FP Deporte

El deporte en familia, ¿cuáles son sus beneficios y sus tipos?

Paola Álvarez
Madre embarazada haciendo ejercicio con su hija

El deporte en familia es una acción fundamental tanto para adultos como para los más pequeños. Además, es la fórmula perfecta para que los padres transmitan buenos valores a sus hijos, pasen tiempo juntos y se diviertan practicando deporte. Con este tipo de experiencia y la ayuda de un profesional como el Técnico Superior en Enseñanza y Animación Sociodeportiva los recuerdos que permanecerán en la memoria serán imborrables.

Por otro lado, hacer deporte en familia no solo es una actividad de ocio, también puede aportar grandes beneficios a los niños y adultos. Las familias haciendo deporte refuerzan los lazos afectivos y ayudan a forjar las bases de una vida saludable, tanto física como psíquicamente. Por ello, es fundamental inculcar estos hábitos desde edades tempranas con el objetivo de fomentar las relaciones sociales.

¿Cuáles son los beneficios de practicar deporte en familia?

Los expertos en Enseñanza y Animación Sociodeportiva a distancia suelen tener las ideas claras, no existe mejor forma para estar saludable y disfrutar de la compañía de los seres queridos que hacer deporte en familia. Además, con esta práctica se iniciará a los más pequeños de la casa en el desarrollo de una vida saludable, ya que la infancia es el momento ideal para inculcar a los hijos estos hábitos que en un futuro le ayudarán a gozar de una buena salud.

El deporte en familia presenta diversos beneficios que van desde el punto de vista físico, pasando por el psicológico y llegando al social. La familia haciendo deporte promueve, entre otras cosas, la autonomía, así como las herramientas de socialización. Por otro lado, los especialistas distingue entre tres grandes grupos:

  • Beneficios físicos de hacer deporte en familia. El desarrollo de cualquier actividad física en familia puede conllevar ciertos beneficios físicos como, por ejemplo, mejorar el funcionamiento del sistema circulatorio, respiratorio y óseo. También ayuda a evitar el sedentarismo, contribuyendo a prevenir el sobrepeso, así como la obesidad. Igualmente, las familias haciendo deporte mejoran la calidad del sueño.
  • Beneficios sociales de hacer deporte en familia. Además de los beneficios físicos, el deporte en familia también tiene privilegios sociales, ya que se trata de una actividad en equipo que favorece la interacción con otras personas. Por otro lado, las familias en deporte también aprenderán a canalizar los conflictos domésticos, así como el respeto a los demás.
  • Beneficios psicológicos de hacer deporte en familia. Son muchos los beneficios sociales y físicos que practicar deporte en familia puede aportar, pero no hay que olvidar también los psicológicos. Las familias haciendo deporte liberarán tensiones y facilitarán el proceso de aprendizaje para alcanzar una meta. Además, la actividad deportiva hará que el núcleo familiar incrementen la sensación de bienestar emocional, energía y vitalidad.

Los deportes en familia más practicados

  • La familia y el deporte de running. Hoy en día, las personas que practican running cada vez son más, ya que no es solo un deporte que tiene muchos adeptos, sino que también se puede practicar en familia desde que los más pequeños son bebés hasta que se pueden apuntar a carreras benéficas. Además, existen muchos maratones familiares que se organizan con frecuencia. Por otro lado, hay que tener en cuenta que aunque no hay edad para correr, los niños comienzan a apreciar esta disciplina alrededor de los siete años.
  • Ciclismo en familia. Esta es una de las actividades más preferidas para hacer deporte en familia, ya que el ciclismo es una disciplina muy completa que ayuda a mejorar la coordinación y el funcionamiento del corazón, entre otras cosas. Las personas que practiquen este deporte tienen que tener en cuenta la adaptación al transporte habitual, por lo que si algún miembro de la familia es muy pequeño, se puede instalar una silla o cesta para poder llevarlos. De esta forma, compartirán el momento con el resto y se iniciará en una rutina saludable.
  • Senderismo en familia. Para hacer deporte en familia también se puede practicar el senderismo, una disciplina que permite disfrutar de la naturaleza, su flora y fauna. Además, a medida que los miembros de la familia vayan creciendo se podrá incorporar nuevas rutas, teniendo en cuenta el grado de dificultad de estas y la seguridad que aporta.
  • Patinaje. Este deporte en familia requiere mucha concentración. Por ello, son muchos los padres que optan por apuntar a sus hijos a clases de patinaje con el objetivo de que mejoren su coordinación, expresión corporal y equilibrio. En este sentido, las habilidades desarrolladas durante esta práctica dependerá de las edades de los familiares. Además, no hay que olvidar usar siempre equipos de protección.
  • Natación en familia. Esta disciplina tiene muchos beneficios tanto para adultos como para los más pequeños. Los especialistas recomiendan comenzar con la matronatación lo antes posible para que los niños se familiaricen con el medio. Otro de los deportes en familia que se puede practicar en el medio acuático es el waterpolo.
  • Tenis en familia. Hacer deporte en familia como el tenis puede ayudar a mejorar la coordinación y la agilidad de los adultos, así como de los niños. Además, es una disciplina que sirve para tener un dominio de los espacios. Normalmente, los niños pueden comenzar a practicarlo a partir de los cinco años y una actividad de ocio divertida puede ser los partidos dobles en familia.

 

Consejos para fomentar el deporte en familia

En ocasiones, los padres se encuentran en la tesitura de no saber cómo enfocar el deporte en familia para que las actividades sean atractivas y no acaben convirtiéndose en una rutina para los más pequeños y adolescentes de la casa. Por ello, el Centro de Promoción de la Nutrición del Departamento de Agricultura de los EE.UU ha elaborado una serie de recomendaciones para que hacer deporte en familia sea un éxito:

  • Fijar horarios y fechas para realizar deporte en familia.
  • Planificar hacer deporte en familia por anticipado y seguir los progresos de todos los miembros.
  • Incluir el trabajo en casa como actividad deportiva.
  • Utilizar los recursos disponibles para hacer deporte en familia.
  • Desarrollar nuevas habilidades de la familia haciendo deporte.
  • Tener en cuenta el clima a la hora de hacer deporte en familia.
  • En el deporte en familia hay que comenzar poco a poco.
  • Incluir a otras personas fuera del ámbito familiar para desarrollar una actividad física.
  • Premiar a toda la familia con una actividad física divertida.

En definitiva, cualquier tipo de deporte en familia va a aportar aspectos positivos a todos sus miembros a corto y largo plazo, ya que se incluirán, especialmente, un conjunto de hábitos con el objetivo de llevar un estilo de vida saludable, así como forjar lazos afectivos que perduren en el tiempo, siendo la familia el medio, la diversión la clave y la salud la meta.

¿Quieres más información? ¡Pregúntanos!