FP Sanidad

Principales funciones del Técnico de Farmacia

Victoria Pérez
Una joven Técnico de Farmacia comprobando los productos en las estanterías de una farmacia

En España hay más de 22.000 farmacias según datos del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, consolidándose como la red más grande y accesible de Europa. Todos estos establecimientos esenciales para garantizar la salud de la sociedad cuentan con un equipo de profesionales que puedan dispensar productos y brindar asistencia y asesoramiento a los usuarios, funciones características del Técnico en Farmacia y Parafarmacia.

El establecimiento farmacéutico cuenta con especialistas de diferentes niveles formativos que establecen una jerarquización de las tareas. Asimismo, el farmacéutico será el encargado de regentar la oficina de farmacia y el responsable de las acciones que se realicen en la misma, mientras que las funciones del Técnico de Farmacia y Parafarmacia a distancia son de carácter puramente ejecutivo, donde estarán en contacto con los clientes para prestarles un servicio lo más completo posible.

Ocho funciones del Técnico en Farmacia

El perfil del Técnico en Farmacia y Parafarmacia es multidisciplinar, pudiendo ejercer todo tipo de funciones. De igual modo, este profesional no solo podrá trabajar en un establecimiento farmacéutico, sino que también tendrá la posibilidad de desarrollarse profesionalmente en parafarmacias, establecimientos de fitoterapia, laboratorios del sector o almacenes de medicamentos, así como en farmacias hospitalarias. Entre las múltiples funciones del Técnico de Farmacia destacan:

  1. Dispensación de productos farmacéuticos. El técnico tendrá la responsabilidad de informar al usuario sobre las características del producto que adquiere, así como de las indicaciones de uso.
  2. Toma de constantes vitales como la presión sanguínea, el nivel de oxígeno o glucosa en sangre. Este profesional realizará estas funciones siempre bajo la supervisión del facultativo. También se podrá encargar del registro de otros parámetros somatométricos como el peso y la altura.
  3. Uso de aplicaciones informáticas para la tramitación de recetas. El técnico deberá conocer las herramientas digitales para la gestión de recetas farmacéuticas.
  4. Asesoramiento en productos parafarmacéuticos. Este profesional tendrá la capacidad de asesorar a los clientes sobre todo tipo de productos que no tengan carácter médico, desde higiene íntima, hasta cuidado capilar o alimentación.
  5. Atención básica en situaciones de emergencia, prestando atención de primeros auxilios según el protocolo establecido.
  6. Realización de tareas administrativas. Entre las funciones del Técnico en Farmacia destaca la gestión de la documentación generada en el establecimiento.
  7. Mantenimiento del material y los equipos para el correcto estado de todas las instalaciones del establecimiento.
  8. Asistencia al farmacéutico en la elaboración de productos farmacéuticos y parafarmacéuticos. Con sus conocimientos profesionales, el técnico podrá colaborar con el facultativo en la elaboración de productos en la oficina de farmacia.

Aunque las funciones del Técnico en Farmacia quedan claramente definidas, muchas veces pueden ser parecidas a las del farmacéutico o el auxiliar de farmacia. Por ello, es necesario establecer las principales diferencias entre estos profesionales que a menudo suelen confundirse.

 

Diferencia entre Técnico de Farmacia y farmacéutico

Como se ha mencionado anteriormente, la principal diferencia entre el Técnico de Farmacia y el Farmacéutico es su formación. Mientras que el técnico cuenta con una FP de grado medio, el farmacéutico debe disponer de un Grado Universitario en Farmacia, pudiendo profesionalizar sus funciones con un máster o un doctorado.

Por otro lado, el farmacéutico adquiere en su formación unos contenidos médicos más especializados, quedando habilitado para la fabricación de productos farmacéuticos en los que podrá ser asistido por el Técnico en Farmacia. Dichos conocimientos le permitirán de igual modo ofrecer asesoramiento sobre cuestiones médicas a los usuarios, mientras que el técnico únicamente podrá informar sobre las características e indicaciones de los productos y siempre bajo supervisión del facultativo.

Finalmente, otro de los aspectos que diferencian a estos dos profesionales es que el farmacéutico podrá ejercer como regente de la farmacia y será responsable de todo lo que ocurra dentro del establecimiento, incluso del trabajo de los técnicos y auxiliares.

 

Diferencia entre Técnico de Farmacia y Auxiliar de Farmacia

Muchas personas usan el término de auxiliar de farmacia para referirse al técnico, pero sin duda este es un error muy frecuente. La principal diferencia entre el Técnico de Farmacia y el auxiliar de farmacia radica en su formación. Así, el auxiliar no necesita ningún tipo de formación específica, pudiendo optar a este puesto siempre que cuente con las aptitudes necesarias para ello.

En lo referente a funciones, están mucho más limitadas que las del técnico. De esta manera, sus funciones son puramente logísticas, gestionando la recepción y disposición de productos en el establecimiento y encargándose del mantenimiento del local. Por ello, este profesional es cada vez menos frecuente, ya que las farmacias solicitan cada vez más personal formado como el Técnico en Farmacia que puedan satisfacer la necesidades de los clientes.

¿Quieres más información? ¡Pregúntanos!