FP Comercio y Marketing

Qué es el networking y cómo trabajar la red de contactos

Por Antonio Navarro Ureña
grupo de jóvenes haciendo networking

Actualmente, dentro del ámbito de los negocios se ha puesto muy de moda el concepto networking, pero seguramente muchas personas que están comenzando en el mundo del emprendimiento se pregunten qué es el networking. Esta palabra, cada vez más frecuente en eventos profesionales, es una de las técnicas imprescindibles dentro de un plan de marketing.

En este sentido, diferentes profesionales de Marketing y Publicidad deberán conocer esta estrategia de relaciones laborales, ya que está destinada a establecer vínculos profesionales entre empresas del mismo sector, tanto si esa organización tiene presencia en internet como si no, el networking aportará un gran valor añadido a la imagen de marca y corporativa.

Qué es el networking y para que sirve

La carta de presentación, el currículum y la entrevista de trabajo son tres herramientas de vital importancia en la búsqueda de empleo del Técnico Superior en Marketing y Publicidad a distancia, pero la cuarta herramienta de gran utilidad para las empresas es la red de contactos.

El networking es una estrategia de carácter laboral que se centra, sobre todo. en crear una buena red de contactos profesionales con empresas que tengan intereses similares. De este modo, esta técnica permitirá a las organizaciones crear oportunidades de negocios con contactos empresariales cuyos objetivos van en la misma dirección. Por otro lado, muchas de las pequeñas empresas no disponen de un departamento de Recursos Humanos, por lo que para darse a conocer necesitan ir a reuniones de networking.

Por otro lado, a las empresas de cualquier tamaño y sector les vendrá bien contar con una buena red de contactos para poner en marcha no solo proyectos de carácter empresarial, sino también diferentes ofertas de trabajo que no se publican en los buscadores. Partiendo de estas premisas, se puede deducir que disponer de contactos empresariales puede ser decisivo para acceder a esos puestos a los que solo unas pocas personas pueden.


Características para tener una buena red de contactos

Por un lado, su tamaño debe ser el adecuado. Los emprendedores deben saber que tener muchos contactos no tiene por qué ser una garantía de acceder a muchas posibilidades de contratación o de ampliación empresarial. De hecho, quizás es preferible una red de contactos más pequeña, pero de mayor calidad.

Por otro lado, los contactos empresariales deben ser dinámicos. Con el paso del tiempo cambiarán su tamaño e incluso sus componentes, pero todo ocurrirá a medida que se analice si la estrategia de networking está proporcionando o no oportunidades reales de contratación.

Consejos para iniciar una estrategia de networking

Contar con una estrategia de networking óptima es fundamental a la hora de conectar con empresas que tienen características similares dentro del mundo laboral, con el objetivo de formar relaciones que ofrezcan un beneficio a ambas partes. Algunos consejos a la hora de elaborar y conservar una red de contactos son:

1. Establecer el objetivo laboral. Debe ser una meta realista y que se pueda conseguir en el medio plazo.

2. Pensar en qué personas de alrededor pueden ayudar a conseguirlo:

  • Amigos y familiares. Comunicar que en un plazo breve de tiempo estarás buscando trabajo en el sector para el que te has formado. Seguro que descubres que en tu entorno más cercano había oportunidades que desconocías hasta el momento.
  • Compañeros de estudios. En breve trabajarán en el mismo sector de actividad, por lo que es un buen comienzo para trabajar en el networking.
  • Contactos online. Utilizar una red de contactos profesional para conseguirlos, diferenciando muy bien entre una red social como Facebook y una red profesional como Linkedin, así como vigilar siempre que las publicaciones no puedan perjudicar la imagen como profesional.
  • Empresas de prácticas. Si se está estudiando Formación Profesional, el módulo Formación en Centro de Trabajo (FCT) supone una oportunidad inigualable para demostrar las competencias y establecer contactos valiosos que no se deben perder.

3. Comunicar a los contactos empresariales que se espera y qué se sabe hacer. Hay que comunicar las expectativas laborales, la cualificación y la experiencia con la que se cuenta. Por ejemplo, el emprendedor tendrá que ser muy cuidadoso con la imagen que proyecta a las empresas a las que se dirige y tendrá que esmerarse en reflejar con detalle los méritos.

4. Establecer una dinámica de trabajo. Por otro lado, las personas que hacen networking deben ser conscientes que buscar contactos con empresas es un proceso que requiere de constancia y paciencia. Para ello se tiene que:

  • Establecer contactos periódicos con los componentes de la red de contactos, estudiando primero cuál será la forma más adecuada de establecer la comunicación.
  • Tener presencia en las redes sociales. De hecho, las personas emprendedoras tendrán que hacer networking por este canal participando de forma activa en la red profesional que aporte valor añadido.
  • Actuar de forma desinteresada. Si en alguna ocasión piden colaboración, no hay que dudar en prestarla. De esta forma también se estará demostrando de qué la empresa es capaz.
  • Acudir a eventos de networking relacionados con el sector. Será una ocasión muy valiosa para conocer a nuevas personas que pueden proporcionar oportunidades laborales futuras.

5. Reflexionar sobre la red de contactos. Los empresarios deberán pensar sobre si sus contactos les están proporcionando suficientes oportunidades laborales.


¿Cuándo comenzar a diseñar una red de contactos?

Como se ha comprobado, hacer networking es establecer una red de contactos utilizando como herramienta la imagen profesional. Esto requiere de una reflexión previa que permita seleccionar un objetivo para, a continuación, identificar los tipos de contactos que pueden ser de utilidad. En este sentido, para comenzar a diseñar una buena red de contactos, los emprendedores tendrán que darse a conocer a través de familiares, amigos, redes sociales o en eventos del sector.

Estas personas proporcionarán información sobre su empresa en particular y sobre el ámbito en general, junto con los contactos periódicos que se mantengan. De este modo, se trabajará una red de contacto de forma paulatina, estrechando las relaciones, lo que permitirá acceder a más y mejor información que otras entidades.

En definitiva, el networking es una gran estrategia que utilizan las empresas para dar visibilidad a sus negocios en un entorno profesional conocido y conseguir inversores o socios que ayuden a conseguir los objetivos propuestos inicialmente, ya que con la red de contactos se establecerá conversaciones con profesionales del mismo sector, así como se creará sinergias con otras entidades colaborativas.