FP Sanidad

El técnico en documentación sanitaria y sus funciones

Samara Heredia Torres
Dos sanitarios con unos archivos sobre la mesa

La gestión de información dentro del Sistema Sanitario es fundamental para el correcto funcionamiento de cualquier entidad del sector. De hecho, todos los informes de administración sanitaria implican un almacenamiento de datos clínicos, así como un buen tratamiento de éstos para su posterior procesamiento y transmisión, tanto a especialistas en la materia como a pacientes.

En este contexto, una organización sanitaria tiene la necesidad de contar con un profesional como el técnico en documentación sanitaria, cuyo perfil reunirá los conocimientos necesarios en materia de recopilación, archivo y procesamiento de datos relacionados con los pacientes. Con el paso de los años las funciones del documentalista sanitario han ido cambiando, ya que se ha apoyado en diferentes herramientas de TICs en sanidad para realizar sus actividades.

Igualmente, el trabajo del técnico de documentación sanitaria es esencial en el funcionamiento de la sanidad, permitiendo a los especialistas tomar decisiones importantes en las actividades y procesos de manera sencilla, facilitando su trabajo. Además, el intercambio de documentos clínicos con otras áreas ayuda a mejorar el servicio ofrecido a los pacientes y sus familiares.

Las funciones del técnico de documentación sanitaria

Las personas tituladas en un ciclo formativo de Administración Sanitaria a distancia o en modalidad presencial tendrán las habilidades para desarrollar su actividad profesional tanto en instituciones públicas como privadas del ámbito sanitario. Además, sus funciones están reguladas por la administración sanitaria estatal y podrán ejercer en centros hospitalarios, de investigación, atención primaria y atención especializada.

El documentalista sanitario está en contacto directo con otras áreas del sector, pero también con el departamento de informática por si se produce algún error de tipo tecnológico en la organización sanitaria relacionado con sus actividades. Entre las funciones del técnico en documentación sanitaria destaca prestar servicios administrativos a pacientes y familiares, así como a profesionales de la salud o visitantes.

Igualmente, una de las tareas del técnico de documentación sanitaria es dar apoyo administrativo para la atención al paciente, con el objetivo de almacenar y mantener actualizado el registro de los usuarios que acuden a una organización sanitaria, ya que el expediente es una parte fundamental en esta función. Para este trabajo también se ayudará de diferentes sistemas informáticos.

Por otro lado, el técnico en documentación sanitaria será el responsable de actualizar las notas médicas o el resultado de exámenes de pruebas con el objetivo de guardar estos documentos clínicos para cuando el profesional de atención sanitaria necesite consultarlos. En este sentido, el documentalista sanitario también se encarga de concertar citas con el técnico de ambulancia, así como de recibir a pacientes ambulatorios y mantener el registro de camas disponibles o listas de espera.


El perfil de un documentalista sanitario

Como se ha mencionado, en el departamento de Administración Sanitaria se manejan una gran cantidad de datos, por lo que el técnico en documentación sanitaria tendrá que realizar una buena planificación. Para ello, el perfil de este profesional presenta una serie de características.

El documentalista sanitario es una persona muy metódica, atenta  a los detalles y capaz de encargarse de diferentes tareas bajo presión. Además, destaca por ser un perfil amable para relacionarse con los pacientes pero también discreto, ya que trata con datos privados de los usuarios. Por otro lado, el técnico de documentación sanitaria presenta una gran capacidad de redacción y trabajo en equipo.

Principales razones para estudiar Documentación Sanitaria

La Administración Sanitaria es una rama de la salud que presenta una gran demanda en el ámbito. Las personas que opten por estudiar Documentación Sanitaria deben saber que se trata de un ciclo formativo de carácter oficial que se puede cursar tanto en modalidad presencial como a distancia, y, además ofrece la oportunidad de compaginar los estudios con las prioridades personales.

Por otro lado, el futuro documentalista sanitario tendrá la posibilidad de experimentar la realidad laboral gracias a la metodología práctica que tiene el ciclo formativo. De esta manera, el técnico en documentación sanitaria podrá ponerse en la piel del profesional desde el primer día. En su camino, también contará con un seguimiento personalizado por parte del equipo docente. 

Estudiar Documentación Sanitaria ofrece un perfil profesional atractivo para cualquier puesto de trabajo relacionado con la administración, pero también proporciona la posibilidad de seguir aprendiendo de esta rama profesional a través de una especialización sanitaria o estudios superiores.

Con este grado superior, los futuros técnicos de documentación sanitaria podrán ejercer en una de las áreas más demandas de la sanidad como responsable de:

  • Codificación de documentación sanitaria
  • Archivos de historias clínicas
  • Diseño documental sanitario

En conclusión, el trabajo de un técnico en documentación sanitaria es una actividad esencial dentro del Servicio Sanitario para evaluar y controlar la calidad de asistencia, así como la información asistencial que reciben los pacientes.

¿Quieres más información? ¡Pregúntanos!