Másteres Online

Método Montessori, una innovadora técnica educativa

Samara Heredia Torres
La metodología montessori

A lo largo de la historia, las técnicas desarrolladas en el ámbito educativo para el aprendizaje de los más pequeños han ido evolucionando. De hecho, algunas, aunque se descubrieron hace tiempo, se siguen implantando en diferentes escuelas del mundo e impartiendo en estudios superiores como en el Máster en Atención Temprana e Innovación Educativa. Una de las más populares actualmente es el método Montessori, una metodología educativa donde prima la capacidad espontánea para aprender que tienen los niños.

La metodología Montessori es una técnica que facilita el procedimiento de educación. Fue creada por la pedagoga María Montessori,  una de las figuras más influyentes del siglo XX en el ámbito educativo italiano. Esta científica dedicó parte de su obra y vida a mejorar la educación infantil, implantando su filosofía e introduciendo innovadores conceptos.

¿Qué es el Método Montessori?

Hace un siglo el método Montessori fue una revolución en el sector educativo y cuya filosofía se conserva a día de hoy. María Montessori, mediante la observación real a niños, agrupó diferentes teorías sobre la educación infantil que se centran en que los más pequeños deben ser autosuficientes y tener libertad para aprender en un ambiente que les sea estimulante.

De esta manera, la pedagogía Montessori es significativa por presentar un entorno donde cada elemento tiene una razón de ser para el desarrollo del aprendizaje y la disciplina positiva de los niños. Además, esta técnica se puede implantar en todos los periodos educativos, desde el nacimiento hasta la mayoría de edad, promoviendo el respeto, la solidaridad y la socialización de cada individuo.

Aunque esta teoría fue pensada con fines académicos, hoy en día, muchos padres la aplican también en casa. En la metodología Montessori el adulto es un guía que tiene un papel meramente orientador. La persona responsable tendrá que ayudar a desarrollar el potencial y la confianza de los niños, así como a estimular su disciplina interior y las habilidades sociales de estos.

Entre las principales características del método Montessori destaca sobre todo un aprendizaje por medio de la experiencia, el fomento de la independencia psíquica y física de los pequeños, la libertad de elección y la buena preparación del ambiente, así como la del adulto encargado de ejecutar la técnica.

Cuáles son los principios básicos de la metodología Montessori

A través de la metodología Montessori se desarrollaron unos principios básicos que responden a las necesidades físicas y psíquicas de los niños y les ayuda en el proceso educativo.

  • Mente adsorbente. María Montessori aseguraba que la inteligencia de los niños se desarrolla por su vida psíquica que le ayuda a construir su propia identidad. Es decir, a diferencia de los adultos, los pequeños aprenden desde su nacimiento a base de las experiencias, ya que la mente de estos absorbe de forma natural todo lo que le rodea.
  • Buen ambiente. Este principio tiene relación con el anterior, ya que es importante crear un entorno adecuado que brinde a los más pequeños todo lo que necesiten. En la metodología Montessori para ayudar al aprendizaje del niño hay que cuidar hasta el mínimo detalle, adaptando el mobiliario, disponiendo de los materiales apropiados o propiciando un ambiente sereno.
  • Autoaprendizaje. Según el método Montessori hay que dejar que los más pequeños aprendan solos, sobre todo en las actividades diarias (vestirse, comer, aseo). Esta técnica fomentará la cooperación entre el niño y el adulto y es una de las fases más importante del desarrollo entre los cero y tres años. 
  • El aprendizaje mediante el juego. La pedagogía Montessori afirma que para los niños no existe diferencia entre el trabajo y el juego. A diferencia de los adultos, para los más pequeños el juego es algo apasionante que les ayuda a descubrir el mundo que les rodea. De hecho, el aprendizaje a través del juego aumenta su capacidad de concentración y es indispensable para su desarrollo psicofísico. Un ejemplo puede ser el teatro infantil.
  • Historias no fantasiosas. En la primera etapa infantil los más pequeños no comprenden la realidad, ya que es algo que están descubriendo. Por ello, el método Montessori recomienda que los adultos deben contar historias creativas, pero con objetos conocidos y personajes reales. De esta manera, los niños podrán construir su propia identidad y se sentirán identificados.

Cómo implementar el Método Montessori en casa

Como se ha mencionado antes, la metodología Montessori fue pensada para implantarse en el ámbito educativo, pero con el paso del tiempo muchos padres y madres han visto en esta técnica una posibilidad de desarrollar el aprendizaje de sus hijos aplicando el método Montessori en casa.

Relacionado con esto, hay que tener en cuenta lo que María Montessori llamó “periodos sensibles”. En estas fases, la mente absorbente de los pequeños es guiada por fuertes instintos, lo que hace que estos se centren en un determinado aspecto de su entorno según la etapa de crecimiento en la que se encuentre.

Estos periodos sensibles de los que se habla en la pedagogía Montessori duran poco tiempo y suelen finalizar cuando los niños han alcanzado esas habilidades. Por ello, es importante que los adultos conozcan el inicio de estos y puedan ofrecerles a los menores un ambiente y actividades adecuadas. Para implantar este método a la crianza de los hijos, los padres deben seguir algunos consejos:

  • Asegurarse de que el entorno donde se encuentra el niño es agradable.
  • Escuchar con atención y responder a todo lo que pregunten.
  • No infravalorar o ridiculizar las acciones del niño. 
  • Aceptar sus opiniones e ideas con frecuencia.
  • Dejar que explore el entorno con naturalidad.
  • Evitar criticar las acciones del niño.
  • Dirigirse al niño con respeto. El adulto es un ejemplo a seguir.
  • Respetar los errores cometidos por el niño, ya los corregirá él solo.

El método Montessori es una técnica que pone énfasis en el aprendizaje de los más pequeños y en su nivel de desarrollo. Esta herramienta implantada por muchos países en diferentes escuelas y en los hogares ayuda al niño a conseguir un crecimiento integral de sus capacidades físicas e intelectuales donde la inteligencia, así como el respeto tiene cabida.

¿Quieres más información? ¡Pregúntanos!