FP Deporte

Deporte y salidas laborales. Y t√ļ, ¬Ņqu√© quieres ser de mayor?

Chica estudiando tenis

Con 16 a√Īos terminas la ESO y ¬Ņqu√© haces?

A todos nos han hecho varias veces a lo largo de nuestra infancia la misma pregunta¬†¬Ņqu√© quieres ser de mayor?¬†Las respuestas eran de lo m√°s variopintas, y en la mayor√≠a de los casos, nunca eran las mismas. Un d√≠a te levantabas y quer√≠as ser astronauta, otro futbolista, artista, bombero‚Ķ S√≥lo en muy pocos casos (al menos que yo conozca), el ni√Īo en cuesti√≥n dec√≠a ‚Äúquiero ser m√©dico‚ÄĚ (por ejemplo) y hoy por hoy est√° ejerciendo la medicina.

No es f√°cil saber lo que uno quiere ser de mayor. Y menos con 16 a√Īos, cuando terminas la¬†ESO¬†y tienes que decidir si hacer¬†FP, pasar a bachiller o ponerte a trabajar.

Pero la cosa no mejora con la edad. Si le pregunt√°is a amigos que hayan hecho selectividad este a√Īo, algunos seguramente no tendr√°n claro si van a ir a la universidad o no, y si lo hacen, que carrera escoger√°n.

Está claro que a la hora de decidir qué estudiar se tienen muy en cuenta las salidas profesionales de la rama elegida en cuestión. El problema, es que muchas veces se anteponen dichas salidas profesionales a lo que realmente nos gusta ser de mayor.

Como ya dec√≠amos, muchos j√≥venes no tienen claro a√ļn qu√© estudiar de mayor, pero si hay algo que tienen en com√ļn todos ellos: su gusto por el deporte. Esta nota en com√ļn ha hecho aumentar la demanda en los √ļltimos a√Īos de titulaciones relacionadas con este √°mbito.

Deporte y salidas profesionales ¬Ņtiene futuro estudiarlo?

Ya sea porque la gente es cada vez m√°s consciente de que el deporte es salud, o por el mero culto al cuerpo, lo cierto es que desde hace unos a√Īos hasta hoy se ha producido una¬†proliferaci√≥n de empresas deportivas. Adem√°s, si analizamos el Anuario de Estad√≠sticas Deportivas vemos como el gasto en bienes y servicios vinculados al deporte ha ido aumentando a√Īo tras a√Īo y lo sigue haciendo.

Existen muchas titulaciones relacionadas con el deporte, desde Formación Profesional hasta Grado Universitario, además de Másteres y Cursos de Especialización.

Hoy por hoy, un alumno que termine la ESO pero que no quiera entrar en bachiller y con una clara vocación por el deporte puede entrar en una FP de Grado Medio, y con el tiempo, cuando sea mayor (motivación y esfuerzo), puede llegar a la Universidad pasando antes por el Grado Superior.

Pero incluso sin pasar por la universidad, los alumnos pueden obtener titulaciones de máster y cursos de especialización. En el caso de MEDAC, esto se realiza a través la oferta formativa de Especialización Profesional. Dentro de dichos programas, los alumnos pueden optar por distintos itinerarios, desde el Máster en Entrenamiento Deportivo hasta el de Gestión de Empresas Deportivas.

Son muchos los alumnos que han terminado TSEAS, o que vienen de otras titulaciones (Grado en Marketing, Derecho, Turismo, etc.) y deciden estudiar estos m√°steres.

Ahora bien, el auge y el crecimiento del n√ļmero de empresas del sector¬†deporte y salidas profesionales¬†nos hace reflexionar la importancia de estudiar M√°steres relacionados con este hueco de mercado laboral.

Deporte y salidas profesionales

Deporte y salidas profesionales

 

M√°ster en Gesti√≥n de Empresas Deportivas ¬Ņa qui√©n va dirigido?

La respuesta es muy sencilla: a todo aquel que sienta vocación tanto por la gestión como por el mundo del deporte. En este perfil destacan los alumno de TSAF y TSEAS a distancia o presencial.

En este máster, los alumnos aprenden y además ponen en práctica herramientas indispensables para la gestión de una entidad deportiva: desde finanzas hasta marketing, pasando por la realización de análisis, la gestión de Recursos Humanos, etc. Y no sólo eso, sino que fomentamos en los alumnos este espíritu emprendedor, que como ya comentaba en un blog anterior, está siendo la solución al desempleo de muchos de nuestros jóvenes.

Un aspecto que llama mucho la atenci√≥n de esta titulaci√≥n es su¬†enfoque inminentemente pr√°ctico, ya que las herramientas que se explican en clase, luego tienen que ser puestas en pr√°ctica, lo cual facilita y mejora la asimilaci√≥n y retenci√≥n de conocimientos. Y es que como dec√≠a Confucio ‚Äúme lo contaron y lo olvid√©; lo vi y lo entend√≠; lo hice y lo aprend√≠‚ÄĚ

Además, un aspecto muy positivo es que a pesar de que el máster en cuestión está enfocado a la gestión de entidades deportivas y al emprendimiento, los conocimientos que en él se adquieren son extrapolables a otros sectores de actividad.

No obstante, para ponerse al frente de la gestión de cualquier tipo de entidad, ya sea o no deportiva, no basta con tener buenos conocimientos de todas la áreas de la empresa y del sector de actividad en el que nos movemos, sino que también son necesarias lo que llamamos actitudes.

