FP Deporte

La anemia del deportista, ¿qué es y cómo se supera?

Antonio Moreno
hombre deportista fatigado sentado en una banca del gimnasio

En el ámbito deportivo cobra vital importancia la valoración de los procesos fisiológicos por parte del Técnico Superior en Acondicionamiento Físico. En este punto, los especialistas tendrán que tener en cuenta que las personas que practican alguna disciplina con frecuencia pueden sufrir la anemia del deportista, ocasionada en mayor medida por una falta de hierro.

La anemia es una de las patologías más frecuente a nivel mundial y afecta a los glóbulos rojos de la sangre que se encargan de la oxigenación de todos los tejidos. Además, existen diferentes tipos de anemias que puede afectar a los deportistas e incidir negativamente en su rendimiento físico, pero en este ámbito hay personas que también pueden presentar una falta de hierro y no tener anemia.

La relación entre anemia y deporte

La relación entre anemia y deporte pasa primero por conocer que la anemia se trata de una falta de hierro que, con el tiempo, se puede convertir en una patología crónica y presentar diferentes fases. En el proceso, si hay una reducción de los niveles de hemoglobina, el organismo recurre al hierro de depósito empeorando así el correcto transporte de oxígeno en la sangre.

Sin embargo, algunos deportistas tienen falta de hierro, pero no presentan un cuadro de anemia diferencial. Estas personas pueden sufrir lo que se conoce como anemia del deportista, sobre todo si practican algunas disciplinas de larga duración (atletismo, natación o ciclismo) o de resistencia.

El hierro es un elemento químico fundamental en el organismo del cuerpo humano porque ayuda a transportar y liberar oxígeno a las células musculares con el objetivo de obtener energía. Sin embargo, si los niveles de hemoglobina disminuyen, el deportista reducirá su capacidad de rendimiento, ya que los músculos no recibirán el oxígeno suficiente para funcionar de manera óptima, provocando la aparición de fatiga, entre otras cosas.

¿Por qué es frecuente la anemia en el deportista?

Algunos estudios científicos que investigan la repercusión y la relación entre la anemia y deporte han enunciado que la disminución de hemoglobina, así como la del consumo de oxígeno son proporcionales, como ocurre en las personas sedentarias. Igualmente, los especialistas, entre ellos, el Técnico Superior en Acondicionamiento a distancia deberá recordar que:

  • La falta de hierro en las personas sedentarias es menor que en deportistas debido a lesiones que se pueden generar durante la práctica del ejercicio físico o por presentar una mayor sudoración. En ocasiones, la anemia en deportistas se puede ver incrementada en las mujeres debido al periodo de menstruación.
  • Las personas que practican fitness, crossfit o powerlifting tienen más riesgo de sufrir la anemia del deportista, ya que su organismo aumenta las necesidades de hierro.

¿Cuáles son los tipos de anemias?

Anemia Ferropénica

La llamada anemia ferropénica se caracteriza por una disminución en la producción de glóbulos rojos y por un descenso de las reservas, tanto de la ferritina sérica como de la hemosiderina. Como consecuencia, la eliminación de CO2 y el aporte de oxígeno es menor, aumentando la sensación de casación en el deportista u otras complicaciones.

Por otro lado, entre las principales causas de la anemia ferropénica destaca el hecho de que los deportistas presenten otras patologías como celiaquía, úlceras en el aparato digestivo o enfermedad de Crohn. Igualmente, este tipo de anemia también se puede presentar por un aporte insuficiente de hierro en la dieta.

Pseudoanemia

La pseudoanemia, también conocida como falsa anemia, en algunos deportistas se puede manifestar en niveles más bajos de glóbulos rojos, hematocrito y hemoglobina, debido al crecimiento del volumen plasmático hasta en un 25%, por lo que las células aunque se encuentren diluidas en más líquido son capaces de transportar suficiente oxígeno.

El tratamiento para la anemia del deportista

Una vez diagnosticada la anemia del deportista, el tratamiento que recomiendan los especialistas en salud es reponer la falta de hierro. Para ello el médico puede recetar algunos productos de suplementación y la ingesta de vitamina C. Por otro lado, las personas que padezcan de anemia del deportista deberán llevar una dieta saludable. Los deportistas que practiquen algún deporte de fuerza, su nutrición tendrá que estar basada en incluir alimentos ricos en hierro de fácil absorción, así como otros que proporcionen un componente nutricional que favorezca esta acción.

Igualmente, tanto los especialistas como los deportistas deberán conocer los alimentos que son ricos en hierro, destacando aquellos de origen animal (hígado, pescado azul) y de origen vegetal (legumbres, verduras, cereales integrales). Además, para mejorar la absorción de este elemento químico también hay que incluir las proteínas a la dieta. Asimismo, los expertos desaconsejan el consumo de café, té o alimentos ricos en calcio después de comer alimentos ricos en hierro.

¿Quieres más información? ¡Pregúntanos!