FP Hostelería y Turismo

¿Cuáles son las funciones de un camarero?

Daniel Villodres
camarera sirviendo cafés en un jardín

El sector turístico en España es uno de los más importantes en cuanto a generación de empleo y riqueza en este país. Así, el 12,5% de los contratos que se firman son para el mundo de la hostelería, en concreto para realizar las funciones de un camarero.

Aunque puede parecer que es un trabajo sencillo que se puede realizar sin formación, el de camarero es un puesto muy demandado en los establecimientos hosteleros y por tanto cada vez necesita de una mayor especialización mediante una formación específica, ya que sus funciones van más allá de atender a los clientes en su mesa.

En este post se analizan las funciones de un Técnico en Servicios de Restauración, la titulación oficial que capacita a estos profesionales para ejercer como personal experto, accediendo a puestos más específicos dentro del sector hostelero y accediendo a ofertas de trabajo más cualificadas.

 

banner servicios restauracion

¿Qué hace un camarero?

En el mundo de la hostelería los camareros y camareras cumplen una función precisa y necesaria para el día a día de cualquier restaurante. Dependiendo del negocio en el que estén, tendrán unas tareas u otras pero la mayoría de ellos cumplen con las mismas funciones:

  • Atención a proveedores: Recepción de proveedores y de mercancía necesaria para el día a día, así como comunicación con el encargado sobre todos los productos que es preciso reponer.
  • Ordenación de la sala: Consiste en la distribución que va a tener el restaurante con respecto a mesas y sillas, encargándose también de vestirlas y disponer cubertería, cristalería y decoración, es decir, todo lo que sea necesario en el restaurante.
  • Gestión de reservas: Aunque generalmente este trabajo suele reservarse para el personal de barra, los camareros también cumplen con la acción de coger y anotar las reservas de los clientes.
  • Toma de comandas: Es una de las funciones más conocidas de los camareros y consiste en la presentación de la carta y las sugerencias fuera de la misma para posteriormente anotar las peticiones de los clientes y hacerlas llegar a la cocina. En la actualidad, en la mayoría de los restaurantes se utilizan dispositivos electrónicos para la toma de comandas.
  • Servicio de la comida y bebida: Tras haber cumplido con la función de toma de comandas se procede a la entrega de lo que han pedido.
  • Reposición de stock: Al terminar la jornada cada establecimiento de restauración hace la reposición del stock para que al día siguiente tengan todo el material y productos preparados para realizar un servicio óptimo al cliente.
  • Limpieza de menaje: en equipos pequeños que no tengan una persona dedicada a ello, los camareros deberán fregar el menaje de sala, desde vajilla hasta cubertería.
  • Limpieza: Una de las principales funciones del camarero es la limpieza al terminar el servicio y durante el mismo, manteniendo todo en perfecto estado para cuidar la imagen del establecimiento.

 

Tipos de camareros

Ante la amplia variedad de funciones del camarero, el sector de la restauración cada vez apuesta más por la especialización de su personal, abandonando la idea del ‘camarero multiusos’ para profesionalizar a cada uno de los trabajadores y hacer el servicio más eficiente. Estos son los tipos de camareros más comunes:

  • Camarero de sala: Profesional de la hostelería que se dedica a la atención de los clientes en mesa en los servicios de comidas, trabajando con grupos de mesas preestablecidos para distribuir el trabajo de manera eficiente con sus compañeros.
  • Camarero de barra: Este camarero es el encargado de servir productos a sus compañeros de sala, así como de atender a los clientes que hacen su consumición en barra. Además, el camarero de barra debe controlar que todo esté correcto en cuanto a reposición de productos, mantenimiento de maquinaria y servicio.
  • Camarero extra: Son los camareros que se contratan para momentos puntuales de mucho trabajo, como eventos especiales o fiestas. Realizan funciones de apoyo a los camareros de plantilla y deben tener habilidades y experiencia para ofrecer un servicio rápido sin entorpecer el trabajo del resto.
  • Camarero de restaurante: Son los encargados de básicamente todo en el establecimiento, desde acompañar a los clientes a las mesas y tomarles nota hasta traerles la comida y bebida o limpiar el establecimiento. Este tipo de camarero es el más frecuente especialmente en negocios pequeños y se caracteriza por tener un perfil polivalente.
  • Barman: Persona especializada en la realización de cócteles que se sitúa detrás de la barra realizando mezclas de bebidas. Este perfil es muy demandado en el sector, ya que requiere de unos conocimientos específicos y ofrece un servicio premium a los clientes. Además, realiza algunas de las tareas del camarero de barra, como el control de productos y el mantenimiento de los diferentes elementos que utiliza en el proceso de elaboración.
  • Sommelier: También conocido como sumiller, este camarero está especializado en el maridaje de vinos con los diferentes platos de la carta, una especialidad altamente demandada en restaurantes, celebraciones y catas de vino.
  • Barista: Es el profesional especialista en el café que tiene amplio conocimiento sobre las especialidades. Este experto trabaja con diferentes tipos de café, leches, esencias y licores para crear un producto innovador, con una presentación llamativa y un sabor único.

¿Qué estudiar para ser camarero?

En el momento actual donde la oferta de servicios de restauración es tan amplia, cada vez es más necesaria una diferenciación entre establecimientos a través de una carta única y un servicio exclusivo y por ello hace falta especialización por parte de los camareros para que puedan prestar un servicio excelente, con tengan destrezas en ámbitos como el servicio del café, la creación de cócteles o el servicio en mesa.

El Grado Medio Servicios de Restauración capacita a los estudiantes para llevar a cabo operaciones básicas en un restaurante, bar o cafetería, pero también los prepara para el servicio del vino, la comunicación con el cliente, la seguridad de los alimentos o la atención de eventos especiales.

Para poder acceder a esta titulación, los candidatos deberán contar con una titulación mínima de ESO o similar, aunque también tendrán la posibilidad de optar a esta formación mediante la realización de una Prueba de acceso a Grado Medio, ya que en MEDAC no necesitarán una nota mínima para poder comenzar sus estudios.

¿Quieres más información? ¡Pregúntanos!