FP Imagen y Sonido

Diferencia entre animación y modelado 3D

Alberto Ortiz
diseñadora haciendo un modelo 3d del escenario de un juego

El sector audiovisual ha experimentado un gran crecimiento en los últimos años, ofreciendo grandes salidas profesionales y un rápido acceso al mercado laboral a los titulados en grados superiores como el de Animaciones 3D, Juegos y Entornos Interactivos. Estos profesionales serán los encargados de llevar a cabo la producción y postproducción de animación y modelado 3D en el sector de la producción audiovisual, así como en la publicidad o empresas relacionadas con el diseño 3D.

Es por ello que el modelado y la animación 3D son conceptos muy parecidos que se complementan en el proceso de diseño tridimensional, lo que puede hacer que las personas que quieran estudiar animación 3D puedan confundirlos o llegar a pensar que se trata del mismo concepto. Por ello es muy importante conocer la función y los objetivos de cada uno para así poder diferenciarlos.

¿Qué es el modelado 3D?

Cuando hablamos de modelado 3D, hablamos del conjunto de técnicas con las que se crean y representan formas tridimensionales conectadas por entidades geométricas como líneas, triángulos o superficies curvas. Estas formas reciben el nombre de modelos 3D, que pueden ser creados de manera manual o automática y se utilizan habitualmente para crear personajes, escenarios y efectos especiales en videojuegos y películas.

El modelado tridimensional ofrece grandes posibilidades a los diseñadores, ya que cuenta con herramientas de todo tipo como Blender, 3D Builder o BlocksCAD y una gran curva de aprendizaje que requiere, sobre todo, paciencia al contar con diferentes niveles de acceso para los diseñadores.

En este sentido, la aparición del modelado 3D ha ayudado a que los profesionales relacionados con el diseño 3D puedan representar de manera más fiel a la realidad sus proyectos, gracias a la existencia de distintos programas que permiten escenificar su trabajo a través de imágenes 3D.

 

Tipos de modelado 3D

Cuando una persona se marca el objetivo de trabajar como modelador 3D debe tener en cuenta una serie de tipos de modelado 3D con los que trabajará frecuentemente en su puesto de trabajo. Estas técnicas variarán según el tipo de proyecto en el que se trabaje:

  • Modelado de caja: Es la técnica líder dentro del diseño 3D y se basa en el modelado a partir de una figura primitiva como un plano o un cubo, a la que se le añade geometría en forma de vértices que hacen que el modelo gane en forma y detalles.
  • Modelado escultórico: Se crea un modelo 3D a través de la geometría, que simula la presión y el estiramiento en el modelo. Con este tipo de modelado 3D se lleva a cabo un proceso similar al de creación de una escultura física, con la diferencia de que se utilizan diferentes herramientas digitales que hacen que el resultado sea lo más realista posible.
  • Modelado de bordes: Basado en un método poligonal, se crean modelos 3D a partir de esquemas en los que se rellenan los espacios que se crean entre las formas del modelo. Este método es muy útil a la hora de modelar rostros humanos, debido a su facilidad para crear las diferentes partes de la cara como los ojos, las orejas o los labios.
  • Superficies NURB: Este tipo de modelado tridimensional se utiliza sobre todo a la hora de elaborar modelos exactos de coches, aviones y o similares. Se utiliza para crear curvas y superficies de manera sencilla, ya que se basa en el control de los contornos del objeto que será modelado a través de puntos de control y vectores de nodos.

¿Qué es la animación 3D?

En nuestro día a día, la animación 3D tiene una gran presencia, ya sea en videojuegos, películas o series y programas de animación. Ésta ha formado parte de nuestra infancia y ha provocado que nos acostumbremos a ignorar el elaborado proceso que conlleva su producción, que suele ser costosa y requerir de un gran número de horas de trabajo.

La animación 3D y el modelado tridimensional están directamente relacionados, encontrando como principal diferencia entre ambos el movimiento. La animación es el proceso de otorgar movimiento a modelos 3D mediante la creación de secuencias de imágenes fijas denominadas fotogramas. Para completar el proceso de animación es necesario someter a los fotogramas a un proceso de renderizado, con el objetivo de ofrecer una visión realista con profundidad y textura.

A menudo se puede pensar que la animación tridimensional está solo relacionada con el sector audiovisual, pero la realidad es que esta se puede aplicar a todo tipo de sectores. Un ejemplo sería una empresa industrial que hace uso de la animación para recrear de manera realista los procesos que ocurren en el interior de las máquinas, con el objetivo de ofrecer una explicación de estos a su público objetivo.

Otro ejemplo sería de su uso sería la arquitectura, donde ocupa un papel esencial, empleando imágenes 3D estáticas para poder contar con una previsualización del proyecto que se va a llevar a cabo. También es útil a la hora de desarrollar animaciones 3D en las que se recorrerá el espacio diseñado, consiguiendo ampliar la percepción del cliente sobre el proyecto.

 

Técnicas de animación 3D

Dependiendo del tipo de producción que se vaya a llevar a cabo o el presupuesto del que se disponga, se podrán emplear tres técnicas de animación tridimensional, llegando incluso a combinar algunas de ellas:

  • Técnica realista: Es muy utilizada tanto en el cine como en los videojuegos y consiste en la utilización de un sistema de captura de movimientos, que ayudado por un animador con un traje especial y distintos marcadores repartidos por el cuerpo va registrando todos los movimientos que este realiza. Esta técnica ha sido utilizada en películas como ‘Avatar’ o ‘El Planeta de los Simios’ y en diversos videojuegos como ‘FIFA’ o ‘Call Of Duty’.
  • Técnica cartoon: Esta técnica es la más utilizada en las películas o series de animación, ya que intenta representar de manera atractiva la realidad. Es por esto que se rige por un conjunto de reglas que le otorgan cierta credibilidad y definen su estilo. ‘Toy Story’ o ‘Shrek’ serían ejemplos de este tipo de técnica.
  • Técnica snappy: Se considera una evolución de la animación cartoon y consiste en añadir detalles como la exageración de las caricaturas, movimientos bruscos o espacios más marcados, con el objetivo de captar la atención del espectador mediante un estilo más simplificado y humorístico. La película ‘Hotel Transylvania’ o el corto animado ‘The Food Thief’ ejemplifican muy bien este estilo de animación 3D.

En definitiva, un graduado en Animaciones 3D, Juegos y Entornos Interactivos a distancia dispondrá de diversas áreas en las que desarrollar su trabajo, ya sea en el sector audiovisual o en cualquier otro sector en el que se requiera la presencia de una persona encargada de tareas como animación 3D o modelado 3D entre otras.

¿Quieres más información? ¡Pregúntanos!