FP Deporte

El triatlón, sus modalidades y las principales lesiones

Miguel Ángel Areque
Persona preparándose en una pista de atletismo

El triatlón aunque es una disciplina deportiva relativamente reciente en la historia de los deportes, es uno de los ámbitos que más crece en número de adeptos año a año en España. Este deporte es una combinación de tres modalidades deportivas: natación, ciclismo y atletismo, cuyos practicantes tendrán que contar con la ayuda de un Técnico en Conducción de Actividades en el Medio Natural para su correcto desarrollo.

¿Cuáles son las modalidades del Triatlón?

En el triatlón se practican tres modalidades deportivas diferentes que varían en la distancia según la modalidad en la que se compite, sin dar apenas tiempo a asimilar que se está practicando una de ellas cuando se tiene que hacer el cambio, conocido en el ámbito deportivo como transición.

Al ser un deporte de resistencia, la forma física de los triatletas se ve mejorada de una manera muy completa, ya que se incluye a la natación, el ciclismo y la carrera en los que se ven implicados la mayoría de grupos musculares del cuerpo humano. El orden de las disciplinas siempre es el mismo y el reloj se para solo al final de la prueba.

Por otro lado, el triatlón se practica, la mayoría de las veces, en época de verano, ofreciendo a los triatletas un contacto con la naturaleza y nuevos desafíos que serán llevados a cabo gracias a la ayuda de los profesionales en el ámbito deportivo. De este modo, las pruebas no solo dependen de la distancia sino también de las dificultades naturales.

Aunque el triatlón es un deporte que se practica individualmente, dependiendo de las modalidades del triatlón la disciplina puede convertirse en colaborativa. Todos los triatletas salen de la misma línea, teniendo que desarrollar la misma distancia y circuito, teniendo en cuenta los reglamentos deportivos, así como las pautas para no llegar a un sobreentrenamiento. En este sentido, los atletas tendrán también que relacionarse con los demás deportistas.

La combinación de las modalidades del triatlón hace que el hecho de destacar en una de ellas no implique el éxito en la totalidad de la prueba, algo que permite que las competiciones estén más igualadas en general y que pequeñas diferencias en alguno de los segmentos o incluso en las transiciones sean determinantes en el resultado final.

Las principales lesiones que pueden sufrir los triatletas

Como se ha mencionado, el triatlón es un deporte completo y en el que se practican varias disciplinas. Esto hace que exista un riesgo de lesión para los triatletas a tener en cuenta por parte de los expertos en deporte para prevenir lesiones. En este caso, algunas de las lesiones más frecuentes coinciden con las lesiones en nadadores, ciclistas o atletas:

  • Tendinitis en hombro. Esta lesión de triatleta es común en nadadores, ya que puede producirse por una mala técnica de brazada o por elevada carga de trabajo. El hombro está en continua actividad durante la natación, realizando movimientos constantes en cada una de las brazadas. Por otro lado, la tendinitis suele producir un dolor agudo en el hombro, por lo que la aplicación de frío hará bajar la inflamación de la zona. Los especialistas recomiendan un trabajo previo y alternativo de entrenamiento de fuerza en la zona para fortalecerla y evitar así la aparición de la lesión.
  • Síndrome de la cintilla iliotibial. Esta lesión de triatlón es también conocida como ‘rodilla del corredor’, aunque también se puede dar en ciclistas. Se trata de una inflamación de la cintilla, una banda muscular que baja desde la cadera hasta la parte externa de la rodilla que produce dolor agudo en la zona próxima al menisco externo. Dicho dolor no es permanente, sino que puede aparecer solamente en actividades de impacto como correr, aunque dependiendo de la inflamación, también molesta al pedalear o incluso al caminar. Además, se recomienda parar la actividad que se esté desarrollando para evitar que se produzca una posible fractura por estrés. Al igual que ocurre con la tendinitis, es aconsejable un trabajo de fuerza previo y durante la lesión, así como aplicación de frío que reduzca la inflamación.
  • Tendinitis en rodilla. Dentro de las modalidades del triatlón, esta lesión es frecuente en ciclismo y puede variar dependiendo del tendón que se vea afectado. En algunas ocasiones, parece razonable pensar que las lesiones más frecuentes serán en zonas que se trabajan mucho durante la actividad, como es el caso de la rodilla en cada una de las pedaladas. Sin embargo, las tendinitis más comunes en ciclistas suelen ser las del tendón rotuliano que une la rótula y la tibia. Dependiendo de la graduación de la lesión, ésta podrá tratarse con frío y reposo de actividad deportiva o con intervención quirúrgica. Otra tendinitis común triatletas en ciclismo es la de pata de ganso, donde se ven afectados los tendones de los músculos semitendinoso, recto interno y sartorio. A diferencia del caso anterior, no se suele recurrir a la cirugía.
  • Fracturas por estrés. El triatlón es un deporte donde la carga de entrenamiento debe ser repartida entre tres disciplinas, pudiendo ser complementada por un trabajo adicional de fuerza. Dependiendo del momento de la temporada, los triatletas se tendrán que enfrentar a sesiones doble o triples. A modo de ejemplo, triatletas de élite como Mario Mola o Javier Gómez Noya entrenan las tres modalidades deportivas casi a diario, por lo que el nivel de exigencia físico es muy alto. De esta forma, en deportes en los que el desgaste muscular es bastante elevado se puede producir lo que se conoce como fractura por estrés, lesiones que se originan por una sobrecarga de trabajo o mala ejecución técnica y que afectan a diferentes huesos del organismo como la tibia o el metatarsiano del pie.

A modo de conclusión, el triatlón es un deporte que tiene características y dificultades propias de tres disciplinas. Por ello, las exigencias hacia los triatletas no solo es física sino también tienen que tener una implicación personal. Por otro lado, estos deportistas tendrán que desarrollar un correcto entrenamiento a nivel de progresión y carga, siempre bajo la supervisión de personas cualificadas.

¿Quieres más información? ¡Pregúntanos!