FP Sanidad

¿Qué es la Anatomía Patológica?

Sonia Ordóñez
Qué es anatomía patológica

>Hoy día para muchas personas la Anatomía Patológica es una ámbito desconocido, sin embargo todas alguna vez a lo largo de su vida se han sometido a un examen médico o posiblemente lo hagan en un futuro. Entender qué es la Anatomía Patológica puede resultar difícil, incluso algunos la conocerán con otro nombre.

El concepto es amplio, esta ciencia médica también es denominada como patología, y tiene el objetivo de analizar la estructura de las diferentes células a fin de observar si la morfología de estas es normal o padece alguna alteración. Para poder estudiar las muestras se necesita una previa extracción, es decir, tomar una parte del tejido de la zona que se quiere analizar para hacer un diagnóstico correcto a través de una biopsia, citología o autopsia clínica.

De esta área se encarga el médico patólogo, integrado dentro del equipo de Servicio de Anatomía Patológica donde procesará la muestra por el microscopio y desarrollará un diagnóstico. Al lado de este especialista también se encuentra el Técnico Superior en Anatomía Patológica y Citodiagnóstico, junto a celadores y administrativos.

¿Cuál es el papel que juega la Anatomía Patológica dentro del sistema sanitario?

La Anatomía Patológica conforma una de las >partes principales de la medicina y su cuya misión es suministrar información diagnóstica a las distintas áreas de los servicios hospitalarios y clínicos. De este modo, se convierte en una especialidad que está muy relacionada con diferentes ámbitos del sistema sanitario y de la que dependerán algunos aspectos importantes relacionados con la enfermedad del paciente.

Para llevar a cabo estos objetivos, el Servicio de Anatomía Patológicatendrá que contar con personal cualificado y equipamiento especializado. El Técnico Superior en Anatomía Patológica es un experto fundamental en el laboratorio que tendrá que trabajar de forma muy estrecha con el especialista encargado del área. Entre muchas de las tareas, se encargará de analizar los estudios anatomopatológicos para ayudar a dar con el diagnóstico de una enfermedad.

Las funciones de este Servicio de patología dentro del sector sanitario van encaminadas a la obtención de una muestra a fin de ofrecer una información fiable sobre el proceso evolutivo de esta y el control de los tratamientos que se tienen que aplicar. Por tanto, el patólogo tendrá una función esencial, ya que no solo deberá seleccionar los métodos y equipos para realizar las pruebas, sino también mantener la seguridad de todo el proceso.

¿Qué tipos de pruebas se realizan en Anatomía Patológica?

El patólogo tendrá que estudiar las alteraciones de la enfermedad a diferentes niveles como el celular, molecular y orgánico. Por tanto, la Anatomía Patológica se puede clasificar en dos partes: general y quirúrgica.

Los estudios anatomopatológicos se efectúan mediante la utilización de diversos recursos técnicos que incluye microscopios ópticos, invertidos, estereoscópicos, microtomos, centrífugas, y un largo etcétera de material de laboratorio. Además, igual de importante es la información diagnóstica que se envía a otras áreas como la conservación de estas muestras.

El objetivo principal de realizar dichas pruebas de Anatomía Patológica no es solo estudiar la evolución y las causas sino también hacer un pronóstico de las efectos que pueden tener las diferentes enfermedades en los seres humanos. Para ello, se analizan las células de los tumores y tejidos. Además, esta área también juega un papel fundamental en la medicina forense.
 

Dentro de los estudios anatomopatológicos y citodiagnosticos se diferencian dos tipos de pruebas:

  • Patológicas : permiten analizar una muestra de tejido de cualquier órgano para identificar el tipo de célula que se trata (maligna o benigna) y qué tratamientos serían de utilidad para combatir la alteración. Estos tipos de procesos patológicos se llevan a cabo en distintas enfermedades como el cáncer, infertilidad, enfermedades degenerativas, infecciones o patologías congénitas.
  • Diagnósticas: estos estudios anatomopatológicos son una técnica habitual utilizada en los Servicios de Anatomía Patológica. El objetivo es obtener una muestra de líquido orgánico o tejido para estudiar la existencia de una enfermedad específica a fin de ofrecer un diagnóstico en concreto. El análisis de la prueba obtenida se realiza mediante diferentes técnicas como: citología, inmunohistoquímica, hematopatología o microscopía electrónica.

El camino que sigue una muestra en Anatomía Patológica/strong

El primer paso para ver la muestra en el microscopio es extraerla. Dependiendo del tipo de prueba, en qué parte se encuentre y el lugar donde se realice, la persona encargada de la extracción será un médico, enfermera o un Técnico Superior en Anatomía Patológica. Pero, para entender mejor el trabajo de este especialista hay que conocer los procedimientos.

Cuando la muestra hace entrada en el Servicio de Anatomía Patológica la recibe un administrativo y un técnico que se encargan de registrarla en el sistema informático y señalizarla de acuerdo a su prioridad y objeto de estudio. Dicha inscripción es necesaria para la trazabilidad y su identificación inequívoca. Además, se organizan todas las muestras de menor a mayor número y pasan a la zona de tallado.

En esta área el técnico se encargará de abrir y cortar cada una de las muestras, cuyas partes serán guardados en casetes. A su vez, cada uno de estos objetos será rotulado con una numeración y color indicativo de la sospecha de malignidad y la urgencia precisa. De esta manera, el especialista viendo el color sabrá interpretar el estudio de la muestra, y por tanto, cómo tendrá que procesarla. Hasta este momento, el camino que ha realizado la muestra ha sido todo de la mano del técnico.

El siguiente paso le toca al patólogo, que se encargará de hacer un análisis macroscópico, es decir, observar directamente la muestra. Para este proceso se suele tomar una imagen de la muestra que irá incluida en la historia clínica del paciente. En esta ocasión, será introducida en diferentes composiciones químicas como el formol y aquí pasará el tiempo necesario para que se fije.

El periodo que la muestra necesita estar en reposo es el equivalente al que hay que esperar para obtener los resultados. Pasado este tiempo, dicha muestra estará lista para ser bañada en parafina líquida, compuesto que hará que se solidifique el tejido y así se pueda cortar en el microtomo, para posteriormente realizar una técnica histológica y posarla bajo la lente del microscopio

Como se ha podido leer durante todo el artículo, la Anatomía Patológica es una parte esencial en la investigación y la medicina, ya que presenta un gran interés por el control de calidad y desarrollo para la prevención de enfermedades. Aunque una de las áreas más importantes de esta disciplina también se desarrolla con autopsias clínicas.

¿Quieres más información? ¡Pregúntanos!