FP Deporte

Los mejores destinos de España para practicar turismo activo

Delfín Contreras
 Turismo activo España

No hay mejor sensación para muchos que la de poder disfrutar del aire libre y de las oportunidades que el medio natural ofrece en diferentes ámbitos. España ocupa una superficie de 505.955 kilómetros cuadrados, lo que la sitúa entre los cincuenta países más extensos del mundo y eso nos hace tener una amplia variedad de zonas y terrenos donde elegir realizar multitud de ejercicios y dinámicas deportivas, entre ellas actividades en el medio natural, más conocidas como turismo activo.

Asimismo, la riqueza natural de España le ofrece al Grado medio TECO un gran filón a la hora de desarrollarse profesionalmente. Este técnico de grado medio podrá trabajar en una empresa de turismo activo realizando diferentes dinámicas grupales que cada vez son más populares en nuestro país.

La demanda de actividades de deporte turístico al aire libre en España ha crecido exponencialmente. En 2018 se aumentaron hasta un 40% los viajes con el objetivo de disfrutar del deporte y la naturaleza. El senderismo, el cicloturismo y el surf son algunos de los deportes más practicados en este pasado 2019 en todo el mundo. Además, ennuestro país disfrutamos de una magnífica situación geográfica y una orografía que permiten distribuir en muchos lugares diferentes actividades de turismo activo, pudiendo elegir entre algunos entornos naturales de ensueño.

El turismo activo está orientado a un perfil de viajero aventurero. Aunque anteriormente se focalizaba en un público joven, poco a poco se ha ido abriendo hasta un rango de edades más amplio. A diferencia del turismo convencional, éste busca un viaje diferente, con  emoción y dinamismo, muchas veces realizando actividades que permitan al usuario sentir el riesgo y la adrenalina. Además, ofrece la oportunidad de conectar de forma diferente con la naturaleza, lo que añade una mayor motivación a este tipo de vacaciones alternativas.

Aragón y Andalucía, los mejores destinos de turismo activo

Como anteriormente se comentaba, existen muchos lugares donde practicar el turismo de aventura en España, teniendo acceso a multitud de actividades en el medio natural, ya  sean de agua, aire, nieve o de tipo terrestre. Entre los destinos más destacados en la búsqueda de deporte y naturaleza destacan principalmente Aragón y Andalucía, con una amplia oferta vinculada al turismo de aventura.

Si el viajero busca una zona de aventura entre pinares y ríos su destino ideal es el Pirineo aragonés o el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. En invierno podrá disfrutar del esquí en la zona del Pirineo, donde encontrará varias estaciones de esquí como la de Formigal-Panticosa, Astún o Aramón Cerler, que se sitúan entre las mejores de España.

En primavera y verano, el turista que visite Aragón podrá practicar actividades como el descenso de barrancos, rafting y piragüismo en los ríos Gallego y Cinca. Si por el contrario lo que busca es un tipo de turismo activo más tranquilo, esta zona del norte del país cuenta con miles de kilómetros señalizados para realizar cicloturismo y montañismo. En ellos podrá disfrutar del deporte y la naturaleza en un entorno de gran belleza y colorido.

Al sur, el turismo activo en España cuenta con una de las comunidades más extensas. En Andalucía, el turista podrá disfrutar de un clima envidiable, con muchas hora de luz solar y temperaturas que oscilan entre los 25-40 grados. Estas condiciones atmosféricas hacen que este sector sea uno de los principales motores económicos. Los surfistas pueden disfrutar de las extensas playas de El Palmar o Conil de la Frontera en Cádiz.

En verano se pueden realizar multitud de actividades acuáticas, desde windsurf y kitesurf en Tarifa (Cádiz), buceo en las maravillosas aguas de Cabo de Gata (Almería) hasta deportes como la vela y navegación en la Costa del Sol.  En invierno, la estación de esquí de Sierra Nevada es una de las mejores del país debido a su características meteorológicas y su luz solar, que la convierten en un gran reclamo para amantes del snowboard y del esquí alpino. Existen multitud de excursiones con raquetas de nieve y de rutas senderistas para disfrutar además del entorno del Parque Nacional de Sierra Nevada, donde se encuentra el pico más alto de la Península Ibérica, el Mulhacén con 3482 metros.

La belleza de la naturaleza y la fauna se puede disfrutar también con rutas senderistas, quads, caballos y bicicleta por la zona de Parque Natural de la Sierra de Cazorla, del Segura y Las Villas (Jaén). Vistas preciosas y un gran contraste de colores verdes que hacen que el entorno ofrezca la pureza natural que tanto se necesita para desconectar del día a día.

Otros espacios interesantes para practicar deporte turístico

Aunque Aragón y Andalucía cuentan con inmensos espacios naturales en los que disfrutar del deporte y la naturaleza, en el resto del país también se pueden encontrar opciones atractivas para el turismo activo, con un medio natural rico y aspectos culturales o históricos por descubrir.

Castilla y León es un ejemplo de ello. Su enclave y su naturaleza están llenos de bosques que animan a realizar actividad física en parques de aventura, ideales para niños y adultos. Una de las visitas obligadas en esta comunidad es Parque Natural de las Batuecas-Sierra de Francia, un entorno de gran riqueza cultural y un importante patrimonio histórico-artístico, contando con pinturas rupestres, restos de minas romanas o ermitas y monasterios repartidos por todo su territorio. Además, en el entorno natural se pueden encontrar también cañones creados por la acción del agua, ofreciendo así rutas para descenso en kayak y navegación salvaje con canoas.

Avanzando hacia el norte se encuentra Asturias, una tierra llena de contrastes y repleta de ríos, lugares montañosos y de costa que permiten realizar multitud de actividades en el medio natural, como piragüismo descendiendo el famoso río Sella, surf en sus costas (localidades como Villaviciosa, Ribadesella, Gijón…) y rutas senderistas o a caballo en Picos de Europa. Además, su cultura y gastronomía son uno de sus atractivos principales.

Otro lugar donde perderse en sus verdes paisajes es Galicia. La comunidad ofrece gran variedad en su oferta cultural y gastronómica, es un destino obligatorio para muchos viajeros que buscan la paz y el contacto con la naturaleza en el Norte de España. El famoso Camino de Santiago es una de las actividades más conocidas en todo el mundo. Se puede realizar a pie, en bici, a caballo e incluso en barco desde multitud de lugares. Excursiones a la costa da Morte, Rías Baixas y Termas de Ourense pueden ser maravillosas para ver un enclave diferente a lo conocido en el resto de España. Además, existen multitud de actividades como descenso de barrancos o piragüismo en sus ríos y cañones, como el Ulla, Tambre, Miño y Deza.

Pero esto no es todo. Los amantes del cicloturismo podrán moverse por toda la geografía española disfrutando de hermosos paisajes, aunque destacan en este aspecto las vías verdes que ofrece el Camino de Santiago (Galicia), la vía verde del Aceite (Andalucía) o la de la Jara (Castilla-La Mancha), que les permitirán circular de manera cómoda y segura. Estos recorridos también pueden hacerse a pie o a caballo.

Se puede decir, a modo de conclusión, que España ofrece un gran abanico de posibilidades tanto en turismo convencional como en el activo. Está claro que lo que anteriormente se muestra es una escasísima parte de todo lo que se puede visitar en este país, pero quizás de esta manera podamos hacernos una idea del potencial de nuestra riqueza natural de cara al mundo, con entornos fantástico donde realizar multitud de actividades.

 

¿Quieres más información? ¡Pregúntanos!