Te Orientamos

Las competencias profesionales más demandadas en el mercado laboral

Victoria Pérez
Una mujer apoyada en una mesa hablando a su equipo

En el momento actual, existe un amplio porcentaje de la población con estudios superiores compitiendo por puestos de trabajo cualificados, más del 60% en 2019 según la OCDE. Uno de los rasgos que permitirán destacar en el mercado son las aptitudes profesionales, diferenciando al candidato de otros.

Por este motivo, a la hora de postular para una oferta de empleo, es necesario conocer las competencias laborales que busca la empresa, analizando cuáles de ellas se tienen y qué otras se deben implementar para cumplir con el perfil demandado. Generalmente, este tipo de aptitudes para el trabajo suelen ser comunes en cada sector o familia profesional, de manera que viendo las diferentes ofertas es posible hacerse una idea sobre qué habilidades laborales se requieren en el empleo deseado.

Asimismo, aunque la formación y la experiencia son factores clave a la hora de conseguir un trabajo, las empresas cada vez valoran más algunas competencias transversales que debe mostrar el candidato para poder alcanzar los objetivos marcados en el plan de negocio. Esto es algo que se tiene en cuenta en el ámbito de la Formación Profesional, trabajando desde el primer día dichas aptitudes en sus alumnos a fin de que lleguen a ser profesionales competentes.

Soft skills y hard skills

Antes de definir las competencias profesionales más buscadas por las entidades es necesario establecer una diferenciación en la terminología. Los conceptos de hard y soft skills son cada vez más frecuentes de ver en las ofertas de empleo.

Las hard skills son aquellas destrezas adquiridas a base de la experiencia académica y profesional que se centran en aspectos muy específicos del puesto de trabajo. Por su parte, en este artículo vamos a destacar la importancia de la soft skills, también conocidas como competencias transversales, que se basan en aquellas características intrínsecas del candidato que lo hacen destacar frente a otros a la hora de desempeñar un puesto determinado.

Las soft skills requeridas varían en función del tipo de puesto al que se opta, por ejemplo, para un cargo ejecutivo es importante que el candidato posea dotes de liderazgo, mientras que si se trata de un trabajo de tipo comercial será necesario que destaque por su empatía y sus habilidades comunicativas.

Por esta razón, el postulante tiene que ser capaz de detectar cuáles son sus competencias profesionales y si estas coinciden con el puesto al que opta. Si no cuenta con las cualidades idóneas, podrá trabajarlas con el objetivo afrontar nuevos retos laborales con éxito.

Competencias transversales más buscadas por la empresas

  • Proactividad. Capacidad de tomar la iniciativa para obtener unos resultados teniendo la habilidad de anticiparse a los problemas que puedan surgir y actuar con sensatez.
  • Liderazgo. Personas que son capaces de guiar a un grupo de manera eficaz, ofreciéndole a su equipo confianza y apoyo para realizar sus tareas, pero teniendo también el carácter necesario para reprenderlo cuando no se siguen las pautas establecidas. Esta competencia es fundamental en puestos directivos o ejecutivos.
  • Trabajo en equipo. Habilidad para trabajar de manera coordinada con otros compañeros, siendo capaces de escuchar a los demás y colaborar para conseguir un objetivo.
  • Comunicación. Capacidad para expresar ideas de manera clara, creando un impacto en el interlocutor a fin de convencerlo sobre una idea. Esta competencia es imprescindible en puestos que conllevan negociación y promoción.
  • Motivación. Esta característica es muy importante a la hora de afrontar nuevos retos con positividad, trabajando con afán y creando un ambiente de trabajo agradable.
  • Gestión del tiempo. También conocida como ‘productividad’, es la capacidad que tienen las personas para organizar sus tareas de manera óptima para aprovechar al máximo el tiempo de trabajo.
  • Confianza. Esta competencia está muy relacionada con la motivación y la proactividad, ya que es importante que los candidatos crean en sí mismos para ser capaces de transmitirla a los demás. Además, la confianza en uno mismo permite a los trabajadores eliminar barreras a la hora de tomar la iniciativa y proponer nuevas ideas.
  • Creatividad. Capacidad de ofrecer soluciones alternativas y nuevas ideas que puedan generar un beneficio en la empresa. En el ámbito del marketing y la publicidad ésta es una competencia muy demandada.
  • Adaptabilidad. Personas que son capaces de adaptarse a los cambios, pudiendo realizar su labor en diferentes ámbitos y situaciones de manera versátil.
  • Autodesarrollo. Es la predisposición de las personas a seguir creciendo dentro de un puesto de trabajo, adaptándose a nuevas situaciones, formándose en nuevas habilidades y enfrentándose a diferentes retos con el objetivo de aprender de ellos.

Todas estas habilidades (y otras que no incluyen en esta clasificación, como capacidad de diálogo, resolución de conflictos u orientación al cliente) tienen la posibilidad de implementarse a través de la experiencia y del autoconocimiento. Para ello, las personas deben plantearse retos a medio y largo plazo con el objetivo de ir dando pasos hacia adelante en la consecución de determinadas soft skills.

Un ejemplo podría ser el desarrollo de la gestión del tiempo. Una persona que sea muy desorganizada y desee implementar esta competencia transversal debe fijarse como objetivo a corto plazo priorizar las tareas según su importancia, mientras que en el medio plazo debe ser capaz de conocer los momentos en los que es más productiva y plantear en en ese tiempo aquellas tareas que conlleven más trabajo. De esta manera, a largo plazo conseguirá llegar a ser más organizada y productiva.

Es importante trabajar estas soft skills, de igual manera que lo es reciclarse laboralmente para poder seguir creciendo como profesional y trabajar las hard skills. Una opción sería realizar una FP a distancia, adquiriendo nuevos conocimientos en un formato compatible con la vida profesional y personal y de este modo optar a una titulación adicional con una alta tasa de inserción laboral.

¿Quieres más información? ¡Pregúntanos!