FP Sociocultural

¿Quieres crear una ludoteca? Te dejamos los pasos

Myrian Enríquez

La mayoría de la población piensa que la ludoteca es un concepto relativamente nuevo en el ámbito educativo, pero lo cierto es que este espacio existe desde hace muchos años. El primer proyecto de ludoteca infantil se creó en los Estados Unidos en los años 30 del siglo pasado. En los años 60 llegaron a Europa y en los 70 a España cuando algunas instituciones públicas decidieron subvencionar estos espacios lúdicos de carácter permanente.

A partir de entonces empezaron a aparecer diferentes tipos de ludotecas dedicadas al cuidado y desarrollo de los más pequeños como un espacio donde fomentar el aprendizaje físico y mental a través del juego con la ayuda de profesionales preparados como el Técnico Superior en Educación Infantil.

¿Qué es una ludoteca?

Las ludotecas son espacios educativos que están creados con el objetivo principal de que los niños sean atendidos en su desarrollo afectivo, social y cognitivo a través de actividades lúdicas en su tiempo libre. 

De este modo, estos lugares están diseñados para que los más pequeños aprendan diferentes valores y se diviertan. Igualmente, los titulados en el Grado Superior en Educación Infantil a distancia no deberán olvidar que un proyecto de ludoteca infantil se rige por dos funciones principales, la educativa y la social.

Tipos de ludotecas

  • Ludoteca móvil. Tiene el objetivo de llevar actividades de ocio a lugares donde se carece de propuestas educativas o de animación como, por ejemplo, una barriada. Normalmente estos espacios suelen ser autobuses.
  • Ludoteca hospitalaria. Es uno de los espacios más recientes dentro del ámbito. Se trata de la incorporación de una ludoteca en un centro hospitalario que va dirigida a todos los pacientes con el objetivo de fomentar el aprendizaje a través del juego.
  • Ludoteca judicial. Como su nombre indica, este espacio lúdico se sitúa en las instituciones jurídicas. El objetivo es acoger a los niños que han sufrido maltrato infantil y ayudarles a recuperarse de la experiencia mediante una terapia de juego.
  • Ludoteca pública. Suele estar ubicada en espacios públicos o socioculturales como pueden ser las bibliotecas, museos o centros recreativos. Este tipo de espacio está dirigido a toda la población y suele tener horarios más amplios.
  • Ludoteca laboratorio. Este espacio forma parte de las instituciones y se emplea para la investigación de juegos didácticos. Se suele encontrar en centros de sociología o pedagogía, así como en empresas productoras de juguetes infantiles.

Nociones para emprender un proyecto de ludoteca infantil

Antes de emprender en un proyecto de ludoteca infantil, los especialistas deberán conocer algunas nociones básicas, sobre todo porque van a trabajar con niños. En primer lugar, estos profesionales tienen que conocer la finalidad de una ludoteca que es promover la importancia del juego para el desarrollo infantil y actuar como soporte para las familias. En este sentido, realizarán las siguientes actividades lúdicas:

  • Enseñar a los niños a autogestionar su tiempo.
  • Trabajar los valores humanos para la convivencia y el desarrollo del niño a nivel individual y colectivo.
  • Facilitar la integración de aquellos menores que tengan unas necesidades educativas especiales.
  • Afianzar los conocimientos académicos a través de una metodología lúdica.
  • Disponer de una gran variedad de materiales lúdicos y juegos para trabajar a través de la imaginación.
  • Hacer que el niño mejore la comunicación con sus padres.
  • Potenciar las habilidades sociales y saludables en los más pequeños.

En segundo lugar, para montar una ludoteca es importante saber cuál es el grupo de edad al que va dirigido este espacio, ya que estos profesionales se pueden encontrar con menores desde los 4 a 12 años. Antiguamente, se confundía a las ludotecas con las escuelas infantiles y también con las bibliotecas porque llevaban a cabo préstamos de juguetes.

En tercer lugar, los especialistas que quieran crear una ludoteca infantil tendrán que hacer un estudio de la competencia, tanto directa como indirecta, incluyendo las escuelas infantiles, parques públicos y los servicios de canguro a domicilio. Relacionado con el punto anterior, también hay que tener en cuenta la localización donde va a estar nuestra ludoteca.

Por otro lado, el encargado del proyecto de ludoteca infantil deberá organizar el interior, ya que estos espacios tienen que incluir una sala de espera, un área de secretaría, un área de juego, aseos y zonas especiales.

¿Cómo conseguir inversión para crear una ludoteca?

Para poner en marcha un proyecto de ludoteca infantil hace falta conocer la inversión inicial y los gastos mensuales que va a tener que hacer frente el educador. Los gastos iniciales dependen del acondicionamiento del local, ya sea externo o interno. Y la financiación mensual estará sujeta a las cantidades que paguen los usuarios, así como los imprevistos que surjan.

En este sentido, los profesionales educativos que quieran montar una ludoteca tendrán que elegir la forma jurídica de la empresa, condicionada por el número de socios, el capital o las ventajas e inconvenientes que pueda presentar.  Sin embargo, una opción rápida de llevar a cabo este proyecto es hacerse autónomo.

Una vez definido el plan de financiación del proyecto de ludoteca infantil, se tendrá que pensar de dónde conseguir el dinero. Hay dos opciones: las fuentes propias, aquella financiación que proviene del emprendedor; y las fuentes ajenas, aquellas donde la subvención viene de terceros como, por ejemplo, una entidad bancaria.

¿Cuáles son los requisitos para montar una ludoteca?

Los requisitos para montar una ludoteca son menores que los que se piden para una escuela infantil, ya que no existe una legislación que regule las bases de apertura y gestión de estos centros. 

El primer paso es solicitar una licencia de apertura es acudir al ayuntamiento de la ciudad donde se quiere crear la ludoteca. Los profesionales y emprendedores tendrán que tener en cuenta que esta actividad está calificada, por lo que se requiere presentar un proyecto técnico y una declaración responsable para verificar el cumplimiento de la normativa. Junto a esta licencia también será necesario disponer de una valoración de calificación ambiental, un seguro de accidentes y un seguro de responsabilidad civil.

¿Quieres más información? ¡Pregúntanos!