Te Orientamos

Becas para estudios no universitarios de entidades privadas

Samara Heredia Torres
Varios post it, un lápiz, un móvil y monedas encima de una mesa blanca

Los alumnos interesados en estudiar una Formación Profesional no solo se podrán beneficiar de las ayudas de FP convocadas por organismos oficiales como el Ministerio de Educación o la Consejería de Educación de cada comunidad autónoma, sino también de las becas para estudios no universitarios que ofrecen las entidades privadas, con el objetivo de facilitar el acceso a las diferentes titulaciones oficiales. 

Hoy en día, existen subvenciones para la mayoría de etapas y modalidades educativas. En cada año académico se convocan diversas becas privadas para apoyar a los alumnos en sus estudios. De estas ayudas se pueden beneficiar los estudiantes universitarios, pero también aquellas personas que cursen un Grado Medio o una FP Superior.

Igualmente, estas subvenciones privadas se pueden solicitar tanto para modalidad presencial como para FP a distancia, siempre y cuando el alumno alcance los objetivos que establece cada beca para poder seguir percibiendo la ayuda. Además, hay posibilidades de todos los gustos, desde una beca de formación académica hasta para hacer prácticas de empresa o disfrutar de una estancia en el extranjero.

Principales becas privadas para estudiar una Formación Profesional

Los primeros meses del curso suelen venir acompañados de la convocatoria de diversas becas privadas que coinciden con la etapa de admisión a Formación Profesional. Al contrario de lo que pueda parecer, existen ayudas para la mayoría de modalidades educativas. En este sentido, la Formación Profesional no es una excepción, eso sí, siempre se tiene en cuenta el expediente académico o los factores económicos.

  • Becas Fundación Montemadrid. Este tipo de beca no universitaria tiene como objetivo facilitar prácticas laborales en empresas europeas a alumnos y titulados de FP. De esta manera, estas becas privadas facilitan la experiencia profesional a los estudiantes de Formación Profesional en la Comunidad de Madrid posibilitando la movilidad en países como Irlanda, Portugal, Eslovenia, Italia, Reino Unido, Polonia o República Checa.
  • Becas Fundación Repsol. Esta beca privada se dirige al alumnado matriculado de FP en algunas de las 12 localidades recogidas en las bases legales. El objetivo principal es colaborar con los gastos de la enseñanza de los estudiantes para promover la Formación Profesional. La convocatoria ofrece 100 subvenciones privadas, de las cuales 25 son para alumnos de Grado Medio y 75 para Grado Superior, percibiendo cada uno de ellos 800 euros de ayuda.
  • Becas Fundación SEPI. Esta organización tiene un programa de becas privadas para el alumnado de Formación Profesional de Grado Superior. El objetivo es que los estudiantes puedan realizar un período de formación práctica en empresas innovadoras dentro del país de residencia. Estas ayudas se convocan anualmente y tienen una duración de seis meses con opción de ampliarse hasta doce meses. A su vez, los alumnos pueden recibir una cuantía mensual de 800 euros por su trabajo.


La importancia de las becas para estudios no universitarios

En el plano educativo para la mayoría de personas obtener una de las becas para estudios no universitarios es sinónimo de oportunidad. Por ello, muchas instituciones ofrecen un programa de becas privadas que fomente la igualdad de oportunidades entre los estudiantes. Igualmente, las entidades públicas también dan a los alumnos la posibilidad de solicitar una beca en alguna de sus instituciones.

Por otro lado, este tipo de subvenciones privadas contribuye de manera importante en la formación de quien desea continuar estudiando, compaginando en numerosas ocasiones las responsabilidades laborales con las personales. Además, una ayuda al estudio también es una buena ocasión para lograr los objetivos propuestos y continuar haciendo lo que vocacionalmente gusta.

En este sentido, tanto las becas privadas como públicas se entienden como un instrumento fundamental para proporcionar igualdad de acceso a la educación superior, considerándose una inversión para el futuro, ya que ayudan a muchas personas a tener una formación exitosa en el sector profesional elegido.

En definitiva, solicitar una beca no es una acción complicada, pero es importante que los candidatos sigan una serie de pasos con el objetivo de que la solicitud llegue a buen puerto. Para optar a una subvención privada los interesados deben informarse bien de las bases de cada convocatoria y de su compatibilidad con otros tipos de becas. De igual modo, es fundamental que se fijen en los periodos de admisión de solicitudes, así como los plazos de reclamación por si la beca para estudios no universitarios se rechaza.

¿Quieres más información? ¡Pregúntanos!