FP Deporte

¿Cuáles son los beneficios del deporte en niños?

Delfín Contreras
Un grupo de niños haciendo deporte en un tabata dentro de una sala

Es raro preguntar a alguien sobre su infancia y que no le venga a la cabeza algún momento puntual que haya marcado dicha etapa mediante la práctica de una actividad física. Recuerdos imborrables que hacen que toda persona se vea reforzada en una edad más adulta gracias a los beneficios del deporte en niños que permiten desarrollar diferentes habilidades en los ámbitos cognitivo, social, motriz y comunicativo.

La mayoría de profesionales de la rama deportiva, como, por ejemplo el Técnico Superior en Enseñanza y Animación Sociodeportiva deben recordar que cuando se habla del desarrollo de los niños en este sector tienen que tener presente que no hay un deporte mejor que otro y que lo más importante es el cómo se inculca la competición o que los pequeños se diviertan con la práctica.

Por ello, en la etapa infantil es primordial orientar las destrezas de los niños a juegos que se desarrollen de forma activa, sin focalizar tanto en las reglamentaciones, y, de este modo convertirlo en uno de los beneficios del ejercicio físico.

Principales beneficios de la actividad física en niños

Uno de los beneficios del deporte para niños que es que la práctica de estas actividades físicas les ayuda a indagar, explorar, resolver problemáticas básicas y sobre todo a divertirse para así adquirir destrezas y habilidades de carácter intelectual y cognitivo que les aporten seguridad en ellos mismos.

Por otro lado, orientar al niño a practicar deporte siguiendo unas normas, movimientos complejos o ciertas obligaciones en un principio puede generar en él un comportamiento negativo a la hora de desarrollar una actividad física específica y creará una ineficaz adherencia al ejercicio deportivo, por ello una de las claves está en desarrollar diferentes tipos de juegos. Los principales beneficios de la actividad física en niños son:

  • Aumentar las habilidades motoras
  • Crear hábitos deportivos
  • Aprender a seguir unas reglas
  • Alejarse del sedentarismo
  • Mejorar las habilidades sociales
  • Corregir algunas patologías, como obesidad o sobrepeso
  • Ayudar a estar más sano y dormir mejor

La práctica deportiva en edad temprana

Inculcar desde pequeños los beneficios del deporte en niños no solo favorecerá su desarrollo cognitivo y físico, sino que también les aportará otras ventajas importantes a lo largo del tiempo. De hecho, los pequeños que practican deporte en la edad temprana suelen estar más sanos y tienen mejor rendimiento académico.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda para los niños entre 5 y 17 años la práctica de una hora de ejercicio moderado al día. A su vez, el experto en medicina deportiva, Paul Striker, advierte que la actividad física se puede iniciar en edad temprana, siempre que se les enseñe una actitud sin presiones enfocada únicamente en el desarrollo de las destrezas básicas, ya que muchos padres enfocan las disciplina deportiva a la competición y no a la diversión.

Pero, ¿qué deportes pueden practicar? La recomendación es muy simple. Lo ideal es enfocarlo a multideporte, a juegos abiertos y no estructurados que cumplan con el desarrollo de las habilidades básicas motrices tales como: locomoción, equilibrio y manipulación.

Un ejemplo es la natación, ya que es una práctica que aporta grandes beneficios de la actividad física en niños. Numerosos estudios afirman que esta disciplina debe ser un deporte que se desarrolle en edades tempranas, sobre todo a partir de los tres años. El objetivo es que se adapten al medio acuático y a ser posible crear lazos interfamiliares con los padres, ya que algunos de los ejercicios los podrán practicar juntos.

Por otro lado, en los más pequeños también son recomendables los deportes aeróbicos, pues se desarrollan en un ambiente lúdico primordial para mejorar la autoestima, coordinación, autoconfianza, y diferentes valores como el respeto y la superación. Además, son actividades que aportan grandes beneficios para la salud.

A medida que vayan creciendo y ganando habilidades básicas motrices, se debe seguir incluyendo el juego, pero quizás con un enfoque más reglamentario. La inclusión de estas normativas pueden ser fundamental a lo largo de la niñez y el Técnico Superior en Enseñanza y Animación Sociodeportiva a distancia tiene la tarea de ayudar a desarrollarlas en diferentes etapas:

  • Niñez temprana (4 a 7 años): el desarrollo corporal de los niños comienza a evidenciarse y es el momento ideal para enfocarlos hacia la práctica deportiva. En esta fase destacan los deportes colectivos base como el fútbol, baloncesto o también actividades individuales como natación, tenis, atletismo. Los beneficios del deporte en niños pueden variar desde el incremento de la empatía hasta la adquisición de valores positivos.
  • Niñez intermedia (7 a 12 años): en esta etapa el desarrollo a nivel físico es mucho mayor y por eso se pueden incluir deportes más reglados. Las disciplinas que más destacan en esta fase son: judo, voleibol, hockey; y a nivel individual, ciclismo, atletismo o natación competitiva. Respecto a los beneficios de la actividad física en niños que practican estas disciplinas están muy presente la enseñanza de valores como el compañerismo y la superación.

En definitiva, son múltiples los beneficios del deporte para los niños y las distintas dinámicas que se les pueden ofrecer a los más pequeños con el objetivo de que adquieran un cúmulo de habilidades sociales, físicas y psicológicas para su día a día. Sin embargo, no hay que olvidar un factor muy importante, la diversión.

Por otro lado, también hay que dejar que ellos elijan la actividad física que más les guste para que su participación y aprendizaje sea lo más positiva y exitosa posible, sin dejarse influir por los pensamientos de los padres.

 

¿Quieres más información? ¡Pregúntanos!