FP Informática

¿Qué son los sistemas operativos y qué tipos existen?

Alberto Ortiz
Chico de espaldas trabajando en un escritorio con tres ordenadores con diferentes sistemas operativ

Actualmente, el mundo de la informática está presente en todos los ámbitos de nuestra vida, desde los astronautas que se ayudan de ordenadores para las exploraciones espaciales hasta las más sencillas herramientas que las empresas utilizan para llevar a cabo la gestión de su negocio. Es por ello que es muy importante conocer aspectos básicos como, por ejemplo, qué son los sistemas operativos y el uso que tienen en nuestro día a día.

Cuando se habla de los sistemas operativos, muchas personas pueden pensar que se trata de un concepto complejo, pero no son más que un conjunto de programas que nos permiten utilizar nuestro ordenador de manera práctica en el día a día. Es por esto que son considerados una de las partes fundamentales dentro de la informática y un aspecto importante para un Técnico en Sistemas Microinformáticos y Redes.

Los primeros ordenadores no contaban con sistemas operativos, ya que funcionaban mediante procesamientos por lotes. No fue hasta los años sesenta, cuando surgieron los primeros que no permitían realizar muchas acciones y a día de hoy serían considerados bastante rudimentarios. A partir de los noventa surgieron los más útiles y conocidos, entre los que se sitúa el nacimiento de Windows 95, que marcó el precedente a lo que sería el sistema operativo Windows en el futuro.

Los sistemas informáticos, intermediarios entre máquinas e individuos

Los sistemas operativos son el conjunto de programas que permiten controlar todos los recursos, servicios y aplicaciones de un ordenador. Estos facilitan la interacción entre el usuario y los programas, así como con los dispositivos de hardware del ordenador, asegurándose de que estos no interfieran entre ellos. De esta manera, se podría decir que los sistemas operativos actúan como intermediarios entre los usuarios y los ordenadores.

A su vez, dentro de los sistemas informáticos se encuentran varios componentes esenciales, que son los que van a permitir la interacción con el hardware, destacando el sistema de archivos que se encarga de controlar cómo se almacenan los datos en el equipo. Otro aspecto esencial es la interpretación de comandos, que tiene como función comunicar las órdenes que el usuario ha dado en un lenguaje que el hardware pueda interpretar.

 

Funciones de un sistema operativo

Para conocer bien el uso que se les puede dar a los sistemas operativos y poder sacarles el mayor partido, es muy importante saber cuáles son sus funciones principales:

  • Interfaces del usuario (UI): Es la parte del sistema que permite cargar programas, acceder a archivos y realizar otras funciones. Existen tres tipos principales de interfaces: las que utilizan comandos, las que se basan en textos para ejecutar las órdenes y las interfaces gráficas de usuario, en las que se interactúa con el teclado y con el ratón.
  • Administración de recursos: Permite administrar los recursos de redes y de hardware de los sistemas informáticos, como serían la CPU, los dispositivos de almacenamientos o los periféricos de entrada y salida.
  • Administración de archivos: Se encarga de controlar la creación, borrado y acceso de archivos de datos y de programas.
  • Administración de tareas: Estos programas se encargan de administrar la realización de las tareas informáticas de los usuarios finales. Esto significa que pueden distribuir una parte de los recursos a una tarea en particular e interrumpir a la CPU en cualquier momento para sustituir las tareas según la prioridad.
  • Servicio de soporte: Sirve para ayudar a resolver los problemas que los usuarios o los hackers éticos puedan encontrar, mediante actualizaciones de versiones, mejoras de seguridad o correcciones de errores de software.

Tipos de sistemas operativos y diferencias entre ellos

Hoy en día, la mayoría de personas que compran un ordenador solo hacen uso del sistema operativo que viene instalado por defecto, ya que es la opción más cómoda para ellos, y esto no significa que utilizarlos sea algo malo, pero es importante saber que es posible actualizar o sustituir estos sistemas operativos por cualquier otro a elección del usuario.

Es por ello que todos los sistemas informáticos están diseñados con el objetivo de ser intuitivos y sencillos de usar, aunque muchas personas puedan pensar que solo existen unos pocos sistemas operativos, realmente existe una gran variedad de estos, cada uno creado para un tipo de usuario y con un aspecto único. Entre los más comunes encontramos:

  • MS-DOS: Este sistema operativo fue desarrollado y lanzado por Microsoft para los ordenadores personales IBM en 1981 y era considerado el más avanzado en la época. Se controlaba mediante comandos simples que a día de hoy pueden ser utilizados en Windows y fue reemplazado por el sistema operativo Windows.
  • Windows: Es el sistema operativo líder en el mercado, debido a su facilidad de uso y su gran compatibilidad con todo tipo de programas. En 2015 se lanzó la versión más reciente del sistema operativo, Windows 10. Una versión que se caracteriza por ofrecer a sus usuarios una mayor seguridad y fiabilidad y un sistema más ligero que consume menos recursos.
  • MacOS: Pertenece a la compañía Apple y es el sistema operativo oficial de los ordenadores Mac. Este sistema está pensado especialmente para personas que trabajan en diseño, gráficos y multimedia, debido a su buena gestión optimizada de las aplicaciones, su sencilla y cómoda interfaz y las ventajas de contar con ‘el ecosistema Apple’, que hace que cambiar entre dispositivos de la marca sea una tarea fácil e intuitiva.
  • Linux: Es un sistema operativo de código abierto, lo que significa que puede ser modificado o distribuido por cualquier persona que lo desee. Esto se considera una gran ventaja, ya que no es necesario pagar por él y se puede elegir entre las diferentes versiones que ofrece. Además, es considerado el sistema operativo más seguro, a pesar de ser poco usado en comparación con Windows o MacOS.

En conclusión, los sistemas operativos han ido evolucionando a lo largo de los años, permitiendo a las personas administrar y controlar los diferentes programas, así como funciones de los ordenadores de una manera sencilla y cómoda. A menudo se cree que el sistema operativo Windows es el único, debido a que su uso es el más extendido, pero cada vez son más las personas que se decantan por otros como MacOS o Linux.

¿Quieres más información? ¡Pregúntanos!