FP Sociocultural

Funciones del integrador social

Victoria Pérez
Funciones integración social

El Técnico en Integración Social es un especialista de la rama de los Servicios Socioculturales y a la Comunidad. El objetivo de este profesional es favorecer la inclusión de aquellas personas que, por determinadas circunstancias, tienen dificultades para integrarse en la comunidad. Además será el encargado de garantizar entornos seguros y promover la igualdad de oportunidades.

Para poder favorecer esta inclusión, el integrador social deberá llevar a cabo diferentes protocolos especializados en cada caso, desarrollando actividades como talleres, charlas, asistencia o asesoramiento individualizado.

Antes de comenzar con un nuevo usuario, el profesional tendrá que conocer en profundidad el caso, realizando una evaluación previa para conocer cuáles son las necesidades que presenta. Una vez que sepa todos los detalles establecerá los protocolos de intervención más adecuados, asesorando al cliente con el objetivo de que llegue a ser autónomo e independiente.

Por otra parte, el integrador social tendrá también un trabajo de divulgación y concienciación con el resto de la sociedad, dando a conocer las necesidades que presentan determinados colectivos por cuestiones sociales, étnicas o psicosociales.

Cualidades de la integración social

Para trabajar como integrador social, además de una formación específica es necesario que el profesional reúna una serie de cualidades personales que le permitan realizar su trabajo de forma óptima.

En la integración social la empatía es una cualidad esencial, favoreciendo que los técnicos se pongan en la piel de los clientes para comprender su situación y definir sus necesidades. En este sentido, debe poseer buenas habilidades comunicativas que favorecerán el desarrollo de la situación a tratar.

El integrador social destaca también por su capacidad para la resolución de problemas, siendo capaz de mediar en conflictos adoptando una posición neutral e imparcial que permita avanzar hacia un consenso entre las partes.

Por otro lado, el carácter positivo de este técnico es también de importancia, que en su día a día se enfrentará a situaciones difíciles en las que deberá mirar con perspectiva de futuro, animará a los clientes para afrontar sus adversidades y será capaz de prestarles apoyo psicológico en caso de que lo necesiten.

De igual modo, una cualidad importante del Técnico en Integración Social es la perseverancia, ya que cada caso conlleva todo un proceso hasta alcanzar determinados objetivos, con lo cual deberá focalizarse en los avances conseguidos a la hora de afrontar las metas establecidas.

Dónde puede trabajar un integrador social

Como Técnico en Integración Social, el profesional podrá trabajar en todo tipo de asociaciones e instituciones de carácter social. Entre las posibles tareas que puede desarrollar destaca la de mediador familiar o formador en talleres educativos. También puede actuar como  monitor de integración social con diferentes colectivos como víctimas de violencia de género, ancianos, exconvictos o drogodependientes.

Asimismo, el integrador social puede coordinar talleres para promocionar diferentes aspectos del desarrollo personal, como la higiene, la búsqueda de empleo o las rehabilitación psicosocial. Igualmente, podrá ejercer como acompañador de personas que necesiten apoyo a la hora de integrarse en el contexto laboral o doméstico, aportándole las herramientas que les capacitarán para  llegar a ser autosuficientes.

En conclusión, para formarse en este ámbito existe también una modalidad de Grado Superior Integración Social a distancia que permitirá a los candidatos marcar su propio ritmo de trabajo, pudiendo compaginar el estudio con su vida profesional o personal.

¿Quieres más información? ¡Pregúntanos!