FP Sanidad

Todo lo que necesitas saber sobre la bolsa de empleo del SAS

Samara Heredia Torres
Personal sanitario con un estetoscopio en la mano

En la mayoría de organismos públicos, entre ellos el Sistema Nacional de Salud, se ofrecen diferentes ofertas de empleo para cubrir las necesidades de personal especializado. En el caso de Andalucía, es el Servicio Andaluz de Salud el encargado de administrar y convocar los puestos de la bolsa de empleo del SAS.

Cada año la plantilla de trabajadores que optan por entrar a la bolsa del SAS experimenta un incremento. De hecho, hay muchos especialistas del ámbito sanitario que ven en el SAS una posibilidad de acceder a una institución pública, ya sea como personal fijo o con contrato temporal, con las ventajas que conlleva trabajar en este tipo de entidad.

En este sentido, tanto los grados medios como los ciclos formativos superiores de la rama sanitaria son una apuesta segura para integrarse de manera rápida en el Servicio Andaluz de Salud. Además, la Bolsa Única del SAS también es una alternativa para aquellas personas que estudien una FP a distancia relacionada con el ámbito, siempre que se cumplan con los requisitos establecidos por la comunidad autónoma.

¿Qué es la Bolsa Única del SAS?

La Bolsa del SAS es un portal de trabajo que corresponde al Servicio Andaluz de Empleo y, en sus inicios, fue creada para designar al personal estatutario temporal del Servicio Andaluz de Salud. Como es habitual en todos los puestos públicos, la Bolsa Única del SAS se convoca a través del Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA).

El objetivo principal de la bolsa de empleo del SAS es poner en contacto a organizaciones públicas de salud que necesitan cubrir determinados puestos con personas que están buscando nuevas oportunidades laborales. De esta manera, el SAS facilitará el proceso de selección de los centros sanitarios y asistenciales de Andalucía.

Por otro lado, se convocan oposiciones del SAS destinadas a cualquier perfil profesional tanto del ámbito sanitario como de otros sectores. A estas convocatorias se puede acceder por libre o por promoción interna temporal, algo más propio del personal estatutario fijo del SAS.

Igualmente, la Bolsa Única del SAS ofrece diferentes ofertas de empleo que pueden ser de larga duración (nombramientos internos, promoción interna, permiso sindical, servicios especiales, excedencia) y de corta (sustituciones, vinculación temporal o nombramientos eventuales).

 

¿Cuáles son los tipos de puestos que ofrece el SAS?

Como se ha mencionado, dentro de la bolsa del SAS se incluye una variedad de categorías profesionales y especialidades entre las que destacan:

En la bolsa de empleo del SAS además de los puestos puramente sanitarios, también hay ofertas de índole administrativa o de personal técnico entre los que se encuentran ingenieros superiores, técnicos en prevención de riesgos o técnicos informáticos. Por otro lado, hay plazas de personal de servicios que encuadran una multitud de perfiles como celadores, cocineros, limpiadores, peones, telefonistas y otros perfiles de oficio. 

Pautas para el proceso de selección en el SAS

En el SAS hay dos vías de ingreso, siempre y cuando se cumpla con los requisitos exigidos por la comunidad autónoma en función del puesto al que la persona aspira:

  • Oposiciones SAS. Las convocatorias se publican en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía y consta de una fase de oposición mediante la realización de un examen y una fase de concurso en la que se valoran una baremación de méritos profesionales. Dentro de esta área, las oposiciones de Auxiliar de Enfermería es una de las más conocidas.
  • Bolsa de empleo del SAS. Junto a las oposiciones que convoca la Junta de Andalucía de manera periódica, los profesionales disponen de otra alternativa, inscribirse en la bolsa del SAS dirigida a la selección de trabajadores de carácter temporal.

