FP Deporte

El saque en voleibol, una técnica imprescindible en este deporte

Juan Manuel Moriana
chica saltando para hacer un saque de voleibol

Muchas personas han jugado alguna vez al voleibol y conocen todas sus reglas para realizar esta actividad, pero también hay algunas que piensan que este deporte solo se trata de pasar la pelota de vóley de un campo a otro. Sin embargo, en la actualidad, esta disciplina deportiva está regulada por la Federación Internacional del Voleibol (FIVB), siendo muchos los deportistas de élite que la ejercen.

Hay que destacar que en este deporte se realiza un ejercicio completo que estimula el equilibrio, la presión cardiovascular y las extremidades del cuerpo. Por ello, para practicar el balonvolea se requiere de una buena preparación física. Uno de los profesionales que pueden ayudar a conseguir estos objetivos es el Técnico Superior en Enseñanza y Animación Sociodeportiva que, además, será el encargado de plantear las diferentes estrategias para vencer al equipo contrario.

Por otro lado, es importante destacar que existen diferentes variaciones de esta disciplina así como, saques en voleibol. En este artículo se profundiza más sobre el término, la historia y los tipos de técnicas que engloban a este deporte.

¿Qué es el vóley?

Es un deporte de pista donde se enfrentan dos equipos de seis jugadores cada uno. Además, hay que golpear un balón específico al lado contrario, pasándola por encima de una red. Gana el juego aquel conjunto que haya logrado mayor puntuación en tres tiempos de los cinco totales que se compone la disciplina.

Dentro de este deporte se pueden diferenciar distintas formas de jugarlo. Una de las que destaca es el vóley-playa, pero también existen el minivoleibol o el voleibol adaptado en cuyo juego participan atletas con discapacidad. Según las directrices, esta disciplina paralímpica sirve de ayuda para la rehabilitación del jugador de voleibol que utilizará solo las manos y jugará sentado en el suelo.

El balonvolea fue creado por William G. Morgan en el siglo XIX. Este era el director de Educación Física en la YMCA de Holyoke (Massachusetts) donde incorporó dicho juego de entretenimiento y competición a sus clases para adultos. Morgan se vio en la necesidad de crear una actividad alternativa al baloncesto en la cual se pudiera seguir practicando deporte tanto en espacios abiertos como cerrados.

A la disciplina originariamente se la denominó “mintonette” y se hizo muy popular en todo el mundo. El primer campeonato de voleibol se jugó en EE.UU en 1922 y, años más tarde, se organizaron las primeras competiciones mundiales tanto para categoría masculina como femenina. Asimismo, a mediados de los años 60 se reconoció como deporte olímpico y a finales de los 80 el voleibol de playa se incorporó a la FIVB.

¿Qué es el saque en voleibol?

El primer recurso que un jugador de voleibol debe aprender es el de saque, también llamado servicio. Este gesto técnico es el utilizado para iniciar el juego y es perfeccionado durante todas las etapas de los deportistas.

El saque en voleibol se considera una importante acción de ataque, ya que su objetivo principal es alcanzar un tanto directo desde la línea de fondo. También tiene como finalidad dificultad la respuesta del equipo contrario. Una de sus características es que el jugador de voleibol que realiza el servicio no podrá participar en el partido ayudando a su equipo en esos momentos, por lo que que tendrá que tener presente dónde quiere hacer llegar el balón.

Por otro lado, para trabajar en el sistema defensivo de un equipo es indispensable saber cómo hacer un buen saque de voleibol. Dicha acción no depende tanto de los compañeros o del equipo contrario, sino del control que se tenga sobre el balón.

Tipos de saque en voleibol

Como se ha mencionado anteriormente, uno de los objetivos del saque en voleibol es poner el balón en juego, pero también es importante dificultar la acción del equipo contrario al recibir la pelota de voley y conseguir marcar un tanto. Para que este servicio sea efectivo, preciso y seguro existen diferentes tipos de saque en voleibol, pudiendo diferenciar en ellos la trayectoria y la forma de golpeo.

