FP Deporte

¿Cómo aplicar primeros auxilios en un accidente en el medio natural?

Delfín Contreras
Mujer practicando los primeros auxilios en un accidente en el medio natural

La infinidad de posibilidades que ofrece la naturaleza ha creado un boom de demanda para realizar actividades en el medio natural. Según Navarrete y Domingo Blanco, desde hace años, la sociedad está siendo partícipe de muchos cambios, entre ellos el retorno del ser humano a lo rural. Lo cierto, es que cada vez son más las personas que visitan el medio natural para desconectar y disfrutar de sus diversas opciones de ocio.

Cuando se lleva a cabo una actividad en el medio natural o deporte al aire libre siempre hay que ir equipado con elementos que puedan ser de utilidad en ese entorno. Una mochila es la mejor herramienta para portar todo aquello que se necesita y disfrutar de la jornada. Pero también se debe tener en cuenta que detrás de todo el ocio pueden ocurrir sucesos que arruinen un día para el recuerdo.

Es fundamental conocer cómo intervenir con técnicas de primeros auxilios en un accidente en el medio natural. El Grado Medio de Técnico en Conducción de Actividades Físico-deportivas en el Medio Natural (TECO) enseña, en algunas de sus asignaturas, cómo realizar esta intervención de forma eficiente.

Primeros auxilios básicos en el Medio Natural

En el medio natural se pueden dar algunas situaciones con las que no se cuenta y a las que hay que dar respuesta para alterar lo menos posible la dinámica de actividades en este entorno, a fin de reducir los posibles riesgos de sufrir un accidente.

Para llevar a cabo esto, lo primero que hay tener claro es qué son los primeros auxilios: un conjunto de técnicas y acciones que permiten atender a una persona accidentada desde que sucede el imprevisto hasta que acuden los servicios sanitarios, intentando que no empeore la situación de la víctima. Existe para ello una secuencia lógica y un protocolo de actuación llamado Soporte Vital Básico (SVB).

Una simple picadura, mordedura, herida, quemadura, esguince, o un mareo puede ser uno de esos inconvenientes con los que se debe lidiar y para ello hay que tener en cuenta dos aspectos:

  1. Se debes intentar estar formado o al menos saber cómo realizar los primeros auxilios básicos. También puede servir seguir un protocolo de socorrismo acuático y terrestre o conocer cómo funciona la cadena de supervivencia.
  2. Se debe mantener la calma. En situaciones de estrés, dependiendo de la gravedad de la situación, hay que controlar las emociones y el nivel de ansiedad, ya que ponerse nervioso lo único que hará es empeorar la situación.

Aun previendo estos aspectos, se puede llegar a sufrir un accidente en el medio natural. Por eso también hay que analizar rápidamente las condiciones en las que ha sucedido la emergencia y lo que el entorno ofrece. Una vez realizado esto, se pasará a desarrollar el protocolo PAS (Proteger, Avisar y Socorrer).

Recomendaciones en caso de accidente en el medio natural

Antes de intervenir en un accidente que se haya producido durante la práctica de una actividad física en el medio natural se debe realizar una valoración de la situación, de la víctima y de su estado para poder actuar de la manera más apropiada. Una vez observadas las constantes básicas (consciencia, respiración y estado traumático), se debe esperar a que la atención médica llegue hasta el lugar. Estas son algunas de las recomendaciones:

  1. La primera regla que se debe tener en cuenta es la prevención. Posteriormente, se protegerá al accidentado, a nosotros mismos y a los presentes de cualquier riesgo que se pudiera sufrir.
  2. No mover a la víctima si se tienen indicios de una lesión fuerte. La regla de oro es no producir más daño.
  3. Avisar al 112. Es un número de emergencias que se puede usar aunque no se tenga cobertura.
  4. Valorar la consciencia del accidentado, es decir, si responde a estímulos, habla, escucha. Posteriormente miramos si exista dificultad respiratoria.
  5. Tranquilizar a la víctima si está consciente. Háblale y explícale qué estás haciendo en cada momento.
  6. Si se producen náuseas o vómitos se debe girar la cabeza de la víctima hacia un lado (posición lateral de seguridad) para evitar aspiraciones.
  7. Si la persona accidentada presenta heridas o hemorragias hay que intentar taponarlas para controlar la pérdida de sangre.
  8. No se debe administrar fármacos estimulantes, ni alcohol, ni alimentos.
  9. Nunca hay que dejar a una persona sola en un accidente. Esta acción se llama omisión de socorro y está penado por la ley. Es obligatorio atenderla y ayudarla para evitar que vaya a peor su situación hasta que venga la asistencia médica.

Recomendaciones generales de Primeros Auxilios en el Medio Natural

  1. Portar un botiquín de primeros auxilios con tiritas, vendas, esparadrapo, suero fisiológico en cápsulas, tijeras, pinzas, algún analgésico, guantes y una sábana térmica. El maletín debe estar bien organizado y controlado, ya que la caducidad de los diferentes elementos que lo componen es importante.
  2. Llevar provisiones de agua y comida bien dosificadas para ocupar el menor espacio posible en la mochila. Es recomendable llevar barritas energéticas, éstas pueden ser de vital importancia en una situación extrema.
  3. Vestir calzado y ropa cómoda es de gran ayuda para desenvolverse en el medio natural y evitar rozaduras o alguna que otro contratiempo.
  4. Portar siempre un teléfono móvil. con bastante batería para que se pueda llamar a emergencias (112) si hay cualquier accidente en el medio natural y deben intervenir. Además es recomendable notificar a algún amigo/a o familiar acerca del destino.

En definitiva, no hay que olvidar que saber aplicar los primeros auxilios en un accidente en el medio natural es muy importante, pero también lo es saber disfrutar de la naturaleza de manera responsable. Cualquier actividad física en el medio natural aporta una dosis de felicidad y armonía que hace que el entorno mejore la condición física de los seres humanos.

¿Quieres más información? ¡Pregúntanos!