Requisitos para entrar a la bolsa del SAS

  • Tener nacionalidad española o de un Estado miembro de la Unión Europea.
  • Ostentar el derecho a la libre circulación de trabajadores conforme el Tratado de la Unión Europea o a otros tratados ratificados por España.
  • Estar en posesión de una titulación oficial exigida en la convocatoria o en condiciones de obtenerla dentro del plazo de presentación de solicitudes. En el caso de titulaciones extranjeras, se deberá tener la credencial de homologación.
  • Tener cumplidos 18 años o no exceder la edad de jubilación.
  • Poseer capacidad funcional necesaria para el correcto desempeño de las funciones relacionadas con el puesto de trabajo.
  • No tener la condición de personal estatutario fijo en la categoría en la que se haga la inscripción.
  • No haber sido separado del servicio, mediante expediente disciplinario, de cualquier Servicio de Salud o Administración Pública en los seis años anteriores a la convocatoria, ni hallarse inhabilitado con carácter firme para el ejercicio de funciones públicas correspondiente a la profesión.

¿Cómo inscribirse en la bolsa del SAS?

Una de las opciones que tienen las personas para conseguir experiencia en el Servicio Andaluz de Salud es inscribirse en la bolsa del SAS. Para ello, hay que acceder a la aplicación de la Bolsa Única del SAS desde un dispositivo electrónico con conexión a internet que tenga un navegador moderno (Chrome o Firefox). 

La bolsa de empleo del SAS está abierta permanentemente para todas sus categorías, aunque una vez al año, normalmente el 31 de octubre, se actualiza el corte de acceso. Independientemente de los requisitos generales, también existen unas condiciones específicas que varían según el puesto ofertado. 

Además, en el SAS se reservan un 5% de plazas destinadas a personas con discapacidad, siempre que estas tengan un 33% o más reconocido y pueda desempeñar el trabajo sin ninguna dificultad.  Una vez que se haya echado la solicitud, los nombramientos se realizarán por teléfono en tres llamamientos. En caso de no contactar con el candidato, el Servicio Andaluz de Salud pasa al siguiente perfil en la lista.
 
Por otro lado, aquellas personas que quieran inscribirse en el proceso de oposiciones del SAS tiene que saber que puede hacerlo de dos formas: por vía telemática, de manera rápida y sencilla; o presencial, presentando la solicitud en los registros habilitados y pagando la tasa en una oficina bancaria colaboradora.

La importancia de los méritos en la bolsa del SAS

Las personas que quieren entrar al SAS deben conocer cómo se consiguen los puntos. En el caso de concurso-oposición, cuanto mayor sea la calificación en ambas partes, más puntos se sumará a la nota final. Y en el caso de la bolsa, el baremo se establece exclusivamente en base a la puntuación que se obtenga por los méritos en la bolsa del SAS. En este sentido, en la baremación para entrar a la bolsa del SAS se destaca:

La experiencia profesional en el SAS donde se valoran los servicios que la persona haya prestado en el sector de la sanidad, ya sea en Andalucía o en el Sistema Nacional de Salud. En esta parte también se valoran el ejercicio en la misma categoría en la Administración Pública aunque no sea en el área sanitaria. Igualmente, también se contabilizará a aquellas personas que hayan superado una oposición del SAS en los últimos cinco años, pero no hayan conseguido plaza.

Por otro lado, se puntúa la formación en enseñanza reglada donde se incluyen los grados medios y superiores, así como los másteres o estudios superiores. También se valora la formación especializada relacionada con el puesto a desarrollar y la continuada.

Y por último, en los méritos de la bolsa del SAS se tiene también en cuenta las actividades científicas y de investigación relacionadas con el puesto. Además, se valoran los premios que la persona haya obtenido en ese ámbito, aunque en cada categoría se pueden dar requisitos específicos que precisen títulos puntuables.

Como se ha comprobado, entrar a la bolsa del SAS es una opción interesante para los alumnos que estudian una FP de la rama sanitaria y están a solo un paso de emprender su carrera profesional. Asimismo, puede conllevar numerosas ventajas como, por ejemplo, trabajar en un hospital público, tener una estabilidad laboral u obtener mejor salario que en otros puestos de trabajo.

¿Quieres más información? ¡Pregúntanos!