Saque flotante

El saque flotante es utilizado para provocar que la pelota de voley realice movimiento de forma impredecible debido al flujo de las capas de aire alrededor del balón, produciendo movimiento hacia derecha o izquierda, o incluso hacia arriba. Con esta técnica al equipo contrario le será difícil predecir dónde caerá el balón, ya que la velocidad con la que se da el golpe provoca la caída brusca y repentina de la pelota. Para ejecutarlo hay que seguir los siguientes pasos:

  1. Dejar la pelota sobre la palma de la mano que no ejecuta el golpe y mantener el brazo actuante preparado para el golpeo.
  2. Elevar con la mano no ejecutora la pelota hasta una altura adecuada a fin de golpearla con la otra mano. En este movimiento, el jugador de voleibol deberá asegurarse de conocer el peso y la fricción de la pelota con el aire a fin de no quedarse demasiado corto o salirse de la pista. A la misma vez que se está elevando el balón, el brazo que golpea debe estar subiendo para adquirir la postura de lanzamiento.
  3. Golpear la pelota de voley con la palma de la mano que ejecuta. Este deberá ser un golpe firme y seco. Además, se tendrá que conectar solo con la palma de la mano, sin que los dedos participen en el lanzamiento.

Saque con salto

Es un tipo de saque en voleibol cuyo objetivo es incrementar la potencia y, a su vez, la altura de impacto para dificultar la recepción del mismo, evitando que los adversarios puedan generar un ataque más contundente. Este servicio solamente es realizado por jugadores especializados.

Igualmente, para poder ejecutarlo existen dos maneras: carrera previa o en estático. En el primer caso, el jugador de voleibol deberá retroceder más para tener espacio y así acelerar la carrera. En el segundo, es importante comenzar con distancia suficiente de la línea para no pisarla y cometer falta. Asimismo, el gesto técnico debe de realizarse de la siguiente forma:

  1. Al comenzar se deberá colocar la pelota de voley en la mano que no va a golpear, mirando hacia arriba.
  2. Se lanza el balón al aire a varios centímetros al frente del jugador.
  3. Realizar una aproximación atacante, balanceando los brazos hacia atrás y luego hacia adelante y arriba mientras se camina hacia el frente con el pie izquierdo, elevando la velocidad del saque.
  4. El jugador de voleibol deberá saltar hacia arriba y al frente, asegurándose estar por detrás de la línea para no cometer falta de saque.
  5. Contactar con la pelota en el punto más alto que se haya alcanzado, y al mismo tiempo saltar para aumentar la incidencia del saque.
  6. Por último, golpear la pelota con la palma de la mano y continuar el movimiento con el resto de tu brazo.

Saque con efecto

A este tipo de saque en voleibol también se le puede conocer como topspin. Es un servicio que provoca que el balón gire rápidamente hacia delante, causando que los contrincantes tengan dificultad para recibirlo debido a la velocidad del golpeo. Una de las principales diferencias con el saque flotante es que el movimiento es más predecible. Dicha técnica se ejecuta de la siguiente manera:

  1. El lanzamiento de la pelota de voley debe ser un poco más elevado que cuando se hace un saque flotante.
  2. El jugador de voleibol deberá contactar por la parte superior del balón, dirigiéndolo hacia abajo.
  3. Seguir la trayectoria del lanzamiento con el brazo que ha golpeado, peinando hacia delante y hacia afuera la pelota.

Además de todas estas técnicas, existen otras versiones de saques en voleibol menos utilizadas en el alto rendimiento, pero más en el ámbito recreativo, como, por ejemplo, el saque por abajo o el de seguridad. Estos aspectos tan importantes en el mundo de los deportistas de élite se conocen en profundidad en el Grado Superior en Enseñanza y Animación Sociodeportiva en modalidad online y presencial.

Por otro lado, y para concluir, los niños o personas que se están iniciando en este deporte deben abandonar los saques de seguridad más típicos en los primeros entrenamientos para perfeccionar técnicas profesionales como las descritas en este artículo.

¿Quieres más información? ¡Pregúntanos!