FP Deporte

Entrenador: La Gestión En El Fútbol Base

Carlos Montemayor
ENTRENADOR: LA GESTIÓN EN EL FÚTBOL BASE

En cada equipo es necesario que haya una persona encargada de los niños y niñas, y normalmente esa persona es el entrenador. A diferencia de las categorías senior, en las categorías de base solo hay un entrenador. No tiene un segundo que le ayude, ni un fisioterapeuta, ni preparador físico.

Cada día son más los equipos y clubes deportivos que van apareciendo, y cada vez son más los niños y las niñas que se federan en las distintas disciplinas deportivas. En este perfil encajan también los titulados en TSEAS

Todo el mundo piensa que ser entrenador en las categorías de base es algo sencillo, donde basta con enseñarles a jugar al deporte correspondiente y ganar los partidos. Pero eso no es así, el papel que desempeña un entrenador o monitor de base abarca más aspectos de los que uno podría suponer “a priori”.

El entrenador como preparador físico

Dependiendo de la categoría en la que se esté jugando, los partidos durarán más o menos. Pero en todas las categorías los partidos serán de gran exigencia, donde los niños y niñas tendrán que dar el máximo. Por ello, es importante que los niños y niñas consigan en los entrenamientos tener un buen fondo físico, puesto que cualquier deporte lo exige. Los jugadores deben estar preparados para resistir todo un partido de constantes ataques y defensas.

Por lo que el entrenador será el encargado de que sus jugadores sean capaces de aguantar un partido, haciéndole entrenamientos donde consigan un buen fondo físico. Incluso deberá de hacer ejercicios a los lesionados para que se recuperen lo mejor y antes posible.

El entrenador como estratega

No hay dos partidos iguales, siempre cada uno será distinto de los otros, ya que los adversarios serán distintos y tendrán una forma distinta de jugar. Por todo ello el entrenador deberá preparar una táctica para cada partido, que dependerá del equipo al que se enfrente.

El Técnico en Enseñanza y Animación Sociodeportiva a distancia tendrá que trabajar distintas formas de juego y defensas para poder utilizarlas en cualquier momento del partido. Además deberá ser capaz de leer los partidos mientras en estén en juego, saber modificar los sistemas ofensivos y defensivos durante el partido dependiendo de la defensa y el ataque del equipo contrario.

Por todos estos motivos es necesario que el entrenador sea un buen estratega.

El entrenador como psicólogo deportivo

Para el buen funcionamiento del equipo es importante que todos los jugadores estén bien anímicamente y mentalmente. Muchas veces los problemas externos influyen en el rendimiento de los jugadores.

En los equipos de categoría de base el entrenador está tratando con niños y niñas que se están iniciando en el deporte. Como niños que son, les costará saber separar los problemas externos del deporte. Por lo que el entrenador tendrá que actuar como psicólogo deportivo que entienda los aspectos de la personalidad de sus jugadores, que deben potenciarse para un óptimo desarrollo en la evolución del deportista.

El entrenador como coach deportivo

Para que un equipo tenga éxito es necesario que todos sus jugadores estén unidos y formen un gran grupo dentro del campo. Para conseguir esto el entrenador tendrá que ejercer de coach deportivo, desde la perspectiva de formar el entramado de personalidad del equipo, aunando y potenciando las habilidades sociales, dotando al grupo de conciencia de equipo, donde haya mutuo apoyo y la necesidad de superación constante.

El entrenador gestiona en el fútbol base

El entrenador como relaciones publicas

Muchos equipos necesitan patrocinadores para poder conseguir dinero ya que estar federado no es barato. Por lo que muchos entrenadores que no pertenecen a grandes clubs, tendrán que ser excelentes relaciones públicas para conseguir patrocinadores y poder sacar los equipos adelante.

Además el entrenador es la imagen del equipo y del club, por lo que tendrá que tener buenas relaciones con los otros equipos y clubs. También debe gestionar, entre otros, un buen ambiente con los padres de sus jugadores que a la postre serán la afición incondicional que los apoye.

Aunque no debe dejarse someter por la presión que acompaña a la competición, en la que tantos elementos interactúan, como son las opiniones de los padres, de la afición contraria, árbitros, equipo contrario, etc.

El entrenador como educador

No debemos olvidar que los entrenadores de categoría base están tratando con niños y niñas, por lo que formarán parte de su educación. El entrenador mediante el deporte tiene que intentar enseñar a sus jugadores a ser mejores personas. Durante este periodo son mucho los valores que les podemos influir a los niños y niñas, como son el esfuerzo, la responsabilidad, compañerismo, trabajo en equipo. Además de valores también le enseñaremos unos hábitos saludables.

Por todo ello, las virtudes de un buen “Entrenador” serán:

  • Sabe captar la atención de sus jugadores.
  • Tener una fuerte ética de trabajo e integridad.
  • Tener una actitud positiva.
  • Tener autoconfianza.
  • Tener habilidades de comunicación y saber escuchar.
  • Tener habilidades para resolver los problemas y los conflictos.
  • Saber trabajar en equipo y hacer que el equipo trabaje.
  • Saber motivar a los demás.
  • Tener capacidad de sacrificio.
  • Saber tomar decisiones.
  • Búsqueda constante para actualizarse y mejorar sus habilidades.
  • Saber administrar el tiempo.
  • Saber controlar sus emociones.
  • Saber autoevaluarse y redefinirse.
  • Conocerse a sí mismo y ser capaz de conocer a los demás.

Todas estas habilidades se pueden agrupar en cuanto a su campo de actuación en:

  • Habilidades Técnicas: Relacionadas al conocimiento, la especialización, las técnicas y herramientas propias del Balonmano (o deporte que aplique). Son las que se exigen para conseguir el título de, al menos, "Monitor".
  • Habilidades Sociales: Son las habilidades desarrolladas para relacionarse  con la gente en cualquier ámbito. Se le suponen, aunque realmente hay muchas carencias. ​
  • Habilidades ASERT (Análisis, Síntesis, Exposición, Resolución y Transmisión): Se refieren a la formulación de ideas, comprensión y análisis de relaciones abstractas, desarrollo de nuevos conceptos, solución creativa de problemas y conflictos, etc. Estas serían las que conformarían el nivel alto de capacitación, añadiéndolas a las anteriores.

 

¿Quieres más información? ¡Pregúntanos!