y prevenir la formación de nuevos edemas o contener aquellos que ya se han producido. Para que esta técnica sea exitosa el paciente deberá estar activo para mejorar el riego sanguíneo y evitar el encapsulamiento que produce estas vendas.

Si tu objetivo es profundizar en el ámbito de la prevención de lesiones en el ámbito deportivo, con el Máster en Prevención y Readaptación de Lesiones adquirirás conocimientos sobre la rehabilitación en la rama deportiva así como acerca de los métodos para la readaptación de las lesiones, evitando así las recaídas y reapariciones.

¿Quieres más información? ¡Pregúntanos!