¬ŅQu√© es tener actitud para algo? Una de las acepciones que nos ofrece la RAE para este vocablo es ‚Äúdisposici√≥n de √°nimo manifestada de alg√ļn modo‚ÄĚ. Dicho de otra forma, una actitud es algo inherente a la persona,¬† que no puede ser aprendido en un aula como sumar, hacer un an√°lisis sint√°ctico o una ecuaci√≥n diferencial. Las actitudes definen a la persona, y si bien es cierto que son intr√≠nsecas de cada uno, siempre se pueden mejorar.

Actitudes que debe tener todo empresario del sector deportivo

Las actitudes que debe de tener todo empresario muchas y variadas. Vamos a enumerar algunas:

  • Liderazgo: es la capacidad de influir positivamente en los dem√°s. Un buen l√≠der consigue motivar a sus compa√Īeros de trabajo para llevar a cabo un desempe√Īo sobresaliente en su puesto. Un l√≠der no amenaza, no da √≥rdenes directas, sino que predica con el ejemplo. Tiene una conducta y una forma de trabajar que despierta admiraci√≥n y ganas de superaci√≥n en el resto del equipo. Por eso mismo, un buen gestor no asume el papel de ‚Äújefe‚ÄĚ, sino de l√≠der.
  • Planificaci√≥n de tareas: el gerente de cualquier organizaci√≥n tiene que marcar los objetivos que hay que conseguir, y adem√°s establecer claramente qu√© tareas hay que desarrollar para conseguirlas. A priori puede parece m√°s f√°cil de lo que realmente es, ya que para planificar bien las tareas hay que establecer: cuando tienen que ser llevadas a cabo, por quien, con que herramientas; de forma que se consigan los objetivos marcados, haciendo un uso eficiente de los recursos y logrando que cada miembro de la organizaci√≥n se sienta √ļtil.
  • Gesti√≥n del estr√©s: el gran enemigo de nuestra sociedad. Ciertos niveles de estr√©s son positivos (lo que se denomina eustr√©s), pues nos motivan y nos hacen estar alerta. El problema viene cuando los niveles de exigencia est√°n muy por encima de lo que sentimos que podemos dar. Esa brecha es la que nos causa estr√©s. El estr√©s tiene muchas manifestaciones, y no s√≥lo ps√≠quicas, sino que tambi√©n pueden llegar a somatizarse y ser reflejadas por nuestro cuerpo. Un directivo est√° sometido a mucho estr√©s, pues no s√≥lo tiene grandes niveles de exigencia, sino que su responsabilidad sobre la marcha de la organizaci√≥n es muy alta. Por ello, es importante que aprenda a gestionar dicho estr√©s.
  • Trabajo en equipo: es la capacidad de lograr que el conjunto de la organizaci√≥n trabaje de forma armoniosa y coordinada, de forma que cada uno se sienta a gusto y de lo mejor de s√≠ mismo, a la par que valora el trabajo y esfuerzo de sus compa√Īeros. Con el trabajo en equipo se crean importantes sinergias que son muy positivas para la organizaci√≥n. El trabajo en equipo no es f√°cil, pues siempre hay distintas opiniones, puntos de vista y formas de trabajar. Pero lo interesante viene cuando se aprende a respetar a los dem√°s y se entiende que todas las opiniones son igualmente v√°lidas y que bien enfocadas, todas contribuyen a la consecuci√≥n de los objetivos marcados.
  • Capacidad de adaptaci√≥n: tiendo en cuenta que el entorno organizacional cambia pr√°cticamente de un d√≠a para otro, y que dichos cambios pueden suponer una amenaza o una oportunidad para tu empresa, se hace indispensable que todo gerente sea flexible y sepa adaptarse a dichos cambios. Esto garantizar√° que la organizaci√≥n de adaptar√° al nuevo entorno, y podr√° sacar as√≠ el m√°ximo provecho del mismo. Los empresarios reacios al cambio hace a√Īos que quedaron obsoletos.

Seguramente conocer√©is a amigos que posean varias de estas actitudes, o incluso vosotros mismos os veis reflejadas en ellas. Pero, ¬Ņsignifica eso que si no las poseo todas no podr√© gestionar una entidad deportiva? La respuesta es un rotundo NO.

Como ya dec√≠amos, un buen gestor o empresario, se compone tanto de¬†aptitudes¬†(las que aprendemos en las aulas) como de¬†actitudes¬†(las que son inherentes a nosotros mismos y vamos desarrollando y mejorando con el paso de los a√Īos y la experiencia). Lo interesante es tener una buena proporci√≥n de ambas, lo cual no implica ser excepcionalmente bueno en todas (somos personas ¬°no m√°quinas!).

Como siempre se dice, quien algo quiere algo le cuesta. Para llegar donde quieres llegar no s√≥lo tienes que tener una buena formaci√≥n, sino que tienes que esforzarte d√≠a a d√≠a por hacer las cosas de forma excelente y superarte a ti mismo. Y no s√≥lo eso, sino que hay que aprender de los errores y levantarse de las ca√≠das, porque como me dijo una vez un profesor ‚Äúse aprende las experiencias negativas reforzadas con las positivas‚ÄĚ. Pero al final, todo esfuerzo se ve recompensado, y no hay mayor satisfacci√≥n que llegar donde quieres llegar, sin olvidarse de disfrutar y aprovechar al m√°ximo el camino hacia la meta.

¬ŅQuieres m√°s informaci√≥n? ¬°Preg√ļntanos!